Michael Wittmann



Michael Wittmann nació el 22 de abril de 1914 en la aldea de Vogelthal en la región de Oberpfalz (Baviera). Hijo de Johann Wittmann y de su esposa Ursula, tenía un hermano (Johann) y tres hermanas (Franziska, Anni y Theresa). Estudio hasta los 16 años y al terminar sus estudios ayudo en el trabajo de la granja de la familia.
Un año después de la ascensión de Hitler al poder, la vida de Wittmann cambiaria radicalmente. El 1 de febrero de 1.934 con 19 años ingresa en el F.A.D./Freiwillige Arbeitsdien, (Servicio de Trabajo Voluntario), que mas tarde se convertiría en el R.A.D./ Reichs Arbeitsdienst, (Servicio de Trabajo del Reich), organizaciones que por aquella época estaban en pleno ascenso.
El 30 de octubre 1934 de Michael Wittmann comenzó un período de dos años en el ejército, y fue asignado a 10. Kompanie del 19. Infanterieregiment, en Arnulf, en la ciudad bávara de Freising cerca de Munich. Aquí empezó a tomar contacto con los blindados, aunque fuera con un Pzkpfw I, y su fascinación por ellos.

Tras dos años en Freising, a los veintidós años, Wittmann no tuvo ningún problema en pasar los requisitos físicos necesarios para entrar en la Allgemeine-SS; un mes después de presentarse como candidato, le asignaron al Sturm 1/92 de la Allgemeine-SS, en Ingolstadt, con el número SS-311623.
El entrenamiento inicial era duro, y los nuevos candidatos tenían que pasar unas exigentes pruebas físicas y médicas: los estándares eran extraordinariamente altos, y un buen número de candidatos era rechazado. El 1 de abril 1937 menos de seis de meses después de su ingreso, Michael Wittmann fue elegido para el SS-Verfugungstruppe (SS-VT), la rama militar de las SS (lo que se convertiría en las Waffen-SS). Ingresó como recluta de la 17. Kompanie en la Leibstandarte-SS Adolf Hitler, y el 5 de abril empezó el entrenamiento en los cuarteles de Lichterfelde en Berlín.

La Leibstandarte-SS Adolf Hitler (LSSAH) fue la primera división que formo las SS-VT, a partir de la guardia personal de Hitler, el (Stosstrupp Adolf Hitler). Había sido creado por Josef Sepp Dietrich a principios de los años 20, por consiguiente, los estándares del reclutamiento, que pusieron énfasis en las cualidades físicas y la disposición de la documentación ancestral apropiada, eran mucho más altos que para cualesquiera de las otras unidades de SS-VT/Waffen-SS. Muchos, incluyendo Sepp Dietrich mismo, se quejaron amargamente por estas reglas, muchas de las cuales rozaron el ridículo. Por ejemplo, si Michael Wittmann hubiera querido ingresar en cualquier fase posterior, habría sido rechazado por su altura.
Wittmann entro en la LSSHA como SS-Mann, el equivalente a Gefreiter en la Wehrmacht, Su entrenamiento inicial fue como tripulante de blindado, y como parte de este entrenamiento lo introdujeron a un número de vehículos ligeros de reconocimiento, incluyendo el Sd. Kfz. 222 y Sd. Kfz. 232. El 9 de noviembre hacia su juramento en el Feldherrnhalle, en Munich, al mismo tiempo que era promovido al rango de SS-Sturmmann. Al año siguiente marcho hacia Austria, que seguía con su incorporación al Reich, con el resto de la LSSHA y mas tarde, ocho meses después, también intervendría en la anexión de los Sudetes. El 20 de abril de 1.939 sería ascendido al rango de SS-Unterscharführer.

Al comienzo de las hostilidades en septiembre 1939, Wittmann, con veinticinco años, servía en el pelotón LSSAH (Panzerspäh-Zug), con el Sd. Kfz. 222 Spähwagen, primero como conductor y después como comandante. Su servicio duro poco y al volver de Polonia le asignaron para el entrenamiento NCO, con la 5. Kompanie del batallón de reemplazo de la LSSHA. Sus superiores habían visto en el un talento emergente y Wittmann no los defraudaría. La division recibió 6 de los nuevos cañones de asalto Sturmgeschütz III Ausf. A (Stug III) autopropulsados y armados con un cañón de 75 mm KwK (Kampfwagenkanone) montado sobre un chasis del Pz. Kpfw. III.

Mientras estaba en Metz en la campaña francesa, al Unterscharführer Wittmann le ofrecieron la oportunidad de entrenar con el nuevo vehiculo y tras probarlo a fondo elegido como comandante de uno de ellos. Wittmann acepto inmediatamente y empezó el proceso para seleccionar a su tripulación, cosa nada fácil ya que no había ninguna experiencia con este tipo de vehiculo. Al final eligió como artillero al Rottenführer Klinck, experto en el uso de Panzer I e II, como conductor al Rottenführer Koldenhöff y como su cargador al Rottenführer Petersen. El entrenamiento con el StuG III era intenso y altamente realista en todos los aspectos, incluyendo un entrenamiento cuidadoso con respecto al mantenimiento de campo, así como el entrenamiento táctico. Wittmann y su equipo tuvieron que familiarizarse con cada centímetro de su vehículo. Tal entrenamiento era esencial, pues sería a menudo necesario realizar tales procedimientos, rápidamente y con seguridad, mientras se estuviera en campaña. El entrenamiento táctico, era esencial para la perfecta coordinación entre los vehículos y la infantería a la que debían apoyar; el realismo de los ejercicios del entrenamiento debía encaminarse a evitar el panorama de los soldados de infantería heridos o muertos accidentalmente.
Finalizado el entrenamiento con los Stug III, en abril de 1941 interviene en los Balcanes (Operación Marita) donde la LSSHA proporciono apoyo a la 9. Panzer Division para el asalto a la ciudad de Skopje, en Yugoslavia. La campaña yugoslava de la LSSHA termino en una semana y la division fue enviada a Grecia donde ya seria una autentica unidad de combate y de la que ya formaban parte oficiales como Kurt “Panzer” Meyer, que se haría famoso por el asalto al paso de Klissura. Michael Wittmann y su equipo de StuG III también jugaron su parte en este asalto y el posterior empuje hacia el lago Kastoria, asistiendo a la captura de 12.000 hombres de la 13ª división griega. Atenas finalmente fue tomada a finales de abril.

La operación "Barbarossa", la invasión alemana de Rusia empezó el 22 de de junio de de 1941 y Wittmann no tardaría mucho en intervenir en ella. El 12 de julio, StuG III de Wittmann fue requerido para moverse a una posición ventajosa en una colina, señalada como punto 65.5. Después de alcanzar su objetivo el Rottenführer Klinck, artillero de Wittmann, diviso tanques enemigos que se acercaba rápidamente. Después de buscar una posición que ofreciera ventaja visual adicional, dieciocho tanques T34/76 fueron avistados, un grupo de doce y otro grupo de seis. Después de ordenar a su conductor Koldenhöff llevar el vehículo de nuevo en el lado izquierdo de la colina, Wittmann preparó a su equipo para el combate colocándose para encontrarse con los T-34/76 de frente. El primero fue alcanzado con un impacto directo del cañón 75 mm KwK. Como el Stug III no tiene torreta móvil toda la responsabilidad fue puesta en el conductor Koldenhöff, que con habilidad consumada coloco rápidamente el vehículo en una posición ventajosa conveniente que permitió al artillero Klinck lograra hacer de nuevo blanco en otro T-34/76 que salto en llamas.
En pocos segundos, el cargador Petersen había metido otro proyectil en el cañón.
Después de un impacto cercano de otro T34/76 (y un artillero ruso con una puntería muy pobre), Wittmann maniobro para alcanzar el borde de un pequeño bosque y planear su siguiente movimiento. Mientras que realizaba un reconocimiento rápido a pie, Wittmann vio un tercer vehículo enemigo y de repente sonó una explosión. Después de la polvareda se encontró con el T34/76 destruido. La iniciativa de Klinck y sus habilidades en la observación y de la artillería habían sido decisivas. Mientras que ambos vehículos habían encontrado simultáneamente, el artillero de Wittmann había estado bastante mas alerta en localizar, avistar y golpear el blanco. Al volver a su cúpula, Wittmann fue el primero en felicitar a su experto artillero.

Wittmann acabo con 6 T-34/76 ese día (también demostró su carácter al salvar de las llamas a tres de los tripulantes del ultimo tanque ruso destruido), ganando la Cruz de Hierro de Segunda Clase.
Cuando Dietrich le pregunto si tenia alguna petición especial, le dijo que se le diera asistencia medica a los tres soldados rusos.
Wittmann siguió su campaña exitosa con la LSSHA hasta la caída de Rostov el 20 de noviembre de 1.941. Un día después recibiría la Panzer-Kampfabzeichen (Distintivo de Asalto Panzer) de plata por haber participado en 25 combates contra tanques enemigos.
Después de un año en Rusia volvió a Baviera a la Junkerschule, la academia militar de las SS en Bad Tölz y como muchos otros cadetes, Wittmann encontró el entrenamiento el más duro que él había tenido nunca. Todas las áreas fueron cubiertas, y los ejercicios mentales y físicos eran severos, diseñados llevar a cada cadete al límite de sus capacidades. Se hacia énfasis en la camaradería y la cooperación, e inculcaron a los oficiales la idea de que aunque eran en última instancia responsables de las acciones de su equipo, ellos debían siempre verse como miembros de ese equipo.
El entrenamiento concluyó el 5 de septiembre, y Wittmann fue destinado al batallón de reemplazo de los SS Panzer en Weimar (Pz. Ers. Abt. 500) en Padeborn, como comandante de pelotón. El 21 de diciembre 1942, ya como SS-Untersturmführer fue enviado a Francia a entrenarse con el nuevo tanque Panzerkampfwagen VI Ausf. H/E (Pz. Kpfw. VI, Sd. Kfz. 181) Tiger, armado con el potente cañón de 88 mm L/56 KwK 36. Como anteriormente debió elegir su tripulación y que acabo siendo formada por el Rottenführer Balthasar Bobby Woll como artillero, el Rottenführer Karl Berges como cargador, el Rottenführer Gustav ' Gustl ' Kirschmer como conductor y el Rottenführer Herbert Pollmann como operador de radio y de la MG-34. Las tripulaciones de los Tiger podía sufrir cambios con el tiempo, pero Wittmann siempre quiso que Bobby Woll fuera su artillero. La Leibstandarte volvió al frente ruso en enero de 1.943 con el recién creado I SS Panzerkorps en el que también se integro a la II Panzerdivision “Das Reich” y la III. Panzerdivision “Totenkopf” y Wittmann empezaría la campaña como comandante de un pelotón ligero formado por Panzer III Ausf. J.

No seria hasta principios de abril cuando recibiría el nuevo Pz. Kfw. VI Tiger y la compañía seria rebautizada como 13. Kompanie.
El Tiger que Wittmann mando en la batalla de Kurks era el nº 1331, el 13 por la compañía, el 3 por el pelotón y el 1 como comandante de pelotón.
El primer día de la batalla de Kurks (Operación Zitadelle) 5 de julio de 1.943, la compañía, mandada por el Hauptsturmführer Kling, se dirige al norte desde su punto de partida cerca de la ciudad de Bykovka, con instrucciones de atravesar de las defensas soviéticas situadas al sur y al sureste de la ciudad. Fue un mal día para Wittmann, que aunque lograron destruir 8 T-34 y 7 cañones antitanque, en una de sus muchas salidas ese día su tanque piso una mina que daño las cadenas e hirió de gravedad a su cargador Walter Koch. La tripulación estaba formada por Bobby Woll (artillero), Siegfried Fuss (conductor), Max Gaube, sustituto de Koch, (cargador) y Karl Lieber (radio-operador).
El 14 de julio la compañía tenía solamente cinco Tiger operativos, un número que ascendió a nueve el 17 de julio, y debió retirarse a una posición al oeste de la ciudad de Byelgorod.
Habían perdido a muchos hombres, y a pesar de los éxitos de la compañía Tiger, Kursk todavía estaba en las manos de los soviéticos. Simplemente, las tropas alemanas habían sido abrumadas por la fuerza numérica de sus opositores. El plan de cerrar el saliente de Kursk había fallado.
Después de una temporada de descanso en Italia tras la derrota de Kurks, Wittman volvería por tercera vez a Rusia donde la situación había ido de mal en peor y ahora el ejército soviético avanzaba imparable. Asignaron a la compañía de Wittmann la tarea de capturar la ciudad de Brusilov al oeste de Kiev, en Ucrania.
El 13 de noviembre de 1.943, él y su equipo logran destruir más de dos docenas de vehículos, entre tanques y cañones antitanque. A pesar de estas acciones era evidente que no se podía hacer frente a tal superioridad durante mucho tiempo.

El 21 de noviembre fue un día intenso para Wittmann y su tripulación, con problemas en su Tiger debido al recalentamiento del motor por una avería.
Acabaron con 13 T-34 y 7 cañones antitanque (con el SS-Sturmmann Bobby Warmbrunn como artillero) y los informes incluyen un encuentro, MP-40 en mano, con tres tripulantes de uno de los T-34 destruidos, donde Wittmann recibió una herida en la barbilla sin mayores consecuencias.
A mediados de diciembre, acompañado de otros dos Pzkpfw VI Tiger, fueron sorprendidos por una veintena de T-34 en los alrededores de la ciudad de Meshiritschka, a pesar de lo cual pudo acabar con seis de ellos, con Bobby Woll de nuevo manejando el poderoso cañón de 88 mm. Durante las batallas alrededor de Berdichev a finales de diciembre, Wittmann fue nombrado comandante de la compañía. El 2 de enero de 1944, tenía doce Tiger bajo su comando y el nuevo año trajo también la aparición del nuevo y temible T34/85, armado con un cañón de 85mm.
Los primeros días de enero fueron fructíferos para Wittmann, que acumulaba 56 victorias en el periodo comprendido desde julio de 1.943 al 7 enero de 1.944; los días 8 y 9 otras diez victorias, siendo propuesto el día 10 de enero para la Cruz de Caballero por el comandante divisional, SS Oberführer Theodor "Teddi" Wisch, que recibiría cuatro días mas tarde. Durante este breve periodo de tiempo, Wittmann elimino otros 22 tanques enemigos, lo que elevaba la cifra de victorias a 88 (en 80 de ellas con Bobby Woll de artillero), solo en los días 12 y 13 dejaron fuera de combate 16 T-34 y tres cañones antitanque. Antes de terminar el mes ya había conseguido su victoria 100 y el 30 de enero le notificaron la concesión de las Hojas de Roble para la Cruz de Caballero, además de ser ascendido al rango de Obersturmführer.
El 15 de febrero de 1.944 sustituye a Heinz Kling como comandante de la 2. Kompanie del SS Panzer Abteilung 101 y su ultima acción en el frente ruso la llevaría a cabo en la intervención de la “Das Reich” y la LSSHA para liberar los 35.000 soldados atrapados en la bolsa de Tscherkassy, obteniendo otras 9 victorias.

Wittmann estaba en Francia, desde abril, cuando los aliados desembarcaron en Normandia, lo que marcaría su vuelta a la acción. Al día siguiente al desembarco recibió la orden de trasladarse con la 2. Kompanie desde su base hasta Normandia vía Paris. La ruta que tuvieron que tomar era algo precaria e insegura, como quedo demostrado al recibir varios ataque aéreos que acabaron con 5 hombres, entre ellos al Unterscharführer Kurt "Quax" Kléber, primera baja de la compañía en la campaña francesa.
Uno de los Tiger resulto dañado (el que ahora mandaba Bobby Woll, ahora Unterscharführer con su propio vehículo). Wittmann no desaprovecho la ocasión de contar de nuevo con su viejo camarada como artillero y en la noche del 12-13 de junio llegaron con 6 Tiger (los otros 6 de la compañía estaban dañados o averiados) a la aldea de Villers-Bocage.

En principio el papel de Wittmann era de reconocimiento de los movimientos de los británicos en la zona, poniéndose en marcha a las 6 de la mañana del día 13 de junio, intentando camuflarse de los aviones aliados avanzando entre la vegetación. A 150 m de la colina 213, un sargento le informa de una columna aliada que se acerca, entre ellos el 4th County of London Yeomanry (C.L.Y.) de la 22th Armoured Brigade (7th Armoured Division “Desert Rats” Guiño, equipados con tanques Cromwell y Sherman “Firefly”.
El Sqn (escuadrón) A del County of London Yeomanry se situó al este de la aldea, mientras el Sqn B lo hacia al oeste, controlando el cruce de la carretera que conducía a Caumont, mientras el mando del 4th C.L.Y. se establecía en la calle principal de Villers. Una brigada de fusileros con 12 vehículos semiorugas M3 y 3 tanques Stuart M5A1 se desplegó directamente detrás del Sqn A.
Wittmann medito la situación. No podía dejar pasar la oportunidad, pero cualquier contacto por radio con el cuartel general habría sido interceptado por los británicos.

Tampoco podía esperar apoyo, ya que no había tropas alemanas en las cercanías y solo disponía de 6 Tiger, nº211 (SS- Ostuf. Jürgen Wessel), nº221 (SS-Ustuf. Georg Hantusch), nº222 (SS-Uscha. Kurt Sowa), nº223 (SS-Oscha. Jürgen Brandt), nº233 (SS-Oscha. Georg Lötzsch) y nº234 (SS-Uscha. Herbert Stief). Hay cierta confusión sobre la numeración del Tiger que Wittmann utilizo ese día. Los informes hablan de que se subió al nº 234 de Herbert Stief, pero que tras avanzar 20 metros este se paro, y tuvo que cambiar al nº 222 de Sowa y otras fuentes hablan del Tiger nº 231, el caso es que se admite generalmente que era el nº222, llevando como tripulación al SS-Uscha. Walter Müller como conductor, el cargador Sturmmann Günter Boldt, el operador de radio Sturmmann Günther Jonas y como artillero a Bobby Woll (con su Tiger averiado volvía a ser el artillero temporalmente). Wittmann había ordenado a Stief avisar al puesto de mando y con Kurt Sowa, Georg Hantusch y Jürgen Brandt, se puso en marcha hacia el pueblo.

Wittmann dirigió su Tiger de frente hacia los vehículos inmóviles del Sqn. A, cogidos totalmente por sorpresa y fuera de sus vehiculos, con Bobby Woll disparando en marcha tan rápido como podía. Los británicos hicieron lo más inteligente que podían hacer, dispersarse y salir pitando, ya que poco podían hacer a pie contra un Tiger. En esta primera pasada 15 vehiculos fueron destruidos entre ellos 2 Cromwell y un Firefly de la brigada de fusileros, además de dos cotracarros de 6. libras y tres Stuart. Al entrar en el pueblo se encontraron con los 4 Cromwell del HQ, destruyendo tres de ellos, y varios vehiculos M3 (estos con el fuego de la MG34). Del Sqn A muy pocos pudieron escapar de la sorpresa inicial, entre ellos el capitán Patrick Dyas, que inteligentemente había movido hacia atrás su Cronwell por una calle lateral. Mientras tanto el Sqn B ya estaba alertado de la presencia de los Tiger.
Wittmann entro cautelosamente en el pueblo, sin darse cuenta de que tenia detrás al Cromwell de Dyas, pudiendo esquivar un encuentro con un Sherman Firefly (con un cañón de 17. libras, tan potente como el 88 de un Tiger, no debe tomarse a la ligera) mandado por el sargento Stan Lockwood, del Sqn B.

Dyas, que se mantenía a distancia segura entre tanto, vio su oportunidad y disparo dos veces con el 75 mm de su Cromwell pero ambos se hicieron humo en el blindaje del Tiger. No tuvo segunda oportunidad, Woll giro la torreta y disparo de lleno al Cromwell, aunque pudo salir del tanque mientras este ardía. Su conductor y su artillero no tuvieron tanta suerte.
El Tiger de Wittmann se dirigía entonces al encuentro del Sqn B por la rue Clémenceau cuando un disparo de un cañón anticarro de 6. libras le alcanzo en las cadenas, quedándose parado delante del almacén Huet-Godefroy. Wittmann y su tripulación salieron del tanque a toda prisa sabiendo que no podían hacer nada más y con la esperanza de poder recuperar el Tiger mas tarde, dirigiéndose a pie al puesto de mando de la 130. Panzer Lehr donde presento el informe de la situación. Mas tarde unidades de Panzer Lehr volvieron a Villers-Bocage, pero el factor sorpresa ya se había perdido, por lo que la situación de la mañana no pudo repetirse. Las perdidas habían sido de 6 Tiger (tres pudieron recuperarse mas tarde) y cinco Pzkpfw IV

Los británicos perdieron ese día (13 de junio 1.944) en Villers-Bocage 30 tanques ese día destruyó 12 tanques (5 Cromwell, 3 Stuart y 4 Sherman) y 15 vehiculos de diverso tipo (semiorugas M3, autoametralladores Bren y tranportes diversos). Lo que esta claro es que la acción de Wittmann en Villers-Bocage fue una muestra de observación, improvisación, decisión, valor.

El 22 de junio le fueron concedidas las Espadas para su Cruz de Caballero, entregadas por Hitler en Berchtesgaden, y ascendido a Hauptsturmführer. También se le ofreció el puesto de instructor en Paderborn, que rechazo, volviendo otra vez a Normandia. Pero la situación en Francia fue de mal en peor para las tropas alemanas, incluido el s.SS Pz. Abt. 101 de Wittmann.

8 de Agosto de 1.944

En agosto los aliados lanzaron la operación “Totalize” destinada a acabar con la resistencia alemana en torno a Falaise y el s.SS Pz. Abt 101 fue agregado a la 12. Ss Pz. Gren. División Hitlerjugend, mandada por Kurt “Panzer” Meyer. La tripulación del Tiger de Wittmann estaba ahora formada por el Unterscharführer Karl Wagner como artillero, el Sturmmann Günther Weber como cargador, el Unterscharführer Heinrich Reimers como conductor y el Sturmmann Rudolf Rudi Hirschel como operador de radio y la MG34. El pequeño Kampfgruppe tenía un total de alrededor de sesenta vehículos, y Wittmann tenía bajo su mando solamente ocho Tiger operativos para enfrentarse a los casi 600 tanques aliados de la operación Totalize. La tarea de Wittmann era atacar Cintheaux, entre Caen y Falaise, y ocupar las alturas al norte del pueblo. A las 12:30 se encontró con 4 Sherman de la 4th Armored Division canadiense disparando contra ellos, sin alcanzarlos.

A partir de aquí todos los datos son confusos. Según los informes alemanes, a las 12:47, el Tiger nº 007 habría recibido un disparo en las cadenas quedando inmovilizado. El Hauptschführer Hans Höflinger declaro haberlo visto inmovilizado pero intacto a las 12:55, pero no pudo acercarse. Poco después el Tiger de Wittmann fue localizado por elementos de la Hitlerjugend, destruido y con la torreta separada del chasis, como si se hubiera producido una explosión de la munición dentro del tanque. Según los expertos esto pudo causarlo un Sherman “Firefly” (en el año 2006, Joe Ekins, que había servido con los Northants Yeomanry, declaro que había sido su Firefly el que acabo con Wittmann) o un cohete de un Hawker Typhoon, que es la versión mas extendida.

Michael Wittmann murió el 8 de agosto en St. Aignan de Cramesnil, siendo enterrado en el campo junto a su tripulación. En 1.983 al realizar unas obras en una carretera cerca de Cintheaux fueron encontrados sus cuerpos y trasladados al cementerio de La Cambe donde reposan desde entonces.
Extraído del Foro NacionalSocialista Ortodoxo.