El Águila en la simbología NacionalSocialista



Dentro de la amplia variedad de símbolos que caracterizan la ideología Nacionalsocialis­ta ha sido siempre la esvástica o cruz gamada la que ha acaparado los estudios de especialistas en simbología y emblemática habiéndose realizado numerosos trabajos sobre su oculto sentido y significado, estudios que van desde el plano de su significación mítico-simbólica hasta los as­pectos de carácter científico y matemático que originan su formación y determinan su simbolismo mágico para los pueblos arios. De estos trabajos sobre la cruz gamada nos haremos eco en posteriores números.

Pero otro de los emblemas, símbolos o motivos fundamentales que acompaña de forma habitual a la cruz gamada durante el período del III Reich es el Águila, ornamento mucho más conocido y representado en multitud de soportes desde la antiguedad más remota. La decisión de utilizar el águila junto con la esvástica como emblema oficial del Reich corresponde a Adolf Hitler en persona y el modelo utilizado se corres­ponderá con un diseño personal bosquejado por su pluma del que se han conservado bocetos en acuarela fechados en 1.920. A partir de este modelo original utilizado por el NSDAP y posteriormente por el Reich NacionalSocialista se realizarían múltiples versiones e interpretaciones iconográficas que serán usadas profusamente por todas las ramas de la administración del Reich y del partido.

De este modo el águila y la esvástica constituyeron el emblema nacional del nuevo estado alemán y su uso se difundió por todo el Reich teniendo especial aplicación en la regalía y uniformoelogía nacional. A partir de 1.938 el genial arquitecto Albert Speer diseñaría las águilas colosales que se han hecho famosas en los documentales y que presidirían las tribunas de fondo de los grandes estadios construidos durante esta gloriosa etapa de exaltación popular. Algunas de ellas, de grandes dimensiones fueron dinamitadas por los vencedores del conflicto mundial, y otras, capturadas por el ejército Rojo continúan expuestas en el Museo del Ejército en Moscú. Se encuentran cautivas a la espera de que un día las liberemos y sean restituidas al lugar que merecen y del que nunca debieron salir.

Denominación Convencional

La denominación normalizada del em­blema oficial del Reich es... ”motivo de águila con las alas extendidas llevando entre sus garras una corona de hojas de roble dentro de la cual figura en forma oblicua una cruz gamada”. No vamos a hacer en este trabajo un recorrido pormenorizado de cual fue la utilización de este emblema por parte de las organizaciones del NSDAP ya que sobre este tema se han publicado extraordinarios tra­bajos de especialistas a los cuales se puede remitir el lector interesado. De exhaustivos y casi definitivos se pueden calificar los realizados por Jorge González Crespo pu­blicados en la prestigiosa Editorial San Martín. (Regalia del III Reich. Organización e insignias del partido. Organización e insignias de las Fuerzas Armadas.)

Sentido mágico del símbolo

Lo que queremos resaltar en este sencillo estudio son los aspectos simbólicos e histó­ricos que caracterizan la figura del águila y cómo esos aspectos determinaron su elección por parte del Führer para acompañar, en condiciones de equidad, al sagrado símbolo de la esvástica.

Un símbolo es una imagen, un signo; en definitiva, cualquier expresión sintética de una idea fundamental. Es la idea pura en su precisa expresión. Es una condensación ex­presiva y precisa, el cual corresponde por su esencia al mundo interior (intensivo y cualitativo) en contraposición al mundo exterior (extensivo y cuantitativo). Esta es una característica a destacar: La capacidad del símbolo de resumir una idea tan fundamenta e importante en el tiempo y el espacio para mostrarla ante nuestros ojos. No debemos pues por ello pensar en los símbolos como si fueran una mera figura plástica fruto de la imaginación. Son signos concretos y visibles que encierran una idea o principio fun­damental comprensible sólo para aquellos cuya conciencia es afín. Así pues, es necesario que el conocedor acceda con ella hasta el plano sutil donde vive la idea que el símbolo representa. De este modo ellos, los símbolos, ocultan un significado porque ésta es una de sus funciones; preservar una En­señanza Sagrada para el futuro de la humanidad, y evitar que caiga en manos de quienes podrían hacer un mal uso de tal conocimiento. En este sentido el símbolo se convierte en un ser vivo que mantiene su contacto, a manera de cordón umbilical, con el plano sutil de la Ideas Superiores. Cuando esta relación se corta. el símbolo pierde su significado trascendente limitándose a lo concreto. El símbolo deja de ser tal para quedar convertido en la apariencia; ahora es solamente un signo, una figura literaria, un juguete de la mente, una alegoría hueca y carente de sentido. Por este motivo los símbolos auténticamente manifestados cons­tituyen una forma de expresión perfecta para plasmar los conceptos espirituales, gracias a su sintetismo.

El águila solar

Identificada desde siempre por todas las civilizaciones como la Reina de la aves, la Reina de los aires, el ave de Júpiter, el ave real, el ave de Ganímedes, el ave del trueno o de las tormentas, el ministro alado del Rey de los Dioses, el águila desempeña un papel preponderante en todas las leyendas, mi­tologías y religiones de los pueblos de raíz indoeuropea. Pues una de las características que destacan sobre otras y que se repiten con la cruz gamada es la práctica ausencia de representación iconográfica del águila en los pueblos de raíz semítica, de inspiración cosmológica esencialmente lunar.

Símbolo universal de la Creación, las aves junto con el huevo cósmico simbolizan como desde el origen del Mundo el Espíritu de Dios planeaba sobre las aguas primordiales en forma de ave. El ave simboliza el alma capaz de abandonar el cuerpo, representación de la inmortalidad que después dc la corrupción del cuerpo se remonta a las regiones celestiales. Así la letra A del sistema jeroglífico egipcio se representa por la figura del águila, significando el calor vital, el origen, la vida, la libertad, la luz; esta palabra, que expresa conocimiento, símbolo de la altura, del espíritu identificado con el Sol, se considera esencialmente luminosa y participa de los elementos aire y fuego. Como se identifica con el Sol y la idea de la actividad masculina fecundante de la naturaleza, el águila simboliza también al padre.

Como es el ave que vuela más alto es por tanto la que mejor expresa la idea de la Ma­jestad divina. Ave de Zeus-Júpiter, símbolo de la luz celeste y solar, a la que se supone capaz de mirar fijamente al Sol sin perder por ello la vida, pasa a ser por esto la mensajera del Dios Helios. Son las que aportan a los hombres las bebidas de la inmortalidad reservadas a los Dioses; un águila o un halcón, mencionado en la lite­ratura védica, roba el soma que lleva Indra. El águila fue siempre un símbolo del "Corazón" o del "Centro" del mundo es­piritual y por ello se asocia a los cultos tributados al Sol. Con su vista poderosa re­presenta el omnipenetrante ojo del vidente, símbolo de elevada intuición espiritual.

Perspectiva histórica

Brevemente haremos un repaso de las diferentes civilizaciones que la utilizaron como elemento característico de su poder e influencia en infinidad de soportes y representaciones. Desde occidente hasta la zona oriental de Eurasia su presencia ha sido abundantísima. Tradicionalmente sólo los valientes que demostraban ser buenos guerreros mediante actos de bravura tenían derecho a adornarse con plumas de águila. Aparece en Macedonia y en las monedas y estandartes de la Roma imperial; el poder de volar, de elevarse para dominar y des­truir lo inferior es con seguridad la idea esencial del simbolismo del ave de Júpiter, también llamada ave de la tempestad o de las tormentas. Se venera en la civilización sumeria como encarnación del Dios del Viento y es objeto de culto entre las tribus guerreras de norteamérica. En Escandinavia simboliza el tronar del viento y está cerca del gallo Fjalar cuyo canto anunciará el fin del mundo y el crepúsculo de los dioses. La poderosa águila Garuda de la mitología India es el corcel del dios Vishnu, la montura del Sol, vencedor de todos los monstruos por su brillo y resplandor.

Es distintivo de reyes entre los persas y figura entre los estandartes de Ciro. Bajo Ptolomeo I fue incluso emblema de Egipto. Alejandro la introdujo oficialmente en Euro­pa como figura numismática y heráldica imitándolo sus sucesores Diádocos. En las monedas romanas es de uso común sim­bolizando el poder de las legiones y del imperio. El mismo emplazamiento de la ciudad de Roma se lo inspiró a Rómulo y Remo el vuelo de las águilas. Bajo el solio romano estas águilas conquistaron imperios y reinos y bajo su sombra se gestaron los cimientos de la futura Europa.

Entre los griegos y los persas estaba consagrada al Sol (águila heliaca); para los druidas era el supremo Dios; con el nombre de Ah, la casta sacerdotal egipcia la con­sagró a Horus y los coptos le rendían culto bajo el nombre de Ahom. Aparece vinculada a la fundación de Moscú en su variedad bicéfala y fue objeto de veneración y sacri­ficios en el México precolombino. El emble­ma nacional mexicano del águila llevando entre sus garras una serpiente remonta su origen a la fundación mítica la antigua Tenochtitlán.

En Europa aparece en multitud de em­blemas, estandartes, banderas, blasones, escudos y monedas y su representación iconográfica es variadísima. En Grecia, con los medas y en la dinastía Aqueménida su uso es muy frecuente. Según Jenofonte, cuando Ciro iba a atacar a los asirios, un águila sobrevoló sus ejércitos que resultaron vencedores en la batalla.

Durante la Edad Media se le atribuyeron prerrogativas mágicas y fue colocada por príncipes y soberanos en sus escudos de armas. En su presentación bifronte fue usada profusamente en centroeuropa y se adoptó como distintivo por los duques de Baviera, Bohemia, Silesia. Austria, Polonia y Brandenburgo. Los Reyes Católicos la introdujeron en el escudo de España y la casa de Austria la implantó en las armas reales españolas. Tras la guerra civil el estado nacional la incorporó al escudo de España bajo la advocación de San Juan.

El águila aún sigue siendo hoy el distin­tivo de las banderas y escudos de nume­rosos países y naciones que lo lucen con orgullo en sus escudos y banderas. Es ade­más el emblema de numerosas órdenes mili­tares. Después del Concilio de Nicea, llamado de los teólogos el águila figuró incluso como atributo de la Teología; un águila calva, de cabeza blanca, es el emblema nacional de los Estados Unidos de Norte­américa... la lista sería interminable.

Pero sobre todo el águila es la heroína de numerosas leyendas; ella vuela también hasta la India en busca de la actita, "la piedra de las águilas" , que activa la eclosión de los huevos y precipita los alumbramientos...

Por todo lo expuesto a nadie sorprendió que el Führer eligiera como símbolo que acompañara inexcusablemente a la venerable esvástica en su representación iconográfica y emblemática a un águila de alas extendidas cuyos orígenes se remontan a las más antiguas tradiciones de los pueblos ario­-indoeuropeos. Vinculada desde siempre al culto solar, su simbolismo racial fue adicionado magníficamente en su plasmación material a la potencialidad energética y al mágico simbolismo que ya de por sí ema­naba del telúrico mandala de los arios. Aguila solar y esvástica unidas como símbolo unigénito de una raza y de una sangre.

El sueño de Juliano el Apóstata

No queremos terminar este breve trabajo sin dejar de recordar por la carga simbólica y mágica que encierra, el sueño del empe­rador-filósofo romano Juliano (emperador 361-363) conocido como el Apóstata porque intentó recuperar para el imperio las sagradas tradiciones ancestrales que fueron traicionadas por su antecesor Constantino tras su conversión al cristianismo (a nuestro juicio él fue el auténtico apóstata y no Juliano), mandando cerrar los viejos Tem­plos iniciáticos, las Universidades griegas y helenísticas, los centros de oratoria y los talleres artísticos.

Juliano, guerrero, filósofo, estratega. pensador y hábil estadista brilló con luz propia en las decadentes postrimerías del debilitado Imperio Romano. Como tantos otros después también él ordenó a sus tropas incendiar las naves y combatió hasta la muerte para defender occidente de las invasiones extranjeras. Murió muy joven asesinado probablemente por aquellos en los que había depositado su confianza. Se dice que la noche antes de morir, tuvo una visión...

...vio el águila imperial de Roma que volaba hacia Oriente y se refugiaba por casi dos milenios en las montañas más altas del mundo. Luego volvía a Occidente con un símbolo sagrado entre sus garras y el imperio la aclamaba.

Hitler el Hombre (León Degrelle)

Hoy, para satisfacer a casi todo el mundo, debe proclamarse que Hitler fué un "tarado", atiborrado de pastillas, que se lanzaba sobre las alfombras para devorarlas a dentellada limpia y que, además de todo eso, por otra parte, era un inútil que no servía para nada.
Bien; no me puedo retener... Tengo que manifestar lo que vi: Hitler era un genio brillantísimo. Estaba abatido, ciertamente.

Mostraba la palidez de quien, desde 1939 debía soportar todo un mundo a cuestas. Más en su cuerpo era fuerte y su figura reflejaba la potencia deslumbrante de su espíritu.
Al contrario de lo que puedan afirmar cientos de ignorantes, Hitler fue el mayor genio militar que conoce Europa, tras desaparecer Napoleón. La planificación de todas la grandes batallas fue obra suya. Pero además, y antes de eso, fué el hombre de estado que logró proporcionar a su país la eficacia política, el espíritu de solidaridad y la prosperidad económica. De 1933 a 1939 hizo de un pueblo vencido y arruinado el más fuerte y más organizado de Europa...

Además de todo esto, fué un gran renovador social. Tan sólo él, en el mundo del siglo XX, ha conseguido eliminar el desempleo; ¡dio trabajo a más de seis millones de personas!. Consiguió para los obreros, salarios elevados, condiciones decentes en el trabajo, casas bonitas, ocios sanos y organizados, automóviles asequibles, vacaciones pagadas, gran bienestar material, ayudas familiares, dignificaron del trabajo y respeto para los trabajadores en una comunidad popular reconciliada.

Estaba allí, con él, ante un fuego donde crepitaban las ascuas. Era un hombre sencillo, sin vanidades ni complejos. Su primera reacción cuando nos sentamos y contemplar mis botas rusas de grueso fieltro ruso fue comentarme: "Mañana deberá hablar en una empresa de Berlín donde le he organizado todo para que de una gran conferencia y no puede ir calzado de esa manera".
Mi uniforme estaba, más o menos, presentable, pero llevaba calzadas aquellas feísimas y toscas botas soviéticas. Me preguntó: "¿Qué número calza?". Contesté el 42. El usaba el 43.
Se levantó y de un armario sacó un par de botas suyas, metió al fondo de ellas unos trozos de papel y me las dio para que me las probara. Me quedaban bien y quedé calzado con las botas del Señor de Europa... Con Hitler era así como acontecían las cosas.

Era un hombre que apenas reparaba en las faltas de los que con él trataban; así en una ocasión en que estaba reunido con sus mariscales y para agasajarlos se levantó de la mesa y volvió con una botella de buen champán, en cada mano, dándoselas a los presentes y eso que el detestaba las bebidas alcohólicas.

Era un artista que sentía profundamente cualquier manifestación del Arte y se interesaba por todo lo bello, desde un cuadro o una escultura de mármol hasta un acto de heroísmo.
Sentía curiosidad por todo. Había leído una multitud de libros.

¿Qué eran, comparados con él, los hombres políticos del Occidente democráticos, impregnados de mediocridad?. Por ejemplo, Briand que pensaba que el Concilio de Trento, creyendo entender treinta, creía había sido alguna reunión de treinta personas famosa por algo... O un Laval que, enviado a Londres para visitar su torre, pregunto "¿Que torre?" ¿Quién se acuerda de un Deladier, de un Blum o de un Raynaud?. O, en Bélgica ¿de un Pierloto de un Guttenstein?. Los jóvenes no tienen ni la más remota idea de quienes pudieran haber sido los tales citados. Pero de Hitler, quiérase o no: ¡Continuará, por siempre, en el recuerdo de los hombres!.
Allí, con él, pasé horas extraordinarias. Hitler me demostró ser un hombre tranquilo y serenamente satisfecho... Habló del Frente y también de Política. Todo lo que le decía, confirmaba aquello de lo que habíamos hablado tan extensamente en nuestro primer encuentro, 8 años atrás, en julio de 1936. Ambos entendíamos que, para construir Europa se precisaba reunir a todas las fuerzas del Continente...

En aquél tiempo, el destino se forjaba a la sombra de una bisagra histórica. Léon Degrelle.

Sobre la Justificación y Límites de la violencia (Ramón Bau)

Siempre he sido un defensor de una estrategia legal de lucha NacionalSocialista, y contrario al uso de la violencia como método de lucha actual en nuestros medios.

Sin embargo creo que puede ser mal comprendida esta posición sin una explicación a fondo de la ética de la violencia y su uso como método de lucha política.

Entre los medios que llamaríamos ‘fascistas’ existe una mezcla entre el sentimiento de la violencia, el coraje y la capacidad de defenderse dignamente, como ‘valor’ y la propaganda del sistema sobre el sentido violento esencial del ‘fascismo’.

Las bases éticas del sistema

“Nosotros los que somos de otra ciencia, nosotros los que consideramos el movimiento democrático no meramente como una forma de decadencia de la organización política, sino como la forma de decadencia, esto es, de empequeñecimiento, del hombre....” Nietzsche ("Como filosofar a martillazos")

Lo primero que hay que entender es que el Sistema condena la violencia en base a un principio: Las cosas se arreglan mediante el voto, o sea, la violencia es ilícita porque la democracia permite solucionar los problemas expresando el deseo la mayoría.

Este argumento, absolutamente falso y manipulado, ha sido tan sistemáticamente imbuido por todos medios de difusión que ha calado muy profundamente en la masa media.

Los argumentos contra esa base ‘democrática’ tienen varios niveles:

Primero: Y fundamentalmente, la democracia no existe, es una plutocracia, es un sistema dictatorial del dinero, por tanto no existe libertad de expresión sino de mercado de información. El dinero bloquea todo camino a la libre exposición de ideas en medios de masas. Para poder expresarse es preciso tener dinero, no el tener la razón.

Segundo: En todo caso la expresión de ideas Nacionalsocialistas está prohibida en muchos países totalmente y en otros casi totalmente (como en España), de forma que al prohibir la pacífica expresión de ideas queda ya justificado incluso según su ‘moral’ el uso de la violencia por parte del Nacionalsocialismo contra esa dictadura plutocrática.

Tercero: La democracia ha usado y usa la violencia cuando la precisa incluso contra el deseo expresado en votos. Recordemos por ejemplo que apoya y promovió golpes como los de Argelia o Turquía cuando partidos legales islámicos estaban logrando pacíficamente la mayoría de votos. Y eso lo ha hecho en docenas de ocasiones, siempre que ha sido necesario para los intereses plutocráticos.

La democracia apoyó totalmente a Israel pese a que usa la violencia, la expulsión y la limpieza étnica contra el voto palestino.

Se llama a Hitler "dictador" pese a que subió con mayoría de votos aplastante.

Derrocó por un golpe organizado por la CIA a Perón pese a que tenía el apoyo popular y de voto... podemos seguir ‘ad infinitum’.

Recordemos al miserable político ‘socialista’ Lluch que apoyaba y aplaudía a ETA cuando gobernaba Franco, y cuando luego fue asesinado por ETA se deshacían sus amiguetes la boca en condenas. La democracia-plutocracia es hipócrita en su propia esencia.

Las bases utilistas del sistema

La mafia que ‘protege’ a un comerciante de sus propias represalias si no paga esa ‘protección’ también es ‘pacifista’.

Hay otra forma de razonar por parte de los plutócratas para justificar la condena a la violencia, son las razones que llamaríamos ‘utilistas’.

Dicen:

“Si la democracia lleva un sistema capitalista, pero es el menos malo de los sistemas, si lo pretendemos cambiar entraremos en un ciclo de luchas y violencias que ya hemos soportado en el pasado y que son horrorosas. Mejor un mal conocido que un estado de violencia enorme aunque pudiera mejorar teóricamente los males actuales del Sistema”.

La violencia sería inútil porque provocaría daños mucho mayores a los males que quiere solucionar. O sea, para arreglar los males de la democracia-capitalismo o de regímenes no democráticos pero ‘políticamente correctos’, como Turquía o Egipto, el grado de violencia que hay que aplicar es tan grande que provocaría mayores males que los que pretende arreglar.

Este argumento tiene una triple lectura:

Primero: Es cierto, o sea tienen razón en que para librarnos del poder económico capitalista vamos a tener que aplicar una violencia fuerte, que es lamentable de tener que ejercer y soportar. Y el motivo es que los capitalistas, los demócratas, usarán todo su dinero y poder para oponerse al cambio y provocarán atentados, guerras y todo tipo de desmanes, compraran tiranos o militares, crearán hambres o crisis, todo para salvar su dinero y poder.

Segundo: Es un claro chantaje, la democracia nos asegura la no violencia si somos obedientes a su dictadura.

Tercero: Minimiza los males y las ventajas del cambio. La gente del pueblo actual no puede ni imaginar como sería la vida sin capitalismo, el cambio de vida, de sentimientos, las formas artísticas y humanas, la ecología, el tercer mundo, las ciudades, el orden o las familias, la educación y el honor, el cambio es tan radical que es difícil de imaginar a los que solo han vivido ese infecto mundo del dinero y la usura. Con los medios modernos y una dirección sana el mundo sería otra cosa.

La eliminación del capitalismo podría ser sencilla y pacífica sin su resistencia violenta, son ellos, la mafia del dinero, los que hacen precisa una revolución violenta.

Las bases pacifistas contra la violencia

En democracia es menos grave robar que defenderse. El pacifismo es el virus que el sionismo nos inculca para evitar nuestra defensa ante sus opresiones.

Existe una creciente propaganda en difundir que toda violencia es mala, sea cual sea el motivo, todo hay que arreglarlo con diálogo. La violencia engendra violencia y no da justicia sino más injusticia. La izquierda progresista es muy partidaria de este mensaje, excepto cuando son ellos son que son atacados claro. Pero lo importante es su mensaje, que apoyado por una parte importante de las iglesias "cristianas", ha influido mucho en las masas conservadoras moderadas y en las masas de una izquierda utópica.

Hoy en día el asesino, el violador, el ladrón, el vendedor de drogas, el corruptor son ‘personas a educar’, son gente repleta de ‘derechos humanos’, el niño que escupe al profesor no puede ser abofeteado, los chicos de 15 años que pinchan con navaja al educador o a su hermano no son juzgados, la dejadez, la blandura ante la decadencia y la delincuencia es total. El pacifismo es una dejadez moral que sufre toda la sociedad, provocada por la propaganda sionista para destruir las bases de resistencia personal contra el mal. Hay que doblegar el espíritu natural del hombre ario, el sentido común, que le hace responder violentamente ante las agresiones, la mala educación y los atentados al honor, convertir ese sentido común en un sentido de ‘culpa’ constante, no ya de ‘perdón’ sino de incapacidad para juzgar y responder a las agresiones... y las opresiones.

El pacifismo es una enfermedad del espíritu inyectada como virus por la prensa usuraria, una enfermedad que proviene del relativismo y del abandono de la capacidad de juzgar y de indignarse, llevando a una humanidad de borregos.

Nuestras bases éticas sobre la violencia

Si el pacifismo es la enfermedad que nos quiere inculcar el sionismo, la brutalidad es la enfermedad que a veces sufren nuestros medios.

Nuestra ética no es antiviolenta, no creemos que la fuerza sea un elemento desechable para arreglar estados injustos o situaciones de opresión.

Para nosotros hay actitudes y hechos que solo pueden ser contestados por una cierta violencia. Un chico que escupe al profesor debe recibir un castigo físico inmediato, proporcionado y no brutal, pero si inmediato y sin dudas.

Ante un intento de agresión se debe poder contestar con la fuerza necesaria para repelerla, sin que la defensa propia excluya el uso de fuerza superior al del agresor. Es ridícula esta legislación que ha condenado a un joyero por disparar contra su atracador que ‘solo’ llevaba una navaja. Es increíble que se procese a un policía que dispara contra el atracador con pistola que esta huyendo si éste no dispara primero.

Pero esta clara visión de sentido común no debe llevar a confundir la violencia necesaria y justa con la brutalidad. Hay ‘camaradas’ que creen que toda violencia es buena y lo peor, que la práctica de la violencia es un elemento educador positivo.

La violencia en si no es algo positivo, es algo necesario pero no positivo. No nos gusta usar la violencia pero no aceptamos que ese ‘no gustar’ sea superior a la necesidad de justicia y de solucionar los problemas que exigen violencia.

No nos gusta la guerra, las frases como: "La guerra es el padre de todos los seres y reina sobre las cosas. A unos los muestra como dioses, a otros como humanos, a unos como esclavos, a los demás, libres" (Heráclito) tienen su raíz en otros tiempos, cuando una casta guerrera luchaba por la supervivencia de los pueblos en estado de continua guerra, pero la guerra es una miseria que debemos evitar en lo posible.

Las víctimas de la guerra son siempre inocentes, personas que sufren injustamente.

Hoy día deberíamos traducir en este tipo de frases ‘guerra’ por ‘enfrentamiento’, en el sentido personal. La necesidad de defensa, de saber enfrentarse al peligro, las situaciones extremas, descubren al cobarde y al héroe, ponen de manifiesto la honradez y la doblez, este es el sentido correcto de este tipo de expresiones.

No a la crueldad, a la brutalidad y la guerra. Nuestra voluntad es de una vida pacífica pero no pacifista.

Una visión estratégica de la no violencia en el NacionalSocialismo actual

Buscamos una lucha legal solo y únicamente porque no podemos luchar por otros medios en este momento. No tenemos respeto alguno por la dictadura plutocrática actual.

Como hemos dicho el sistema plutocrático puede ser éticamente destruido por la violencia, al ser una dictadura violenta e hipócrita.

No hay ningún sentimiento de respeto o de ‘pacifismo’ frente al sistema, no tenemos ninguna cortapisa ética para destruirlo si pudiéramos por medios violentos, puesto que el sistema usa y se impone mediante la violencia y la tiranía.

No nos dejamos engañar por las apariencias legalistas ni por la trampa electoral, sabemos que son solo marionetas y señuelos, máscaras, del usurero y que detrás está su violencia y brutalidad absoluta cuando sea precisa para defender el poder de su oro.

Pero hoy en día, ahora y aquí, la lucha revolucionaria contra el Sistema pasa por aceptar una lucha no violenta. No es una decisión libre, es la única posible.

La lucha violenta contra el sistema es por ahora imposible y solo comporta una represión mayor contra todos, no solo contra los que han seguido la lucha violenta sino que recrudece las legislaciones contra los que tratan aun de sobrevivir en la lucha legal, ya de por si llena de dificultades legales.

Por tanto la lucha violenta es un error estratégico, es un problema para la lucha antisistema actualmente, pero además no solo es un error sino que es una traba para nuestra lucha y por tanto debemos explicar y tratar de convencer a los que no lo entienden así los problemas que nos causan y evidentemente distanciarnos de ellos en la lucha.

He hablado de lucha violenta, no de lucha ilegal. La legalidad no es más que una farsa en este tema, las prohibiciones contra el Nacionalsocialismo son una opresión, y cualquier medio para saltárselas es ético. No hay ética en las leyes democráticas contra el Nacionalsocialismo, solo hay opresión.

La lucha ilegal no violenta es perfectamente aceptable, aunque es preciso estar preparado para ello, pues sin esa preparación lo único que se consigue es quemar a los camaradas y generar problemas personales. Una lucha ilegal no violenta es una opción válida pero que exige una fuerte preparación y análisis de los medios a usar.

Peter Hansen



Peter Hansen (1896 - 1967), nació el 30 de septiembre de 1896 en Santiago, Chile. Sus raíces eran de origen Germánico e Italiano, lo que le permitió en su infancia además de hablar el español, pudiera aprender la lengua Alemana e Italiana.

Alcanzando la mayoría de edad, Peter se fue a Alemania y entró en el Ejército del II Reich para combatir como voluntario en la Primera Guerra Mundial. Pese a ser un inmigrante Chileno en 1916 fue seleccionado para combatir en las trincheras donde se distinguió en un regimiento de artillería. Por sus méritos fue ascendido a Teniente.

Después de haber acabado la Primera Guerra volvió a Chile, allí estaría bastante tiempo ya que no pudiendo volver a Alemania como Soldado por el limitado número de Soldados que la República de Weimar le impuso a la Wehrmacht. Durante los años 20 Chile su tierra nativa fue su casa, hasta que las cosas cambiaron y en 1933 Adolf Hitler se levantó al poder, entonces Hansen volvió a Alemania y entró en las SS y el NSDAP con el número de militante 2.860.864. En 1934 ascendió de SS-Scharführer a SS-Obertruppenführer, en 1935 llegó a SS-Hauptmannführer y a principios de 1939 se transformó en SS-Oberturmbannführer.
Cuando la Segunda Guerra Mundial estallo, como SS-Standartenführer dirigió sus mismas baterías de artillería en el frente. En 1940 entró a hacer parte de los Waffen-SS con el grado de SS-Oberführer, siendo de esta manera uno de los primeros extranjeros no europeos en llegar a este Grado.

Durante la primera etapa del conflicto entró poco en combate, pero llegando 1943 se distinguió notablemente en la Batalla de Kursk, dentro del ejército Kempf. Tras el desastre de Kursk, Peter Hansen ayudó a organizar la División Letische de voluntarios letones por los Waffen-SS y les enseñó la lucha antipartisana. Pero sin duda por lo que se hizo famoso Peter Hansen fue por su trabajo en la 29ª División Waffen-SS, de los italianos.

Cuando en la República de Saló en Italia, como Waffen-SS tuvo que crear una división de fascistas italianos, por eso fue imprescindible su alto grado de dominio del Italiano para alistarlos e instruirlos, aquél fue Peter Hansen, con el grado de Comandante de División, Peter fue ascendido a General para dirigir los soldados de un comandante Italiano llamado Pietro Manelli, con el que entablaría amistad. Así fue como Peter cambió el uniforme Alemán por el Italiano, ya que los voluntarios italianos fue la única división de los Waffen-SS que no vestían el vestuario Germánico. Hansen hizo un gran trabajo con los SS italianos, los adoctrinó según las tácticas Alemanas en el campo de entrenamiento de Muzzingen, en Polonia. Una vez que acabó la instrucción, la unidad paso a llamarse 29ª División Waffen-SS Grenadier Italianische.

La primera batalla del General Chileno al mando de los italianos tendría lugar en Piamonte, Italia, allí un gran numero de guerrilleros ocuparon a la Fuerza Vinadio, los nuevos SS de Hansen los desalojaron en solo tres horas provocándolos muchas bajas. Desde entonces Peter Hansen conseguiría grandes victorias contra los partisanos, los ejemplos más claros fueron las batallas en Germanasca, Chisone, Spoletto, Asís, Esquirla y Gubbio, todo ellas victorias del General Chileno.

Pero sin ninguna duda la acción más importante de Peter Hansen fue la Batalla en Anzio, en la primavera de 1944, la 29ª División SS Italianische fue enviados a la playa de Lacio dónde detuvieron al Ejército Norteamericano, los Estadounidenses sorprendidos al ver tropas Italianas SS, contra las cuales sufrieron muchas bajas. Cuando en Anzio se unieron las fuerzas Británicas y Americanas, los SS italianos de Hansen resistieron con lanzagranadas y armas muy anticuadas en las calles Neptuno y Viterbo, provocando a los aliados más bajas de los de ellos sufrieron y retardando el adelanto hacia Roma. El 4 junio de 1944 Roma les cayó en manos aliadas y Hansen escapó por un pelo de quedar cercado, el Chileno puede darse a si mismo por orgulloso, porque sufrió 300 bajas en su división frente a más del triple que les causó a los aliados. Después de Anzio fue condecorado.

Peter Hansen volvió de nuevo al Ejército Alemán, pero esta vez lo hizo como Comandante de Unidad Panzer. Al fin de la Segunda Guerra Mundial trató de volver a Chile, pero los Aliados se lo obstaculizaron, por lo que tuvo que quedarse en Alemania. Por muchos años residió en tierras Alemanas sin poder volver a su país natal, murió el 23 de mayo de 1967 en Viersenu.

Peter Hansen se puede considerar un personaje de la Historia de Chile muy importante, que lamentablemente ha caído en el olvido por culpa de la censura de los vencedores. Ya que además de ser el único voluntario chileno en los Waffen-SS, lo hizo con el rango de General y llegó a mandar a una de las 39 divisiones existentes, en este caso la 29ª División SS italiano. Además es uno de los pocos, sino el único, en América en tener tan alto cargo.

Rudolf Hess



(1894-1987) "Mi Honor Se Llama Fidelidad"

Nació el 26 de abril de 1894 en el seno de la pequeña comunidad alemana de Alejandría (Egipto). Cuando contaba 14 años, fué educado con tutores privados. La familia Hess salió de Egipto en 1908. El 15 de Setiembre de 1908 ingresó en el Jugendinternat (Internado Juvenil) en Bad Godesberg. Joven serio y solitario, continuó sus estudios en Suiza. En el año 1914, se produce el ultimátum que Austria le dió a Serbia, y se presentó como voluntario en el 7mo Batallón de Artillería, siendo luego transferido a la Infantería. Tuvo su primera experiencia en combate el 4 de Setiembre de 1914, con una destacada actuación en combate, que lo hizo merecedor de la Cruz de Hierro de segunda clase. El 13 de Diciembre de 1918, recibió su baja del ejército. Fue en el arma aérea donde conoció a personas con influencias nacionalsocialistas. El 01 de Julio de 1920 ingresó en el NSDAP (Partido Nacionalsocialista), como el miembro No. 16. Uno de sus comandantes durante la guerra, el profesor Haushofer, fué uno de los propulsores de la teoría del Espacio Vital que tanto influyó en el NSDAP en conjunto. El 9 de noviembre de 1923 tomó parte en el putsch de Munich (intento nacionalsocialista de derrocamiento del gobierno bávaro) y fue encarcelado con Adolf Hitler en Landsberg, convirtiéndose en secretario personal del líder Nacionalsocialista. Hess colaboró en el manuscrito de Mein Kampf (Mi Lucha) y fue liberado el 31 de Diciembre de 1924. En el año 1927 contrajo matrimonio con Lise Pröhl y el 18 de Noviembre de 1937, tuvo su único hijo Wolf Rüdiger. Fue nombrado Lugarteniente del Führer por Hitler en el NSDAP convirtiéndose en el hombre más poderoso de Alemania, pues debía aprobar todas las decisiones ministeriales, excepto las de los ministerios de guerra y del exterior. El 01 de Diciembre de 1933, fue designado Ministro de Estado sin portafolio, por el Presidente Hindenburg. Cuando Hitler se convirtió en canciller de Alemania, le concedió el puesto de presidente del comité central del Partido Nacionalsocialista, en 1934 ascendió a ministro. Éste le nombró tercera figura política del Reich en 1939, situándole inmediatamente detrás del líder Nacionalsocialista Hermann Goering en la línea de sucesión. En los juicios por crímenes de guerra celebrados en Nuremberg en 1945-1946, fué acusado como criminal de guerra. Fue condenado a la pena de muerte que mas tarde fue conmutada por cadena perpetua, que cumplió en la prisión de Spandau, en Berlín Occidental, de la que fue su único ocupante desde 1966 hasta su muerte el 17 de agosto de 1987.

Se dice, que hasta el último momento estuvo fiel a su líder, a su Führer, a Adolf Hitler, que todas las mañanas al levantarse hacía sus respectivos saludos alzando la mano y diciendo, Heil Hitler.
Rudolf Hess, murió con el paso del tiempo en la carcel pagando su injusta condena.
La Lealtad de este hombre, sigue su curso, y nos enseña que si él no se dejó doblegar, y dió terminada su vida en la cárcel por sus ideas, porque nosotros deberíamos dejar de luchar.
Extraído del Foro NacionalSocialista Ortodoxo.

Ahorcamientos de Nüremberg

En Núremberg se sentaron como jueces los representantes de las potencias culpables de los crímenes colectivos de Katyn, de los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, de Dresde, de Berlín y de los "maquis" franceses. Se habló mucho -demasiado - de "la Ley", sin precisar cual. Pero el principio básico de todo código penal civilizado: "Nullum crimen, nullam poenam sine lege" en virtud del cual nadie puede ser acusado ni condenado por la comisión de actos que, cuando fueron cometidos, no estaban sancionados por "la Ley". Eso no fue tenido en cuenta.

Los acusados fueron acomodados en celdas individuales a lo largo de uno de los pasillos de la prisión de Núremberg. En la pared exterior de cada celda había una pequeña ventana enrejada, por la que los guardianes que se turnaban cada dos horas vigilaban constantemente, el más pequeño movimiento de cada uno de los inquilinos de estas odiosas habitaciones, cuyo único mobiliario lo constituía una cama, una desvencijada mesa de cartón y una silla que se retiraba cada noche para evitar posibles suicidios. A los acusados no siempre se les permitía pasear durante veinte minutos por un angosto patio de 30 metros, lo que constituía su único ejercicio físico posible. También era normal, la odiosa norma impuesta de dormir del lado derecho para dar siempre la cara al guardian, de forma que cuando en medio del sueño el cuerpo daba la vuelta, eran despertados a través de la mirilla por un largo palo, con lo cual los acusados debian responder en maratonianas sesiones, a los más fieros ataques de los fiscales, despues de pasar algunas noches en blanco, lo que unido a los potentes focos que en las sala facilitaban la labor periodística, provocaron en varias ocasiones la somnolencia de los acusados. Los internados recibian a menudo la visita de psicologos americanos que los estudiaban con el mismo entusiasmo de un bacteriólogo a sus bacilos. Posteriormente, los grupos en el patio fueron prohibidos, teniendo que mantenerse cada uno alejado del otro a una distancia de diez pasos. Era imposible hablarse en voz baja, impidiendo los guardianes todo tipo de contactos durante casi todo el tiempo de los once meses del proceso. Para sostener algunas acusaciones sobre "exterminio", muchos oficiales de la SS fueron golpeados hasta bañarse en sangre, aplastándoles los órganos sexuales una vez en el suelo, otros fueron colgados y azotados, o les refregaban materias fecales por la cara. El senador americano Joseph Mc Carthy, señaló en una declaración de prensa del 20 de mayo de 1949 entre otras cosas las siguientes: "He escuchado a testigos y he leido testimonios que prueban que los acusados fueron golpeados, maltratados y torturados con métodos que no podían haberse originado sino en cerebros de enfermos". En los procesos de Frankfurt y Dachau se usaron ciertos métodos revelados en 1949 por el Juez Edward L. vVn Roden: "Los americanos se disfrazaban de sacerdotes para oir la confesión de los acusados, les torturaban introduciendoles fósforos encendido en las uñas, les rompían dientes y mandíbulas, les dejaban solos, incomunicados, en celdas y no les daban más que raciones de hambre". Estos y otros métodos peores fueron usados para lograr las confesiones que luego convenientemente utilizadas serían la base para "probar" el exterminio judío. Según el diario británico "Sunday Pictorial" hombres fuertes fueron reducidos al estado de desechos humanos, dispuestos a farfullar cualquier confesión que se les exigiera. Sobre los procedimientos de interrogación americanos, he aquí los nombres de los encargados de tales interrogatorios: Tte. Col. Burton, Cap. Rafael Schumacker, Tte. Robert E. Byrne, Tte. William R. Perl, Morris Ellowitz, Harry Thon, Mr. Kirschbaum y M.A. Rosenfeld. Un breve examen de estos apellidos nos lleva a la lamentable conclusión de que los encargados de averiguar el exterminio judío, provenian de este mismo pueblo y tal vez fueron encargados de esta misión precisamente por ello. Julius Streicher manifestó al Tribunal que le habian arrancado los dientes y, sujetandole la cabeza, habían escupido dentro de su boca. Los "jueces" manifestaron tranquilamente que todo aquello nada tenía que ver con el "juicio". Este "juicio" contravenía manifiestamente la regla de que en todo procedimiento nadie puede ser juez y parte al mismo tiempo, ya que como manifestara Lord Hankey durante una sesión de la Cámara de los Lores en 1948: "Hubo algo de cínico y repugnante en el espectáculo de jueces británicos, franceses y americanos, sentados junto a unos colegas que representaban un país, que antes, durante y después de los juicios, había perpretado más de la mitad de todos los crímenes políticos existentes". La declaración de que "el tribunal no habra de verse trabado por las reglas técnicas de la prueba, sino que podra admitir toda prueba testimonial que estime tener valor probatorio", significaba que se admitía en la práctica no menos de 300.000 declaraciones por escrito o bajo palabra, sin que estos testigos fueran oídos bajo juramento, admitiendo también simples conocimientos de oídas o dichos de terceros, con los cuales se amasó la leyenda del exterminio, ya que cualquier deportado internado en campos de concentración podia alegar en venganza todo lo que se le pasara por la cabeza. Ni siquiera se le permitía a los acusados elegir sus propios abogados defensores. Algunos acusados tuvieron así dos fiscales y ningún defensor. Streicher discutía más con su abogado que con Jackson o Rudenko. El defensor asignado al antisemita Julius Streicher fue el judío Doctor Marx. Enumeramos aquí brevemente algunas otras irregularidades que merecen ser resaltadas:

1) Según el párrafo 19 del Estatuto de Londres, creado por los aliados en agosto de 1945 y que sirvió de base para estos procesos, el tribunal no estaba sujeto a reglas de evidencia: Era admitido cualquier medio de prueba si al tribunal le parecía que tuviese mérito probatorio. El tribunal estaba autorizado a aceptar material comprometedor sin verificar previamente su fiabilidad y, a su vez, rechazar material exculpatorio sin necesidad de fundamentarlo. En otras palabras, se podían falsificar piezas de acusación a discreción y de la misma manera suprimir hechos justificatorios.

2) El artículo 21 del Estatuto de Londres decía que el tribunal no debía solicitar ninguna prueba para "hechos reconocidos universalmente", sino sólo tomar conocimiento de éstos de oficio. Asimismo, el tribunal decidía lo que constituía un "hecho reconocido universalmente". A raíz de ello, la culpabilidad de los acusados estaba predeterminada, puesto que tanto el Holocausto, como los demás delitos que les eran imputados, eran "hechos reconocidos universalmente". En estas condiciones pudo obviarse la fatigosa tarea de probanza. (Ver: Caso Mermelstein, Argumentum ad populum y Metodología exterminista).

3) Se obstaculizó por todos los medios a los abogados la preparación de una concienzuda y responsable defensa, varias pruebas se perdieron "misteriosamente", asimismo, mientras las toneladas de legajos acusadores eran despachadas con toda celeridad, las alegaciones defensoras sufrían lamentables retrasos.

4) Cerca del 90% de las personas que componian los tribunales, estaban predispuestas contra los acusados por razones políticas o raciales.

5) Segun el jurista americano Earl Carroll, el 60% del personal del Ministerio Público se componia de judíos emigrados de Alemania, entre los americanos empleados por el Tribunal de Núremberg, apenas el 10% eran auténticos nativos americanos. Según Mark Lautern, que siguió los procesos: "Vinieron todos los Salomon, Schlosberg y Rabinovitch que forman parte del Ministerio Público". Por supuesto lo mismo ocurría con los testigos, cuya preocupación principal era disimular de alguna forma su radical odio, para dar cierta impresión de objetividad.

6) Algunas de las citaciones de testigos hechas por los acusados y defensores, no se llevaron a cabo, impidiendo en algunos casos la llegada a Núremberg de algunos de estos testigos que puedieran comprometer a los fiscales. Por ejemplo los mensajes radiofónicos de Hans Fritzsche, que podían ayudarles, se perdieron accidentalmente. Como es lógico, gran parte de los documentos escritos que podian demostrar la inocencia de los reos, obraban en poder de los acusadores como botin de guerra, con su consecuente ocultación.

7) Si el acusado decidía defenderse a sí mismo, el fiscal podia presentar cargos contra esta declaración, hecho éste no reconocido por el derecho europeo. Tampoco podia el reo negarse a contestar, acción válida hasta entonces en todos los países.

8) Los abogados no podian examinar las pruebas de los fiscales, pero debian sin embargo entregar las suyas a los acusadores. Los abogados defensores estaban sometidos a una implícita y agobiante presión exterior de la opinión pública. Cabe resaltar el gran papel jugado en esta faceta por una prensa sensacionalista y que presentaba a los acusados como "las 21 personas más peligrosas del mundo".

La vivienda de uno de los abogados más atacados por la prensa, el Dr. Max, fue asaltada violentamente. Todas estas irregularidades y otras muchas que por su abundancia sería imposible enumerar, hicieron exclamar en 1948 a Sir Hartley Shawcross, fiscal principal británico: "El proceso de Núremberg se ha transformado en una farsa, me avergüenzo de haber sido acusador de Núremberg como colega de estos hombres, los rusos". El juez Wennersturm, norteamericano, dimitió de su cargo en Nüremberg por considerar que su participación en tal mascarada constituiría una deshonra para él y para la Justicia americana. Hermann Goering resumió en una frase el pensamiento de acusados y observadores imparciales: "No era menester tanta comedia para matarnos". El 30 de septiembre fueron promulgadas las sentencias, fijandose la fecha del 16 de octubre para las ejecuciones. El Mariscal Hermann Goering y el Doctor Robert Ley se suicidaron. Sucesivamente y por este orden, fueron ahorcados, como "criminales de guerra": Joachim von Ribbentrop, Wilhelm Keitel, Alfred Jodl, Julius Streicher, Ernst Kaltenbrunner, Fritz Sauckel, Hans Frank, Arthur Seyss-Inquart, Wilhelm Frick y Alfred Rosenberg. Streicher, mirando fijamente al verdugo americano le dijo: "Los bolcheviques te colgarán a ti y a los tuyos algún día". Luego, mirando a los corresponsales de prensa, gritó: "Fiesta del Purim, 1946". La fiesta máxima del judaísmo es el Purim, la festividad del odio. El Purim conmemora el asesinato del Ministro Amman de Persia, que había querido oponerse a las maquinaciones de los israelitas en su patria. Las últimas palabras de los ahorcados fueron "vivas" a Alemania y a Hitler. Albert Speer y Baldur von Schirach, fueron condenados a 20 años de prisión. Karl Dönitz, a 10 años. Rudolf Hess, Walther Funk y Erich Raeder, eran condenados a cadena perpetua. Los procesos de Núremberg continuaron hasta 1948, sentenciándose a millares de alemanes por el hecho de no haber traicionado a su patria. Las cenizas de los asesinados (y no ajusticiados, pues esta palabra viene de justicia) fueron echadas en un lugar desconocido del río Isar, para tratar así de destruir y hundir aún más la memoria de este puñado de fieles a su raza y su ideal. Como dijera el Senador americano Robert A. Taft: "La muerte en la horca de estos diez hombres, es para América una lacra que nos abrumará por mucho tiempo". Para nosotros, los más directos seguidores del ejemplo de estos hombres, la fecha del 16 de octubre de 1946 no puede jamás ser olvidada si queremos conseguir algún día, que en el mundo, el Oro no prevalezca sobre la Sangre. Así sea.

Las voces críticas sobre esos juicios son diversas. Uno de ellos es el inglés F. J. P. Veale, llegó a afirmar que en 1945 los pueblos de Europa que se encontraban en el bando de los vencedores volvieron de pronto a sus costumbres de piedra. A esas críticas se suman las de Hans Kelsen, para quien el proceso y la sentencia no podían tener el valor de un antecedente judicial por expresar solo la voluntad del vencedor; y las del reconocido academico italiano Danilo Zolo, quien en su reciente obra "La Justicia de los Vencedores", sostiene que a un dictador lo debe juzgar su propio pueblo. No creemos que a ninguno de los mencionados les quepa el calificativo de "filonazi".
En nuestro país, el Tte. Gral. Juan Domingo Perón manifestaba que “en Nüremberg se estaba realizando entonces algo que yo, a título personal, juzgaba como una infamia y como una funesta lección para el futuro de la humanidad. Y no sólo yo, sino el pueblo argentino. Adquirí la certeza de que los argentinos también consideraban el proceso de Nüremberg como una infamia, indigna de los vencedores, que se comportaban como si no lo fueran. Ahora estamos dándonos cuenta de que merecían haber perdido la guerra. ¡Cuántas veces durante mi gobierno pronuncié discursos a cargo de Nüremberg, que es la enormidad más grande que no perdonará la historia!”
En Nüremberg se coaligaron los poderes sinárquicos, para decretar la defunción del Derecho. En la grisácea mañana del 16 de Octubre de 1946, se consumo un auténtico Crimen en donde - al decir de Salvador Borrego - los grandes perdedores fueron los pueblos libres del mundo.

Totenkopfring Der SS

La importancia de los símbolos en la fraternidad de las SS, fue muy importante para su líder, Heinrich Himmler, y estaba claramente en su mente cuando, en Abril de 1934, instituyo el Totenkopfring Der SS (Anillo de Muerte de las SS). El anillo ofrecia un lugar prominente a las runas y a los símbolos de las SS, símbolos que desempeñaron un papel significativo a la hora de magnificar el velo de oscuridad y misticismo que cubrió la organización. El anillo y su concesión eran un producto del orgullo y el sentido de grupo que rodea a todas las unidades militares de élite, a lo largo de la historia. El Totenkopfring era un regalo personal del Reichsfuhrer para recompensar a los miembros de las SS que demostraran una mayor dedicación al deber y lealtad al Führer. Inicialmente reservado para los oficiales de la "vieja guardia", miembros de las SS desde antes de 1933, cuyo número estaba por debajo de los 5.000, los requisitos para poder recibirlo fueron relajados en 1939, de modo que cualquier oficial con 3 años de servicio era un posible candidato. Además del requisito temporal, los oficiales debían tener un expediente impecable para poder tener opcion al anillo. Si después de recibir el anillo, un SS cometia una falta, civil o militar, grave o leve, estaba obligado a devolver el anillo y la citación que lo acompañaba (La citación incluia el texto "Le concedo el Totenkopfring de las SS, el anillo representa nuestra lealtad al Führer, nuestra firme obediencia y nuestra fraternidad y camaradería. El Totenkopfring nos recuerda que debemos estar dispuestos a dar la vida por el pueblo Alemán en cualquier momento. ¡Porte el anillo con honor! H. Himmler”). El anillo tenía una seria de runas y simbolos; la runa del Sol y la Victoria combinada con el triangulo, símbolo del ciclo de la vida, la runa Hagall, símbolo de Fe, la Svástica, la runa Heilszeichen, símbolo de éxito, el anillo se adornaba tambien con hojas de roble y por supuesto las tibias y la calavera. La adquisición no autorizada de duplicados del anillo estaba prohibida y castigada por la ley. Los anillos fueron fabricados por la firma Otto Gahr de Munich y ca da anillo era acabado a mano por firmas de prestigio bajo su supervisión. Además de las runas y demas símbolos y adornos, el anillo tenia una serie de grabados en el interior ; incluia las letras "S.lb" (por "seinen Lieben", o " al querido") seguidas por el nombre del receptor, la fecha de la concesión, y un facsímil de la firma de Himmler. El Totenkopfring era un premio de gran importancia dentro de las filas de los SS. Cada concesión fue incluida en el listado de oficiales de las SS (Dienstaltersliste), y una anotación era hecha en el expediente personal del receptor. El Totenkopfring no se podia comprar ni vender y jamás debía caer en las manos de aquellos que no tuvieran el derecho de poseerlo. Cuando un SS moría , el anillo debia ser devuelto al Reichsfuhrer-SS a traves de la SS Personalhauptamt (Dpto de Personal de las SS). El anillo era entonces enviado al castillo de Wewelsburg, donde se introducia en la Schrein des Inhabers des Totenkopfringes (Altar de los receptores del Totenkopfring) donde eran guardados con el respeto y la reverencia debidos. El 17 de Octubre de 1944 a consecuencia de la marcha de la guerra el Reichsfuhrer-SS canceló la fabricación y entrega del anillo hasta la finalización del conflicto. Las estadísticas oficiales de las SS nos indican que durante sus diez años de vida, aproximadamente 14.500 anillos fueron entregados. Antes del 1 de Enero de 1945, el 64 por ciento habían sido devueltos al altar del castillo de Wewelsburg, el 26 por ciento estaba en posesión de sus receptores, y el 10 por ciento habían sido perdidos en el campo de batalla. Esto significa que apenas unos 3.500 anillos estaban fuera del castillo hacia el final de la guerra. A principios de la primavera de 1945, mientras Alemania sucumbía, invadida desde todos los frentes, Himmler ordenó que los anillos conservados en el altar de Wewelsburg fueran escondidos en algun lugar de las montañas y bosques que rodean el castillo, para impedir su captura por parte de los aliados. A día de hoy, todavía no han sido encontrados.
Extraído del Foro NacionalSocialista Ortodoxo.

Fallschirmjagers



Tras la Primera Guerra Mundial el Tratado de Versalles prohibía a Alemania poseer una flota aérea. Durante los años 20 apareció en los cuerpos de aviación militares de las potencias vencedoras el paracaídas, un mecanismo de una tela sujeta por arneses a una mochila que iba acoplada al piloto de un avión por si en caso de incidente el aviador pudiera saltar y descender lentamente para no perder la vida. A medida que se ajustó este método los paises vencedores de la contienda idearon una estrategia en las que tropas que fueran lanzadas desde aviones aterrizaran en territorio enemigo tras sus líneas, los paracaidistas.
En 1933 Adolf Hitler llegaba al poder en Alemania, creando así el Tercer Reich y suprimiendo el Tratado de Versalles. Ese mismo año se creaba la primera compañía de paracaidistas alemana, la Landespolizeigruppe Berlin, encargada como unidad de combate especial de la policía alemana para hacer callar a los grupos de comunistas en las calles de la capital alemana, su organizador y creador fue Hermann Göering.
Al llegar 1935 los paracaidistas de la policía alemana se encuadran en la Luftwaffe como unidad de las fuerzas aéreas formándose en un regimiento, el Regiment General Göering, además de abrir la escuela de paracaidistas de Stendal-Borstel. El regimiento se constituye en 1937 en un cuerpo especializado bajo dirección del comandante Richard Heidrich y en 1939 ya es un Batallón especial en la Luftwaffe. El 20 de Abril de 1939, coincidiendo con el cumpleaños del Führer, hacen presencia por primera vez en un desfile del III Reich las tropas paracaidistas y aerotransportadas, teniendo el privilegio de encabezar en primera fila el acto.
Divisiones

1era División Paracaidista: La 1ª División Paracaidista se formó en abril de 1943 a partir de la mayoría de los componentes de la 7ª División Aerotransportada (7th Flieger Division) que había estado combatiendo en torno a Leningrado desde septiembre. En marzo de 1943, debido a las fuertes bajas sufridas en Rusia, la División fue trasladada al sur de Francia para descansar y ser rearmada.
La División estaba compuesta por los Regimientos Paracaidistas 1º, 2º, 3º y 4º. El 3er Regimiento voló desde Sicilia el 12 de julio de 1943 para reforzar a las fuerzas del Eje que defendían la isla del asalto aliado que había empezado dos días antes. El Regimiento saltó cerca de las ciudades de Siracusa y Catania para ayudar a las fuerzas alemanas e italianas que defendían el puente de Primáosle.
Las fuerzas del Eje fueron obligadas a retirarse hacia el este ante el imparable avance aliado y el 3er Regimiento fue finalmente evacuado el 11 de agosto. El 3er y el 4º Regimiento entraron en acción de nuevo el 9 de septiembre de 1943 durante el desembarco aliado en Salerno. La acción más célebre de la 1ª División Paracaidista tuvo lugar entre enero y mayo de 1944 cuando sus hombres ocuparon el monasterio de Monte Cassino. El monasterio dominaba todo el terreno adyacente así como la principal carretera que unía el sur con Roma y formaba parte de la Línea Defensiva Gustav alemana.
Los paracaidistas se retiraron de Monte Cassino y retrocedieron hacia el norte para combatir en numerosas batallas defensivas. Los supervivientes de la División fueron capturados en abril de 1945 en Imola , en el norte de Italia.
Altisímo comandante: Generalmajor Schulz

2ª División Paracaidista: La 2ª División Paracaidista se formó en Francia en febrero de 1943 a partir de los Regimientos paracaidistas a los que se añadieron otras unidades varias. En junio de 1943 la 2ª División Paracaidista fue enviada a Italia y en septiembre se trasladó a Roma para sofocar la revuelta. Parte de la División se vio involucrada en operaciones aerotransportadas a pequeña escala en el Monte Rotondo, Gran Sasso, Elba y Leros.
Durante noviembre y diciembre de 1943 parte de la División se desplazó a Rusia donde combatió de modo prolongado en Zitomir y Kirovgrado. Algunos efectivos de la 2ª División Paracaidista permanecieron en Italia y fueron empleados como parte de la 4ª División Paracaidista.
El grueso de la División regresó a Alemania en abril de 1944 para descasar y rearmarse; allí fue reforzada por un nuevo 6º Regimiento. A finales de mayo fue traslada a Normandía y durante el Día-D el 6º Regimiento, asignado a la 91ª División de Campaña de la Luftwaffe (91st Luftlande Division) combatió a los paracaidistas norteamericanos en torno a Caretan. El resto de la División fue enviada a la costa del canal para defender Brest. La fortaleza aguantó el asedio hasta que su guarnición se rindió en septiembre de 1944. Sólo el 6º Regimiento escapó del cerco aliado y nuevamente volvió a luchar en el corredor de Arnhem en septiembre. Hacia el final de la guerra se creó una nueva 2ª División Paracaidista y en enero de 1945 ya estaba lista para el combate. Tras luchar en Holanda, terminó sus días atrapados y destruidos en la Bolsa del Ruhr en abril de 1945.
Altisímo comandante: Generalleutnant Lackner

3ª División Paracaidista: La 3ª División Paracaidista se formó en Francia en octubre de 1943 y se componía de los Regimientos 5º, 8º y 9º. El 5º Regimiento fue enviado a combatir al norte de Afrika, lugar donde fue casi destruido por completo. Se formó un nuevo 5º Regimiento que se unió a la División en marzo de 1944. Durante el Día-D la División se estacionó en el oeste francés y fue enviada junto con la 5ª División Paracaidista a combatir en Saint Lo. La 3ª División fue prácticamente destruida en la bolsa de Falaise y sus unidades supervivientes se retiraron combatiendo hasta la ciudad de Aquisgrán. En los dos meses siguientes la División fue reconstruida en la frontera con Bélgica y un grupo de batalla tomó parte en los combates de Arnhem. La recién reconstruida División se vio involucrada en la ofensiva de las Ardenas en diciembre de 1944 y tras la retirada, en los combates en el oeste de Alemania donde una vez más fue casi aniquilada.
Fue enviada a Alemania para descansar y reequiparse, además se le unió el 6º Regimiento paracaidista (que provenía de la 2ª División). La División terminó sus días atrapada en la Bolsa del Ruhr en abril de 1945.
Altisímo comandante: Generalleutnant Schimpf

4ª División Paracaidista: La 4ª División Paracaidista se formó en diciembre de 1943 compuesta por los Regimientos Paracaidistas 10º, 11º y 12º. Igualmente también incluía hombres de la Divisiones Paracaidistas italianas "Demgo" y "Folgore". La 4ª División Paracaidista combatió en Anzio en enero de 1944 sufriendo un gran número de bajas. Siguió combatiendo en la campaña italiana hasta que finalmente se rindió en el norte de Italia, cerca de Venecia, en mayo de 1945.
Altisímo comandante: Generalmajor Trettner

5ª División Paracaidista: La 5ª División Paracaidista se formó en Francia en marzo de 1944 con los Regimientos Paracaidistas 13º,14º y 15º. Durante el Día-D tan sólo el 15º Regimiento combatió en torno a Saint Lo.
Para julio, la mayor parte de la División había combatido en Normandía siendo terriblemente castigada. Para octubre había sido reconstruida en Holanda. Tomó parte en la Ofensiva de las Ardenas en diciembre de 1944/enero de 1945, donde una vez más sufrió espantosas pérdidas. Los paracaidistas descansaron y se rearmaron una vez más en marzo de 1945 pero la mayor parte de la División se rindió finalmente en la Bolsa del Ruhr en abril de 1945.
Altisímo comandante: Generalmajor Heilmann

6ª División Paracaidista: La 6ª División Paracaidista se formó en Francia en junio de 1944 en torno a los Regimientos Paracaidistas 17º y 18º; el 16º Regimiento, que se suponía que también iba a integrarse en la División, fue finalmente enviado al Frente del Este donde quedó atrapado en la Bolsa de Vilna, Lituania. La División fue prácticamente aniquilada en los combates de Normandía. Los supervivientes se destinaron como refuerzo a la 7ª División Paracaidista.
La 6ª División Paracaidista fue una vez más reforzada en Holanda durante el mes de octubre con varias unidades de segunda clase y estando todavía en período de reconstrucción, fue enviada a la batalla en el corredor de Arnhem a detener los asaltos aerotransportados aliados. Tomó parte en la muy sangrienta batalla del bosque de Reichswald, luchando contra fuerzas británicas y canadienses en febrero/marzo de 1945. Después de retirarse hacia el Rin la División fue hecha pedazos por el avance de los blindados aliados. Pequeñas bolsas de resistencia de la División siguieron combatiendo hasta que en mayo de 1945 fue forzada por británicos y canadienses a rendirse en Zutphen.
Altisímo comandante: Generalleutnant Plocher

7ª División Paracaidista: Formada en Holanda en septiembre de 1944 con restos de la 6ª División Paracaidista y elementos de la 4ª y 5ª Divisiones. Participó en acciones en el corredor de Arnhem y en mayo de 1945 se rindió a los británicos en Oldenburg, Alemania.
Altisímo comandante: Generalleutnant Erdmann

8ª División Paracaidista: Se suponía que la 8ª División Paracaidista iba a formarse en septiembre de 1944 pero debido a que muchas unidades fueron enviadas a otros destinos esto no sucedió finalmente hasta enero de 1945 en el oeste de Alemania. La División consistía en los Regimientos Paracaidistas 22º y 24º (el 23º Reg. Para. sirvió con la 2ª División Para.).
La División tomó parte en los combates en torno al bosque de Reichwald junto con la 6ª División Paracaidista, y siguió luchando a lo largo del Rin. Más tarde fue aniquilada en la Bolsa del Ruhr y sus supervivientes se rindieron a los británicos en el norte de Alemania en abril de 1945.
Altisímo comandante: Generalmajor Wadehn

9ª División Paracaidista: Formada en Alemania en diciembre de 1944 a partir de personal variopinto de la Luftwaffe, de los Brandenburger y del Servicio Especial, se componía de los Regimientos Paracaidistas 26º y 27º. En febrero de 1945 la División se envió a la castigada frontera del este que estaba próxima a derrumbarse. Dos batallones de la División fueron transportados en planeadores a relevar a los sitiados defensores de la fortaleza de Breslau, donde fueron capturados por los rusos.
El resto de la División combatió duramente en el río Oder desde donde fue empujada hasta el mismo Berlín. Allí tomó parte en la batalla por defender la capital alemana, sufriendo grandes pérdidas y rindiéndose finalmente a las tropas soviéticas a finales de abril de 1945.
Algunos supervivientes se rindieron a los aliados en el norte de Alemania. Su comandante, el infame general Bräuer, fue capturado por los rusos que lo entregaron a los griegos. A estos lo ejecutaron en 1947 por los crímenes cometidos en Grecia mientras él fue comandante de las fuerzas alemanas en Creta.
Altisímo comandante: General der Fallschirmtruppe Bräuer

10ª División Paracaidista: La 10ª División Paracaidista se constituyó finalmente en febrero de 1945 y consistía en los Regimientos Paracaidistas 28º, 29º y 30º, reforzada por restos de otras divisiones. La División fue enviada a Austria para luchar contra los rusos, siendo casi aniquilada por completo cerca de Feldbach. Los supervivientes de la 10ª División Paracaidista escaparon a Checoslovaquia donde formaron parte de algunas de las últimas fuerzas alemanas en dejar de combatir después de la capitulación general.
Altisímo comandante: Oberst von Hoffmann

11ª División Paracaidista: Esta División se ordenó crear en marzo de 1945 pero la Wehrmacht estaba sufriendo terribles pérdidas por lo que sólo se formaron unos pocos grupos de batalla. Se supone que la 11ª División Paracaidista constaba de los Regimientos Paracaidistas 37º, 38º y 39º.
Los grupos de batalla combatieron en el Frente del Oeste, siendo capturados por los británicos hacia el final de la contienda en el sudoeste de Wilhemshaven.
Altisímo comandante: Oberst Gericke

1er Cuerpo Paracaidista: El cuerpo aerotransportado original, el XI Fliegerkorps, se componía de la 7ª División Aerotransportada (7th Flieger Division) y la 22ª División de Desembarco Aéreo. A esta, a su vez, estaba formada por los Regimientos de Infantería 16º, 47º y 65º, y el 7º Regimiento Aerotransportado, un Regimiento Paracaidista de Asalto compuesto por los Regimientos Paracaidistas 1º, 2º y 3º.
La idea era que la 22ª División de Desembarco Aéreo relevase a las fuerzas aerotransportadas una vez que éstas capturasen los aeródromos enemigos. Esta unidad tan sólo combatió en Holanda. En enero de 1944 se propuso la idea de un Ejército Paracaidista por lo que el XI Fliegerkorps fue redesignado como 1er Cuerpo Paracaidista, compuesto por las Divisiones Paracaidistas 1ª y 2ª. Este 1er Cuerpo Paracaidista consumió su vida operativa en el Teatro de Operaciones italiano.

2º Cuerpo Paracaidista (2nd Parachute Korps): El 2º Cuerpo Paracaidista se formó en mayo de 1944 y se componía de la 3ª y 5º Divisiones Paracaidistas. Combatió en el Frente del Oeste, en Normandía, Holanda, las Ardenas y en la defensa de Alemania.
Extraído del Foro NacionalSocialista Ortodoxo.

Nacimiento de la Wehrmacht



El 30 de Enero de 1933 Adolf Hitler desmanteló la Republica de Weimar y estableció el III Reich, con el como Führer (líder) y cabeza del Estado. En Marzo 15 de 1935 abolió las Fuerzas Armadas de la Republica de Weimar, la Reichwehr y las reemplazó por la Wehrmacht. Emitió entonces el anuncio de que la Wehrmacht no estaría sujeta a los términos del Tratado de Versalles, en donde solo se daba oportunidad a Alemania para tener un éjercito de 100.000 hombres, sin tanques, aviones, artilleria pesada y submarinos; a partir de ahi la Wehrmacht se expandió rapidamente. En Septiembre 1 de 1939 cuando la Invasión de Polonia, contaba con 3.180.000 hombres, que eventualmente llegó a ser de 9.500.000 y para Mayo 9 de 1945, todavía contaba con 7.800.000. Durante el periodo de la Blitzkrieg entre Septiembre 1 de 1939 y Junio 25 de 1940, caída de Francia, la Wehrmacht solo conoció triunfos sobre sus enemigos, para ese día, solo Inglaterra se interponía en sus planes de conquista de Europa.

Adolf Hitler, creyó incorrectamente que estos triunfos eran una demostracion de su habilidad estratégica, habiendo ejercido a partir de ahi cada día mas influencia en el manejo de las campañas militares, lo cual a la final resultaría desastroso para la Wehrmacht y Alemania. Como cabeza de Estado, Hitler ocupaba el puesto de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas (Oberster Befelshaber der Wehrmacht) , habiendo tomado en Febrero 4 de 1938 la posición de Comandante de las Fuerzas Armadas (Oberbefehlshaber der Wehrmacht), y forzado al Mariscal de Campo Werner von Blomberg a retirarse, posición que conservó hasta su suicidio en Abril 30 de 1945. En esta posición tenia bajo su mando al Mariscal de Campo Wilhelm von Keitel, estando realmente el poder en manos del General Alfred Jodl.
La Wehrmacht fue dividida en tres ramas: El Ejercito (Heer), la Marina (Kriegsmarine) y la Fuerza Aerea (Luftwaffe); el Ejercito contaba con el 75% de los hombres, habiendo alcanzado el punto maximo de 5.500.500 hombres. Como Comandante del OKH (Oberkomando des Herr) estuvo el Mariscal de Campo Walter von Brauchitsch, quien fue relevado del mando en Diciembre 19 de 1941, debido a las primeras derrotas iniciales de la Wehrmacht en la ofensiva por Moscu, puesto asumido tambien por Hitler. Las Waffen SS establecidas en Diciembre 1 de 1939, tecnicamente no pertenecían a la Wehrmacht, sin embargo, estaban bajo el mando de OKH.

Cuando se realizó la movilización de Agosto 26 de 1939, el Ejercito fue dividido en Ejercito de Campo (Feldherr) destinado a entrar en batalla y el Ejercito de Reemplazo (Ersatzheer) que estaba en Alemania dando soporte. El Ejercito de Campo estaba compuesto de tres clases de tropas: Las tropas de combate (Fechtende Troops), que constaban de los Mandos; la infanteria, las tropas mecanizadas, la artilleria, los ingenieros, cuerpo de comunicaciones y policía de seguridad. En segundo lugar, las tropas de suministros que incluian transporte, medicos, veterinarios, policia militar y guardias. En tercer lugar las tropas de seguridad en la parte trasera del frente.

Estructura

En la estructura de la Wehrmacht existían cinco Grupos de Ejercito, Norte y Sur para la Campaña de Polonia y A, B y C para la Campaña de Francia. Cada grupo de ejercitos estaba constituido por dos o tres ejercitos con aproximadamente 400.000 hombres, existiendo 14 ejercitos, cada Ejercito con tres o cuatro cuerpos de aproximadamente 200.000 hombres cada uno, y a partir de Junio de 1940, dos Cuerpos Blindados, denominados Grupos Blindados (Panzergruppe) de von Kleist y Guderian, cada uno con tres cuerpos motorizados. Existían 33 cuerpos, cada cuerpo con dos a cinco divisiones de infanteria de alrededor de 60.000 hombres y siete cuerpos motorizados, cada uno con dos o tres divisiones motorizadas o blindadas. Una divsion de caballeria y cuatro divisiones de montaña.

Durante el periodo de la Blitzkrieg, se conformaron 143 divisiones, dependiendo su calidad de la ubicación que tuviera. Ademas existían divisiones de veteranos y reservistas que se asignaron para la ocupación de Polonia y Checoeslovaquia y nueve divisiones de reemplazo (Ersatzdivisionen).

División de Infantería: Cada división de infantería estaba compuesta por 16.977 hombres en tres regimientos de infantería, más las unidades de soporte divsionales: Un regimiento de artillería, un batallón de reconocimiento, un batallón antitanque, un batallón de ingenieros, un batallón de señales y servicios divisionales.

Regimiento de Infantería: Cada regimiento de infantería estaba compuesto por 3.049 hombres con tres batallones, una compañia de cañones de 180 hombres, y una compañia antitanque de 170 hombres. El batallón estaba compuesto por 860 hombres en tres compañias, una compañia de soporte de ametralladoras de 190 hombres. Cada compañia estaba compuesta de 201 hombres con tres pelotones y cada pelotón de 50 hombres estaba constituido por un mando de pelotón, un equipo lanzagranadas y cuatro secciones de rifles, cada sección con 10 hombres.

División Motorizada: Todas las unidades de una División Motorizada de Infantería (Infanteriedivision mot.) se desplazaban en camiones o vehiculos semiorugas; a principios de 1940 la divsión motorizada fue reducida a dos regimientos, para un total de 14.319 hombres. Una división de montaña (Gebirdivision) contaba con 14.131 hombres de dos regimientos de montaña cada uno con 6.506 hombres, más unidades de soporte y servicios.

División Panzer: Una división blindada (Panzerdivision) contaba con 14.373 hombres con una brigada blindada (dos regimientos de 1700 hombres en dos batallones) y una brigada motorizada de rifles con 4.409 hombres , más uniaddes de soporte y de servicios.

División Ligera: Una división ligera (Leichte Division) constaba de 10.000 a 11.000 hombres con cuatro batallones de 638 hombres y uno o dos regimientos de caballeria motorizada de 2.295 hombres; estas divisiones que inicialmente estuvieron en la campaña de Polonia, se convirtieron durante la reorganización de Octubre de 1939 a Enero de 1940 en las Divisiones Panzer 6° a 9°.

División de Caballería: La 1° División de Caballeria (1. Kavalleriedivision) de 16.000 hombres contaba con cuatro regimientos montados de 1.440 hombres.

En 1937 Alemania fué dividida en 13 Distritos Militares, numerados del I al XIII, siendo a partir de 1939 la base para el Ejercito de Reemplazo. Los depositos, escuelas y unidades de entrenamiento de los distritos manejaban y equipaban al principio un Cuerpo de Ejercito, llegando hasta cinco, siendo los responsables de suministrar los refuerzos. A medida que Alemania fue adquiriendo territorio, se crearon seis nuevos distritos entre Agosto de 1938 y Octubre de 1942, proveendo al Ejercito con conscriptos que en gran cantidad no eran alemanes étnicos o aún no simpatizantes de la causa alemana.

Uniformes: El simbolo mas visible de la Wehrmacht era el águila que se llevaba en el pecho, consistía en un águila con las alas extendidas y en las garras tenia una Svástica en un circulo; el Ejercito y el NSK la llevaban al lado derecho y el resto de las armas en la parte alta del brazo izquierdo. En Abril 8 de 1935 se emitió la norma para los uniformes del Nuevo Ejercito (Wehrmacht), continuando con la tradicion de los Ejercitos predecesores , el Ejercito Nacional (Reichsheer) del Segundo Reich (Enero 18 de 1871 a Noviembre 11 de 1918); el Ejercito de Tiempo de Paz (Friedensherr) entre Noviembre 11 de 1918 y Marzo 5 de 1919; las Fuerzas Armadas Temporales (Vorläufige Reichswehr) de Marzo 6 de 1919 a Diciembre 31 de 1920; y el Reichsheer, conocido erroneamente como Reichswehr de la Republica de Alemania entre Enero 21 de 1921 y Marzo 15 de 1935, cuando fue creada la Wehrmacht.

A finales de 1935 se establecieron los estilos basicos de los uniformes, tomando como color básico en gris -verdoso, introducido en Julio 2 de 1929 y conocido tambien como feldgrau.
Extraído del Foro NacionalSocialista Ortodoxo.

Hitlergruss



Hitlergruβ o Deutscher Gruβ
El denominado Hitlergruβ (saludo hitleriano), también denominado Deutscher Gruβ (saludo alemán) consistía en extender el brazo y la mano derechos a la vez que se exclamaba: ¡Heil Hitler! o ¡Sieg Heil!. Aproximadamente desde el año 1925, constituyó la forma ordinaria de saludo entre los nacionalsocialistas alemanes. Adolf Hitler imitó esta clase de saludo no sólo del “saluto romano“ implantado por Benito Mussolini en Italia - a imitación, a su vez, del saludo propio del Imperio Romano -, sino también de las costumbres propias de su tierra de origen, Austria, donde Heil era una forma de saludo corriente entre amigos (de hecho, en algunas partes de Austria aun hoy puede escucharse el saludo Heil), del mismo modo que en Baviera se empleaba como saludo el término Servu. En todo caso, el saludo Heil acabó extendiéndose por el uso obligado que del mismo se hizo tanto por el DAP (Deutsche Arbeiterpartei o Partido Alemán de los Trabajadores) como por los grupos Völkisch. Además, era un modo de evitar que los simpatizantes del partido poco habituados al saludo militar (brazo en ángulo con la mano extendida hacia la sien) efectuasen éste incorrectamente.

Rudolf von Sebottendorf, fundador de la Sociedad Thule, siempre sostuvo que el ¡Sieg Heil! procedía del ¡Heil und Sieg!. Este grito era el saludo establecido y comúnmente aceptado por los miembros de la Thule Gesellschaft en los años 20 y, en su forma abreviada ¡Heil!, fue rápidamente adoptado por Adolf Hitler.

Durante el Tercer Reich, el Hitlergruβ fue conocido también como Deutscher Gruß y en algunos casos se llegó al extremo de abreviarlo con formas como Hitler e, incluso, Hei-tler. Entre los propios NacionalSocialistas, el Kampfgruβ o saludo de lucha adoptó varias formas: Heil Hitler, Sieg Heil o, simplemente, Heil, todas las cuales acabaron siendo moneda de uso corriente en la vida cotidiana de los alemanes, estuvieran o no afiliados al NSDAP. En todo caso, ello contribuyó a poner de manifiesto que el Deutsches Reich era, en definitiva, un Führerstaat (Estado del Führer), hasta el punto de que no contestar a un Hitlergruβ se consideraba una grave ofensa y, en los últimos años del Tercer Reich, podía, incluso, dar lugar a la imposición de sanciones.

Con relación a esto cabe señalar que durante la etapa nacionalsocialista, se dispuso que, durante el tiempo de carnaval, el empleo del Hitlergruβ debía, como muestra de respeto, evitarse en lo posible. De acuerdo con ello, el Ministro NacionalSocialista del Interior de Baviera, Hermann Esser, decretó que, en estos casos, el saludo se efectuaría apoyando la mano derecha en el pecho a la altura del corazón.

También en la correspondencia oficial debía emplearse el saludo Heil Hitler, fórmula esta que solía alternarse con la de Mit Deutschem Gruβ (“con un saludo alemán“).

Después del atentado contra Hitler del 20 de julio de 1944, el Hitlergruβ se convirtió en saludo oficial de la Wehrmacht, en un intento por reforzar las manifestaciones externas de apoyo al Führer.

El Hitlergruβ en los deportes

El 7 de agosto de 1933, el Dr. Joseph Klein impuso la obligatoriedad del Hitlergruβ para los equipos de fútbol. Hacia el 6 de junio, hizo lo propio en la Liga de Fútbol Alemana. No obstante, no todos los deportistas hicieron uso del Hitlergruβ. Es el caso, por ejemplo, del futbolista Walther Pahl, que rehusó emplear este saludo y al que la DFB (Deutsche Fußball-Bund o Federación Alemana de Fútbol) prohibió participar en partidos oficiales. En la inauguración de los Juegos Olímpicos de verano de 1936 que se celebraron en Berlín, así como en las Olimpiadas de invierno que tuvieron lugar en la localidad bávara de Garmisch-Partenkirchen, los espectadores aclamaban a los equipos olímpicos que iban haciendo su entrada en el estadio, en muchos casos, levantando el brazo derecho, para, supuestamente, realizar el Deutscher Gruβ. Lo que muy pocos sabían es que ese gesto de levantar el brazo era, también, el saludo olímpico.

El Hitlergruβ hoy en día

A partir de 1945, el Hitlergruβ fue prohibido en todo el territorio alemán. Posteriormente, la República Federal de Alemania proscribió el empleo del Hitlergruβ y de todas sus variantes (Mit Deutschem Gruβe, Meine Ehre heiβt Treue - Mi honor se llama lealtad -, etc), así como cualquier otro símbolo del Tercer Reich (por ejemplo, la Cruz Gamada), tipificándolo como delito en el parágrafo § 86-a del StGB (Código Penal Alemán).

Las organizaciones "neonazis" se sirven hoy de variantes del Hitlergruβ, por ejemplo, del denominado Kühnengruβ (“saludo provocador“ que se lleva a cabo extendiendo el brazo y mano derechos junto con los dedos índice y corazón, o el también llamado Schlampigen Führergruβ que se realiza sin estirar el brazo, pero llevando la mano hacia atrás, tal y como el propio Adolf Hitler hacía con frecuencia. Igualmente, es tradición entre los grupos neonazis la utilización del número 88, que equivale a Heil Hitler (en representación numérica de la posición que la letra H tiene en el alfabeto), o el 18, que equivale a Adolf Hitler.

En los manuales para soldados se indicaba como realizar el saludo hitleriano, entre otros:

Proclamación del Hitlergruβ por el Gauleiter Fritz Sauckel:

"¡Compañeros y compañeras de toda clase y condición!
¡Trabajadores intelectuales y manuales!
Precisamente nuestro distrito de Turingia, que desde tiempos pasados ha venido siendo una tierra obscura, dominada por la plutocracia judía, por la lucha de clases marxista y por los burgueses, ha estado sufriendo las más graves miserias de todos los territorios alemanes.

Sólo ahora, a través del genio y la lucha de Adolf Hitler y por medio de la victoria del movimiento nacional socialista, han podido las industrias, las minas y los negocios de toda clase, y hemos podido todos nosotros, con independencia de que seamos trabajadores intelectuales o manuales, recuperar el trabajo y el pan gracias a la reconstrucción de nuestra economía y al alzamiento del Tercer Reich.

De ahí que nosotros queramos dar gracias por este gigantesco milagro de la Historia alemana y por ello, en nuestra Patria, haremos uso del saludo alemán Heil Hitler! en las ciudades, en los pueblos y en cualquier negocio siempre que se nos presente la ocasión.

¡La tierra de Turingia se convertirá así en la tierra de Hitler!

De este modo, nosotros queremos expresar nuestra alianza inquebrantable con el grito y con el hombre al que debemos honor, libertad, trabajo y pan.

Heil Hitler!
Fritz Sauckel Gauleiter"


Por su identificación con el "antisemitismo" del Tercer Reich, el Hitlergruβ está hoy oficialmente consagrado como saludo en numerosos grupos y organizaciones islámicas, como las
milicias de Al Fatah, las milicias de Hezbolah, la policía nacional palestina, y otros muchos grupos islámicos.

Michael Wittmann



Michael Wittmann nació el 22 de abril de 1914 en la aldea de Vogelthal en la región de Oberpfalz (Baviera). Hijo de Johann Wittmann y de su esposa Ursula, tenía un hermano (Johann) y tres hermanas (Franziska, Anni y Theresa). Estudio hasta los 16 años y al terminar sus estudios ayudo en el trabajo de la granja de la familia.
Un año después de la ascensión de Hitler al poder, la vida de Wittmann cambiaria radicalmente. El 1 de febrero de 1.934 con 19 años ingresa en el F.A.D./Freiwillige Arbeitsdien, (Servicio de Trabajo Voluntario), que mas tarde se convertiría en el R.A.D./ Reichs Arbeitsdienst, (Servicio de Trabajo del Reich), organizaciones que por aquella época estaban en pleno ascenso.
El 30 de octubre 1934 de Michael Wittmann comenzó un período de dos años en el ejército, y fue asignado a 10. Kompanie del 19. Infanterieregiment, en Arnulf, en la ciudad bávara de Freising cerca de Munich. Aquí empezó a tomar contacto con los blindados, aunque fuera con un Pzkpfw I, y su fascinación por ellos.

Tras dos años en Freising, a los veintidós años, Wittmann no tuvo ningún problema en pasar los requisitos físicos necesarios para entrar en la Allgemeine-SS; un mes después de presentarse como candidato, le asignaron al Sturm 1/92 de la Allgemeine-SS, en Ingolstadt, con el número SS-311623.
El entrenamiento inicial era duro, y los nuevos candidatos tenían que pasar unas exigentes pruebas físicas y médicas: los estándares eran extraordinariamente altos, y un buen número de candidatos era rechazado. El 1 de abril 1937 menos de seis de meses después de su ingreso, Michael Wittmann fue elegido para el SS-Verfugungstruppe (SS-VT), la rama militar de las SS (lo que se convertiría en las Waffen-SS). Ingresó como recluta de la 17. Kompanie en la Leibstandarte-SS Adolf Hitler, y el 5 de abril empezó el entrenamiento en los cuarteles de Lichterfelde en Berlín.

La Leibstandarte-SS Adolf Hitler (LSSAH) fue la primera división que formo las SS-VT, a partir de la guardia personal de Hitler, el (Stosstrupp Adolf Hitler). Había sido creado por Josef Sepp Dietrich a principios de los años 20, por consiguiente, los estándares del reclutamiento, que pusieron énfasis en las cualidades físicas y la disposición de la documentación ancestral apropiada, eran mucho más altos que para cualesquiera de las otras unidades de SS-VT/Waffen-SS. Muchos, incluyendo Sepp Dietrich mismo, se quejaron amargamente por estas reglas, muchas de las cuales rozaron el ridículo. Por ejemplo, si Michael Wittmann hubiera querido ingresar en cualquier fase posterior, habría sido rechazado por su altura.
Wittmann entro en la LSSHA como SS-Mann, el equivalente a Gefreiter en la Wehrmacht, Su entrenamiento inicial fue como tripulante de blindado, y como parte de este entrenamiento lo introdujeron a un número de vehículos ligeros de reconocimiento, incluyendo el Sd. Kfz. 222 y Sd. Kfz. 232. El 9 de noviembre hacia su juramento en el Feldherrnhalle, en Munich, al mismo tiempo que era promovido al rango de SS-Sturmmann. Al año siguiente marcho hacia Austria, que seguía con su incorporación al Reich, con el resto de la LSSHA y mas tarde, ocho meses después, también intervendría en la anexión de los Sudetes. El 20 de abril de 1.939 sería ascendido al rango de SS-Unterscharführer.

Al comienzo de las hostilidades en septiembre 1939, Wittmann, con veinticinco años, servía en el pelotón LSSAH (Panzerspäh-Zug), con el Sd. Kfz. 222 Spähwagen, primero como conductor y después como comandante. Su servicio duro poco y al volver de Polonia le asignaron para el entrenamiento NCO, con la 5. Kompanie del batallón de reemplazo de la LSSHA. Sus superiores habían visto en el un talento emergente y Wittmann no los defraudaría. La division recibió 6 de los nuevos cañones de asalto Sturmgeschütz III Ausf. A (Stug III) autopropulsados y armados con un cañón de 75 mm KwK (Kampfwagenkanone) montado sobre un chasis del Pz. Kpfw. III.

Mientras estaba en Metz en la campaña francesa, al Unterscharführer Wittmann le ofrecieron la oportunidad de entrenar con el nuevo vehiculo y tras probarlo a fondo elegido como comandante de uno de ellos. Wittmann acepto inmediatamente y empezó el proceso para seleccionar a su tripulación, cosa nada fácil ya que no había ninguna experiencia con este tipo de vehiculo. Al final eligió como artillero al Rottenführer Klinck, experto en el uso de Panzer I e II, como conductor al Rottenführer Koldenhöff y como su cargador al Rottenführer Petersen. El entrenamiento con el StuG III era intenso y altamente realista en todos los aspectos, incluyendo un entrenamiento cuidadoso con respecto al mantenimiento de campo, así como el entrenamiento táctico. Wittmann y su equipo tuvieron que familiarizarse con cada centímetro de su vehículo. Tal entrenamiento era esencial, pues sería a menudo necesario realizar tales procedimientos, rápidamente y con seguridad, mientras se estuviera en campaña. El entrenamiento táctico, era esencial para la perfecta coordinación entre los vehículos y la infantería a la que debían apoyar; el realismo de los ejercicios del entrenamiento debía encaminarse a evitar el panorama de los soldados de infantería heridos o muertos accidentalmente.
Finalizado el entrenamiento con los Stug III, en abril de 1941 interviene en los Balcanes (Operación Marita) donde la LSSHA proporciono apoyo a la 9. Panzer Division para el asalto a la ciudad de Skopje, en Yugoslavia. La campaña yugoslava de la LSSHA termino en una semana y la division fue enviada a Grecia donde ya seria una autentica unidad de combate y de la que ya formaban parte oficiales como Kurt “Panzer” Meyer, que se haría famoso por el asalto al paso de Klissura. Michael Wittmann y su equipo de StuG III también jugaron su parte en este asalto y el posterior empuje hacia el lago Kastoria, asistiendo a la captura de 12.000 hombres de la 13ª división griega. Atenas finalmente fue tomada a finales de abril.

La operación "Barbarossa", la invasión alemana de Rusia empezó el 22 de de junio de de 1941 y Wittmann no tardaría mucho en intervenir en ella. El 12 de julio, StuG III de Wittmann fue requerido para moverse a una posición ventajosa en una colina, señalada como punto 65.5. Después de alcanzar su objetivo el Rottenführer Klinck, artillero de Wittmann, diviso tanques enemigos que se acercaba rápidamente. Después de buscar una posición que ofreciera ventaja visual adicional, dieciocho tanques T34/76 fueron avistados, un grupo de doce y otro grupo de seis. Después de ordenar a su conductor Koldenhöff llevar el vehículo de nuevo en el lado izquierdo de la colina, Wittmann preparó a su equipo para el combate colocándose para encontrarse con los T-34/76 de frente. El primero fue alcanzado con un impacto directo del cañón 75 mm KwK. Como el Stug III no tiene torreta móvil toda la responsabilidad fue puesta en el conductor Koldenhöff, que con habilidad consumada coloco rápidamente el vehículo en una posición ventajosa conveniente que permitió al artillero Klinck lograra hacer de nuevo blanco en otro T-34/76 que salto en llamas.
En pocos segundos, el cargador Petersen había metido otro proyectil en el cañón.
Después de un impacto cercano de otro T34/76 (y un artillero ruso con una puntería muy pobre), Wittmann maniobro para alcanzar el borde de un pequeño bosque y planear su siguiente movimiento. Mientras que realizaba un reconocimiento rápido a pie, Wittmann vio un tercer vehículo enemigo y de repente sonó una explosión. Después de la polvareda se encontró con el T34/76 destruido. La iniciativa de Klinck y sus habilidades en la observación y de la artillería habían sido decisivas. Mientras que ambos vehículos habían encontrado simultáneamente, el artillero de Wittmann había estado bastante mas alerta en localizar, avistar y golpear el blanco. Al volver a su cúpula, Wittmann fue el primero en felicitar a su experto artillero.

Wittmann acabo con 6 T-34/76 ese día (también demostró su carácter al salvar de las llamas a tres de los tripulantes del ultimo tanque ruso destruido), ganando la Cruz de Hierro de Segunda Clase.
Cuando Dietrich le pregunto si tenia alguna petición especial, le dijo que se le diera asistencia medica a los tres soldados rusos.
Wittmann siguió su campaña exitosa con la LSSHA hasta la caída de Rostov el 20 de noviembre de 1.941. Un día después recibiría la Panzer-Kampfabzeichen (Distintivo de Asalto Panzer) de plata por haber participado en 25 combates contra tanques enemigos.
Después de un año en Rusia volvió a Baviera a la Junkerschule, la academia militar de las SS en Bad Tölz y como muchos otros cadetes, Wittmann encontró el entrenamiento el más duro que él había tenido nunca. Todas las áreas fueron cubiertas, y los ejercicios mentales y físicos eran severos, diseñados llevar a cada cadete al límite de sus capacidades. Se hacia énfasis en la camaradería y la cooperación, e inculcaron a los oficiales la idea de que aunque eran en última instancia responsables de las acciones de su equipo, ellos debían siempre verse como miembros de ese equipo.
El entrenamiento concluyó el 5 de septiembre, y Wittmann fue destinado al batallón de reemplazo de los SS Panzer en Weimar (Pz. Ers. Abt. 500) en Padeborn, como comandante de pelotón. El 21 de diciembre 1942, ya como SS-Untersturmführer fue enviado a Francia a entrenarse con el nuevo tanque Panzerkampfwagen VI Ausf. H/E (Pz. Kpfw. VI, Sd. Kfz. 181) Tiger, armado con el potente cañón de 88 mm L/56 KwK 36. Como anteriormente debió elegir su tripulación y que acabo siendo formada por el Rottenführer Balthasar Bobby Woll como artillero, el Rottenführer Karl Berges como cargador, el Rottenführer Gustav ' Gustl ' Kirschmer como conductor y el Rottenführer Herbert Pollmann como operador de radio y de la MG-34. Las tripulaciones de los Tiger podía sufrir cambios con el tiempo, pero Wittmann siempre quiso que Bobby Woll fuera su artillero. La Leibstandarte volvió al frente ruso en enero de 1.943 con el recién creado I SS Panzerkorps en el que también se integro a la II Panzerdivision “Das Reich” y la III. Panzerdivision “Totenkopf” y Wittmann empezaría la campaña como comandante de un pelotón ligero formado por Panzer III Ausf. J.

No seria hasta principios de abril cuando recibiría el nuevo Pz. Kfw. VI Tiger y la compañía seria rebautizada como 13. Kompanie.
El Tiger que Wittmann mando en la batalla de Kurks era el nº 1331, el 13 por la compañía, el 3 por el pelotón y el 1 como comandante de pelotón.
El primer día de la batalla de Kurks (Operación Zitadelle) 5 de julio de 1.943, la compañía, mandada por el Hauptsturmführer Kling, se dirige al norte desde su punto de partida cerca de la ciudad de Bykovka, con instrucciones de atravesar de las defensas soviéticas situadas al sur y al sureste de la ciudad. Fue un mal día para Wittmann, que aunque lograron destruir 8 T-34 y 7 cañones antitanque, en una de sus muchas salidas ese día su tanque piso una mina que daño las cadenas e hirió de gravedad a su cargador Walter Koch. La tripulación estaba formada por Bobby Woll (artillero), Siegfried Fuss (conductor), Max Gaube, sustituto de Koch, (cargador) y Karl Lieber (radio-operador).
El 14 de julio la compañía tenía solamente cinco Tiger operativos, un número que ascendió a nueve el 17 de julio, y debió retirarse a una posición al oeste de la ciudad de Byelgorod.
Habían perdido a muchos hombres, y a pesar de los éxitos de la compañía Tiger, Kursk todavía estaba en las manos de los soviéticos. Simplemente, las tropas alemanas habían sido abrumadas por la fuerza numérica de sus opositores. El plan de cerrar el saliente de Kursk había fallado.
Después de una temporada de descanso en Italia tras la derrota de Kurks, Wittman volvería por tercera vez a Rusia donde la situación había ido de mal en peor y ahora el ejército soviético avanzaba imparable. Asignaron a la compañía de Wittmann la tarea de capturar la ciudad de Brusilov al oeste de Kiev, en Ucrania.
El 13 de noviembre de 1.943, él y su equipo logran destruir más de dos docenas de vehículos, entre tanques y cañones antitanque. A pesar de estas acciones era evidente que no se podía hacer frente a tal superioridad durante mucho tiempo.

El 21 de noviembre fue un día intenso para Wittmann y su tripulación, con problemas en su Tiger debido al recalentamiento del motor por una avería.
Acabaron con 13 T-34 y 7 cañones antitanque (con el SS-Sturmmann Bobby Warmbrunn como artillero) y los informes incluyen un encuentro, MP-40 en mano, con tres tripulantes de uno de los T-34 destruidos, donde Wittmann recibió una herida en la barbilla sin mayores consecuencias.
A mediados de diciembre, acompañado de otros dos Pzkpfw VI Tiger, fueron sorprendidos por una veintena de T-34 en los alrededores de la ciudad de Meshiritschka, a pesar de lo cual pudo acabar con seis de ellos, con Bobby Woll de nuevo manejando el poderoso cañón de 88 mm. Durante las batallas alrededor de Berdichev a finales de diciembre, Wittmann fue nombrado comandante de la compañía. El 2 de enero de 1944, tenía doce Tiger bajo su comando y el nuevo año trajo también la aparición del nuevo y temible T34/85, armado con un cañón de 85mm.
Los primeros días de enero fueron fructíferos para Wittmann, que acumulaba 56 victorias en el periodo comprendido desde julio de 1.943 al 7 enero de 1.944; los días 8 y 9 otras diez victorias, siendo propuesto el día 10 de enero para la Cruz de Caballero por el comandante divisional, SS Oberführer Theodor "Teddi" Wisch, que recibiría cuatro días mas tarde. Durante este breve periodo de tiempo, Wittmann elimino otros 22 tanques enemigos, lo que elevaba la cifra de victorias a 88 (en 80 de ellas con Bobby Woll de artillero), solo en los días 12 y 13 dejaron fuera de combate 16 T-34 y tres cañones antitanque. Antes de terminar el mes ya había conseguido su victoria 100 y el 30 de enero le notificaron la concesión de las Hojas de Roble para la Cruz de Caballero, además de ser ascendido al rango de Obersturmführer.
El 15 de febrero de 1.944 sustituye a Heinz Kling como comandante de la 2. Kompanie del SS Panzer Abteilung 101 y su ultima acción en el frente ruso la llevaría a cabo en la intervención de la “Das Reich” y la LSSHA para liberar los 35.000 soldados atrapados en la bolsa de Tscherkassy, obteniendo otras 9 victorias.

Wittmann estaba en Francia, desde abril, cuando los aliados desembarcaron en Normandia, lo que marcaría su vuelta a la acción. Al día siguiente al desembarco recibió la orden de trasladarse con la 2. Kompanie desde su base hasta Normandia vía Paris. La ruta que tuvieron que tomar era algo precaria e insegura, como quedo demostrado al recibir varios ataque aéreos que acabaron con 5 hombres, entre ellos al Unterscharführer Kurt "Quax" Kléber, primera baja de la compañía en la campaña francesa.
Uno de los Tiger resulto dañado (el que ahora mandaba Bobby Woll, ahora Unterscharführer con su propio vehículo). Wittmann no desaprovecho la ocasión de contar de nuevo con su viejo camarada como artillero y en la noche del 12-13 de junio llegaron con 6 Tiger (los otros 6 de la compañía estaban dañados o averiados) a la aldea de Villers-Bocage.

En principio el papel de Wittmann era de reconocimiento de los movimientos de los británicos en la zona, poniéndose en marcha a las 6 de la mañana del día 13 de junio, intentando camuflarse de los aviones aliados avanzando entre la vegetación. A 150 m de la colina 213, un sargento le informa de una columna aliada que se acerca, entre ellos el 4th County of London Yeomanry (C.L.Y.) de la 22th Armoured Brigade (7th Armoured Division “Desert Rats” Guiño, equipados con tanques Cromwell y Sherman “Firefly”.
El Sqn (escuadrón) A del County of London Yeomanry se situó al este de la aldea, mientras el Sqn B lo hacia al oeste, controlando el cruce de la carretera que conducía a Caumont, mientras el mando del 4th C.L.Y. se establecía en la calle principal de Villers. Una brigada de fusileros con 12 vehículos semiorugas M3 y 3 tanques Stuart M5A1 se desplegó directamente detrás del Sqn A.
Wittmann medito la situación. No podía dejar pasar la oportunidad, pero cualquier contacto por radio con el cuartel general habría sido interceptado por los británicos.

Tampoco podía esperar apoyo, ya que no había tropas alemanas en las cercanías y solo disponía de 6 Tiger, nº211 (SS- Ostuf. Jürgen Wessel), nº221 (SS-Ustuf. Georg Hantusch), nº222 (SS-Uscha. Kurt Sowa), nº223 (SS-Oscha. Jürgen Brandt), nº233 (SS-Oscha. Georg Lötzsch) y nº234 (SS-Uscha. Herbert Stief). Hay cierta confusión sobre la numeración del Tiger que Wittmann utilizo ese día. Los informes hablan de que se subió al nº 234 de Herbert Stief, pero que tras avanzar 20 metros este se paro, y tuvo que cambiar al nº 222 de Sowa y otras fuentes hablan del Tiger nº 231, el caso es que se admite generalmente que era el nº222, llevando como tripulación al SS-Uscha. Walter Müller como conductor, el cargador Sturmmann Günter Boldt, el operador de radio Sturmmann Günther Jonas y como artillero a Bobby Woll (con su Tiger averiado volvía a ser el artillero temporalmente). Wittmann había ordenado a Stief avisar al puesto de mando y con Kurt Sowa, Georg Hantusch y Jürgen Brandt, se puso en marcha hacia el pueblo.

Wittmann dirigió su Tiger de frente hacia los vehículos inmóviles del Sqn. A, cogidos totalmente por sorpresa y fuera de sus vehiculos, con Bobby Woll disparando en marcha tan rápido como podía. Los británicos hicieron lo más inteligente que podían hacer, dispersarse y salir pitando, ya que poco podían hacer a pie contra un Tiger. En esta primera pasada 15 vehiculos fueron destruidos entre ellos 2 Cromwell y un Firefly de la brigada de fusileros, además de dos cotracarros de 6. libras y tres Stuart. Al entrar en el pueblo se encontraron con los 4 Cromwell del HQ, destruyendo tres de ellos, y varios vehiculos M3 (estos con el fuego de la MG34). Del Sqn A muy pocos pudieron escapar de la sorpresa inicial, entre ellos el capitán Patrick Dyas, que inteligentemente había movido hacia atrás su Cronwell por una calle lateral. Mientras tanto el Sqn B ya estaba alertado de la presencia de los Tiger.
Wittmann entro cautelosamente en el pueblo, sin darse cuenta de que tenia detrás al Cromwell de Dyas, pudiendo esquivar un encuentro con un Sherman Firefly (con un cañón de 17. libras, tan potente como el 88 de un Tiger, no debe tomarse a la ligera) mandado por el sargento Stan Lockwood, del Sqn B.

Dyas, que se mantenía a distancia segura entre tanto, vio su oportunidad y disparo dos veces con el 75 mm de su Cromwell pero ambos se hicieron humo en el blindaje del Tiger. No tuvo segunda oportunidad, Woll giro la torreta y disparo de lleno al Cromwell, aunque pudo salir del tanque mientras este ardía. Su conductor y su artillero no tuvieron tanta suerte.
El Tiger de Wittmann se dirigía entonces al encuentro del Sqn B por la rue Clémenceau cuando un disparo de un cañón anticarro de 6. libras le alcanzo en las cadenas, quedándose parado delante del almacén Huet-Godefroy. Wittmann y su tripulación salieron del tanque a toda prisa sabiendo que no podían hacer nada más y con la esperanza de poder recuperar el Tiger mas tarde, dirigiéndose a pie al puesto de mando de la 130. Panzer Lehr donde presento el informe de la situación. Mas tarde unidades de Panzer Lehr volvieron a Villers-Bocage, pero el factor sorpresa ya se había perdido, por lo que la situación de la mañana no pudo repetirse. Las perdidas habían sido de 6 Tiger (tres pudieron recuperarse mas tarde) y cinco Pzkpfw IV

Los británicos perdieron ese día (13 de junio 1.944) en Villers-Bocage 30 tanques ese día destruyó 12 tanques (5 Cromwell, 3 Stuart y 4 Sherman) y 15 vehiculos de diverso tipo (semiorugas M3, autoametralladores Bren y tranportes diversos). Lo que esta claro es que la acción de Wittmann en Villers-Bocage fue una muestra de observación, improvisación, decisión, valor.

El 22 de junio le fueron concedidas las Espadas para su Cruz de Caballero, entregadas por Hitler en Berchtesgaden, y ascendido a Hauptsturmführer. También se le ofreció el puesto de instructor en Paderborn, que rechazo, volviendo otra vez a Normandia. Pero la situación en Francia fue de mal en peor para las tropas alemanas, incluido el s.SS Pz. Abt. 101 de Wittmann.

8 de Agosto de 1.944

En agosto los aliados lanzaron la operación “Totalize” destinada a acabar con la resistencia alemana en torno a Falaise y el s.SS Pz. Abt 101 fue agregado a la 12. Ss Pz. Gren. División Hitlerjugend, mandada por Kurt “Panzer” Meyer. La tripulación del Tiger de Wittmann estaba ahora formada por el Unterscharführer Karl Wagner como artillero, el Sturmmann Günther Weber como cargador, el Unterscharführer Heinrich Reimers como conductor y el Sturmmann Rudolf Rudi Hirschel como operador de radio y la MG34. El pequeño Kampfgruppe tenía un total de alrededor de sesenta vehículos, y Wittmann tenía bajo su mando solamente ocho Tiger operativos para enfrentarse a los casi 600 tanques aliados de la operación Totalize. La tarea de Wittmann era atacar Cintheaux, entre Caen y Falaise, y ocupar las alturas al norte del pueblo. A las 12:30 se encontró con 4 Sherman de la 4th Armored Division canadiense disparando contra ellos, sin alcanzarlos.

A partir de aquí todos los datos son confusos. Según los informes alemanes, a las 12:47, el Tiger nº 007 habría recibido un disparo en las cadenas quedando inmovilizado. El Hauptschführer Hans Höflinger declaro haberlo visto inmovilizado pero intacto a las 12:55, pero no pudo acercarse. Poco después el Tiger de Wittmann fue localizado por elementos de la Hitlerjugend, destruido y con la torreta separada del chasis, como si se hubiera producido una explosión de la munición dentro del tanque. Según los expertos esto pudo causarlo un Sherman “Firefly” (en el año 2006, Joe Ekins, que había servido con los Northants Yeomanry, declaro que había sido su Firefly el que acabo con Wittmann) o un cohete de un Hawker Typhoon, que es la versión mas extendida.

Michael Wittmann murió el 8 de agosto en St. Aignan de Cramesnil, siendo enterrado en el campo junto a su tripulación. En 1.983 al realizar unas obras en una carretera cerca de Cintheaux fueron encontrados sus cuerpos y trasladados al cementerio de La Cambe donde reposan desde entonces.
Extraído del Foro NacionalSocialista Ortodoxo.