Los medios de Sionización

Lo que algunos incautos llaman Medios de Comunicación, son en realidad, algo muy distinto. En una sociedad judeocrática, en países con gobiernos sinárquicos, en Estados sionizados; es lógico suponer, que la poderosa maquinaria mediática consiste exclusivamente, de una función: Judeocratizar al mundo.

Es lógico suponer, que la única parte del mundo dessionizada, es la del mundo islámico. Esto debido a que, el conflicto judeo - árabe provocó la casi total emigración de los judíos de los países islámicos. No obstante, el hecho de que pequeñas comunidades judías se mantuvieran en países como Irak y Yemen hasta los 80, y que aún ahora, hay importantes minorías judías en países como Marruecos y Turquía. De todas maneras, los países islámicos son los únicos que tienen una relativamente exitosa desjudeocratización de sus medios. En gran parte, por el profundo y justificado "antisemitismo" que profesan los musulmanes.

Pretendo, por medio de ejemplos, mostrar la decadencia ariofóbica que plaga la industria de la la televisión, la cinematografía y la literatura modernas.

La televisión, un arma del sionismo

El panorama pinta bastante antiario en los canales televisivos. Observemos, por ejemplo, la serie típicamente sionista, tan exitosa, como "La Niñera" (The Nany).

En esta observamos la típica conducta esteriana de las rameras judías. Una mujer, de los barrios pobres judíos - para los judíos, ser pobre es la clase media -, que de todas maneras es una mujer vulgar, sin ningún matiz de elegancia ó refinamiento, llega tras una neurótica serie de relaciones románticas y de trabajos mediocres, a convertirse en niñera de tres rubios niños blancos. Hijos de un productor teatral de origen británico, que es millonario.

Poco a poco, la joven niñera judía, con ayuda de su neurótica madre y de su típica familia judía, logra desplazar a la socia del productor británico - que curiosa ó simbólicamente es una mujer rubia -, y por medio de sus diminutas minifaldas y su comportamiento meretriz, seduce al blanco y británico hombre.

Y así, se da el matrimonio de una judía sionista y un anglosajón millonario. Que nos recuerda la clásica historia de la Reina Ester, la ramera judía que enamoró al Sha de Persia, para cumplir la dominación judeocrática del Imperio Persa. Sólo que esta vez, es enviado el mensaje de que es algo lindo, divertido y bueno, que haya un mestizaje racial y que se repita la historia esteriana.

Ah, y la Niñera, es ampliamente proisraelí en todo su entorno.

Similar sionismo lo mostraba la serie titulada "Seinfeld", cuyo protagonista, el judío Jerry Seinfeld, mostraba su vida como comediante mediocre al lado de sus neuróticos amigos. Amigos que promueven las peores conductas antiéticas y egoístas en orden de cumplir sus propósitos. Las relaciones más antisociales y los romances más vacíos y enfermizos que sólo la mente hebrea puede concebir.

Bien pués, de Seinfeld pasemos a las series de negros, como Family Matters, Moesha, Bily Cosby, El Principe de Bel Air o Cosas de Casa del pequeño Urkel. Muestran numerosísimas familias de negros. ¿Promoviendo la sobrepoblación negra quizás?. Bueno, tal vez estoy exagerando de afrofóbico con esto... pero la sospecha me queda...

La ciencia ficción pareciera más inofensiva, pero los tentáculos siónicos no dejan nada al azar.

Viaje a las Estrellas (Star Trek), hábilmente envía un mensaje típicamente marxista. Si lo notamos bien, en la serie original, la tripulación la conformaban un capitán estadounidense, un ruso, una africana, un japonés, un escocés y además, el extraterrestre vulcano del señor Spock, quien es judío en la vida real, y cuyo apellido "extraterrestre" en realidad es un común apellido judío. La unión de toda la humandiad lejos de las diferencias raciales, políticas, nacionales - es decir, la típica idea globalista y mundialista del judeomarxismo capitalismo -, y religiosas... ¿religiosas?, en realidad nunca se ve a ningún humano practicando ninguna religión.

De hecho, en la cuarta película de Star Trek, viajan a un planeta en el centro de la galaxia, donde un ser autodenominado como Dios, los ataca y al final es destruido por la Enterprise.

Además, en la Nueva Generación, se observan los mismos mensajes comunistas de Star Trek:

- No existen claces sociales de ningún tipo de entre del Estado multiplanetario de la Federación. Nada, nadie es pobre o rico, todos son de la clase media.

- La Federación es supuestamente un Estado democrático, pero jamás se ha visto un elección o un partido político.

- No existe el dinero ni ningún tipo de moneda de cambio.

- No existen las religiones, prácticamente todas las especies de la Federación muestran culturas ateístas. Desde los agnósticos humanos a los racionalistas (¿materialistas dialécticos?) vulcanos.

- Los únicos que practican una religión son los klingon, representados como imperialistas, bárbaros y sanguinarios.

- Los peores enemigos de la Federación son los cardassianos, que curiosamente tienen un gobierno militar, al cual llaman fascista.

Y los ferengi son una especie constantemente interesada en el lucro, el materialismo y el dinero. Ellos mismos se autodefinen como capitalistas, y curiosamente son representados como seres monstruosos, misónginos, degenerados sexuales y de pequeña estatura. Son odiados y repudiados en toda la galaxia. Son mentirosos, traicioneros y embaucadores... y lo más curioso, es que me recuerdan tanto a los judíos. Es como si algún arquetipo antisemita se filtrara entre los guionistas, ó como si los judíos a veces se autorepresentaran inconscientemente.

Pero bueno, creo que estos elementos demuestran las ideas comunistas judeomarxistas tan fragantemente expuestas por Star Trek.

Otras series de ciencia ficción en que no ahondaré, son más ó menos similares, como Babilonia cinco y Star Wars. Pero el principal riesgo de las historias cienciaficcionistas es que muestran gobiernos globales. La Tierra regida por un gobierno mundial, y con todas las naciones entremezcladas. Incluso a veces, muestran gobiernos multiplanetarios unificando a varios mundos.

El mensaje es claro y simple: La maravilla de un gobierno mundial (sionista), y la idea de que, si varias especies pudieron dejar sus diferencias, ¿por qué las diversas naciones humanas no pueden hacer lo mismo?.

La homosexualidad es ampliamente aceptada y promovida por la televisión. En la serie Friends, se muestra a una pareja de lesbianas con un hijo, el cual fué concebido por uno de los protagonistas. Apoyando, ampliamente, las familias sodomistas.

En Buffy la Cazavampiros, la mejor amiga de Buffy, la protagonista, es ni más ni menos que Willow, una judía lesbiana y bruja. Cuya brujería mantiene obvios vínculos con la Wicca. Y en Ángel, una serie derivada de Buffy y cuyo personaje principal es vampiro, muestra a uno de los protagonistas, un negro, siendo pareja de una blanca.

En los Expedientes X se muestra a los malvados "neonazis" matando a "inocentes" judíos, quienes en venganza, en defensa, crean un monstruoso Gólem. Y luego, en un viaje en el tiempo, Mulder debe combatir a los malignos "nazis" del pasado, ayudando a ganar la Segunda Guerra Mundial...

En The Practice, inescrupulosos abogados ayudan a cualquier asesino, violador ó pedófilo que pueda pagarles. Incluyendo a un rabino violador. Y en la serie Oz, observamos la interacción en prisión de diversos grupos carcelarios, donde, ¡oh sorpresa!, los más crueles, sanguinarios y malvados villanos de la serie son - adivinen -, los "nazis". Así es, los personajes llamados Arios -todos el típico estereotipo, skinheads, cristianos y violadores -, todos Nacionalsocialistas, son los más pérfidos y despreciables villanos. Incapaces de la menor muestra de amabilidad ó de sentimiento.

Mientras los negros son simpáticos y cómicos. Muchos de ellos se enfrentan a dramas personales como dejar la droga... uno es un pobre inválido - dejado así por la armas de brutales policías -. Ah, y los negros "musulmanes" son diciplinados, cultos, inteligentes, espirituales y ayudan a todos los demás reos. Son los únicos que no practican el sodomismo y que no consumen drogas. Incluso el líder de los negros "musulmanes", es idolatrado por los guionistas y presentado como un grandioso salvador y sabio hombre...

Creo que esto es bastante claro de como la televisión no podría estar más sionizada...