¿Qué es el pueblo?

Cada pueblo representa una comunidad exteriormente visible. La misma sangre, la misma tierra, la misma lengua, cultura, costumbres e historia constituyen un vínculo inseparable, tanto la raza como la historia y la cultura son necesarias al devenir popular.

El pueblo es la vez una comunidad de disposiciones hereditarias y una comunidad de entorno. Cada generación no es más que un eslabón en la cadena que comienza con los más antiguos antepasados y se prolonga en el porvenir con las generaciones futuras. Todas juntas, forman la comunidad popular. La existencia del individuo tiene una finalidad cuando está en íntima relación con el conjunto del pueblo.

Todo portador de sangre viviente de esta comunidad tiene la responsabilidad de dar vida a las generaciones futuras.

Cada pueblo posee sus características étnicas. La composición racial del pueblo determina esta característica.

El pueblo es una comunidad de origen y destino. En tanto que comunidad de disposiciones hereditarias, es capaz de crear y de modelar ampliamente a su entorno.