28th SS Freiwilligen Panzergrenadier División

Uno de los aspectos más interesantes del fenómeno de la colaboración de ciudadanos no alemanes con la Alemania nacionalsocialista durante la Segunda Guerra mundial fue la aparición del fenómeno de miles de voluntarios que optaron por servir en él ejercito alemán.
Se encuadraran tanto en las fuerzas armadas convencionales (Wehrmacht, Kriegsmarine, Luftwaffe) pero también con lo que se convirtió en el mayor ejercitointernacional y político jamas visto hasta entonces ni ahora: Las Waffen SS (1).
Durante la primera etapa de la Ocupación alemana estos no se habían preocupado por reclutar voluntarios belgas francófonos. En cambio en Flandes el reclutamiento de voluntarios para las Waffen SS se había iniciado ya en fecha temprana antes del comienzo de la guerra contra la URSS (SS Standarte "Westland"), esto se debía a los parámetros raciales y culturales que seguían manteniendo Ios dirigentes de la Orden negra que soñaban con formar una gran federación germánica en Europa, tras la guerra y por el momento valonia no formaba parte del mapa germánico (2).
Algunos valones servían en unidades de apoyo o en las unidades flamencas pero eran una minora. Seria con la Operación Barbarroja cuando los valones podrán reorganizar su derrotado ejercito y enviar unidades al frente ruso. El movimiento voluntario valón tiene varias características que le hacen propias, en primer lugar su participación se desarrolla en una unidad homogénea toda la guerra, con voz y estructura de mandos francófona, nunca alemana como le ocurriera los demás nacionalidades voluntarios (incluso la flamenca), en segundo lugar no podía comprenderse sin la atrayente personalidad de León Degrelle que dirige el movimiento voluntario.
El día después del estallido de las hostilidades en el Este los dirigentes rexistas se apresuraron a solicitar a la administración militar alemana (Militarvenwaltung) la autorización para formar un cuerpo franco de voluntarios belgas para combatir al Bolchevismo al lado de los alemanes. El encargado de estas gestiones, fues Degrelle se encontraba por aquel entonces en París, fue el Director general de asuntos del movimiento, Fernand Rouleau. Las autoridades alemanas les autorizaron a integrarse como unidad semiindependiente en las unidades de la Wehrmacht en idéntica situación a Francia, Croacia o, incluso, España. Los voluntarios procedentes de países de la órbita germánica fueron, sin embargo, encuadrados bajo la dirección de las Waffen SS (Noruega, Dinamarca. Holanda), actitud no siempre bien acogida pues no se les respetaba su identidad nacional.

Cuando se hace oficial la noticia centenares de voluntarios se presentan de inmediato en las oficinas de reclutamiento que se abren a lo largo de toda Valonia. Unos días mas tarde son ya mas de 1.200 los voluntarios que han superado las pruebas medicas considerándose "aptos para el servicio", de estos un 90°/c son fervientes militares rexistas, y se les cita a todos en Bruselas para el día 8 de agosto de 1941 para la partida. Tras la ceremonia de entrega de la bandera del cuerpo franco por parte de Degrelle los voluntarios desfilan por calles de Bruselas hacia la estación de ferrocarril, donde les esperan los vagones que les transportaran al campo de instrucción de Meseritz en Alemania. El cuerpo franco se organiza como batallón, en uniforme feldgrau del ejercito alemán lo que provoco ciertas protestas por parte de los hombres que esperaban poder combatir con uniforme belga. Este mismo problema se había suscitado en todas las unidades nacionales que se estaban formando ese verano de 1941, pero era imposible que se portasen uniformes nacionales a menos que el país de origen estuviera en guerra con la URSS (3). Se formaron tres compañías de fusileros, una de ametralladoras pesadas y una de estado mayor, al mando del capitán valon Georges Jacobs, un veterano de la Primera Guerra mundial. Su ayudante era el Capitan Lucien Lippert. El 20 de agosto llego otro contingente de voluntarios valones.
El 22 de agosto los voluntarios prestaron el juramento de fidelidad, según la tradición militar alemana, al comandante de las fuerzas armadas, es decir Adolfo Hitler. Para evitar suspicacias los voluntarios decidieron prestar juramento a Léon Degrelle, como su lider, unos días mas tarde. León Degrelle estaba entre los voluntarios como un recluta mas, habia rechazado el puesto de oficial que le habían ofrecido las autoridades alemanas. Y tras ocho semanas de instrucción los instructores alemanes consideraron que estaban listos pare partir hacia el frente. Esto alegro enormemente a los voluntarios, que temían que la guerra acabase antes que llegasen ellos!

Recibieron la denominación de Wallonische Infanterie Bataillon 373 de la Wehrmacht y a mediados de octubre los valones inicia su marcha hacia Ucrania, el frente Sur.
El dos de noviembre, ya habían comenzado a dejarse sentir el frío invierno que se avecinava, desbancaron en la estación de Dnjepropetrovsk para seguir la marcha a pie hasta las posiciones que se les había asignado. Para frustración de los voluntarios se les ordeno mantener unas posiciones en la retaguardia donde operaban unidades de partisanos soviéticos, una tarea harto desagradable pero necesaria donde tuvieron las primeras bajas, entre estos el primer caído.
La inactividad, en diciembre fueron trasladados a los cuarteles de invierno, y el extremo frío (48" bajo cero) hizo que numerosos voluntarios solicitasen la baja, por lo general los de mayor edad, entre ellos varios oficiales y el comandante del batallón. Un oficial alemán, el Capitán von Lehe, se hizo cargo de la unidad provisionalmente mientras que el Primer teniente Lippert lo hacía de facto hasta que llego el capitán Pauly. Mientras Degrelle intentaba desesperadamente que llegasen nuevos voluntarios para evitar que la unidad quedase tan reducida que no pudiera seguir manteniendo su condición de unidad autónoma.

A finales de enero la unidad se traslada a la primera línea del frente donde es asignada como unidad de apoyo al primer batallón SS del regimiento "Germanía", una unidad de elite compuesta por voluntarios europeos de la división "Wiking". Los rusos habían roto el frente y avanzaban rápidamente por Samara. Los valones reciben la misión de defender una aldea llamada Gromovaja-Balka el día 17 de febrero. Durante días la artillería rusa bombardea la aldea y los rusos hostigan a los valones pero no se produce el temido asalto. E1 28 de febrero los rusos atacaron la aldea iniciándose la primera gran batalla de las muchas en que se verian envueltos los voluntarios valones, pero dejemos que sea el mismo Degrelle quien lo narre.
"El 28 de febrero de 1942... a las seis de la mañana, dos regimientos, cuatro mil hombres, apoyados por catorce tanques cayeron sobre nosotros. Eramos apenas quinientos, sin un solo blindado.
Saltando a la pata cola ( la tenia escayolada N.d T.), me asome a la ventana: En filas compactas avanzaba una masa formidable de rusos. Al principio pense que eran voluntarios croatas vestidos mas o menos con los mismos capotes violáceos. Pero no: los obuses estallaban alrededor de ellos; la artillería alemana de refuerzo disparaba casi a quemarropa sobre aquellos millares de hombres... Mi compañía, desbordada, retrocedió sobre la segunda isba... Ocupe mi puesto de ametrallador... Eramos unos diez, instalados a veinte metros ante la segunda casa; yo me metí entre dos caballos muertos, duros como piedras, sobre los cuales las balas sonaban de modo extraño. El enemigo se había desparramado de este a noroeste, frente por frente de las dos isbas... asaltaban las casas defendidas por nuestros camaradas de la segunda compania. Habían estos derrochado prodigios de valor para contener al enemigo, para la avalancha acabo por sumergir los puestos avanzados. Sostenidos por oficiales sublimes, los hombres se hicieron matar en el terreno para retrasar el avance de la jauría. Rusos y asiáticos rebasaron las primeras casas al noroeste. Un degüello espantoso, en cuerpo, ensangrento el lugar..."
("La Campaña en Rusia" pag. 64)
Tras varias horas de intensos combates cuerpo a cuerpo los valones lograron detener, con la ayuda de stukas alemanes y un batallón que llego en su apoyo por la tarde, a los rusos que se retiraron. Habían caído numerosos oficiales y voluntarios. La Legión había tenido 172 bajas (62 caídos y 110 heridos) que representaba un 40% de los efectivos del reducido batallón. Fue citada en el orden del día de la división (la 100 división ligera) y 37 voluntarios fueron condecorados con la Cruz de Hierro de Segunda Clase por el valor mostrado en el combate. Entre los condecorados estaba León Degrelle que edemas fue ascendido a alférez. Durante varias semanas los valones se reponen de sus heridas, pero ya apenas si son doscientos hombres del contingente inicial de 860 que llego en el verano del año anterior a Meseritz. Pero nuevos voluntarios están por llegar y un grupo de 150 nuevos guerreros parten de Bruselas el día 10 de marzo hacia el campo de instrucción. Entre estos miembros de las juventudes rexistas, de apenas 17-18 años de edad que llenos de idealismo se van a lanzar a la gran aventura de la defensa de Europa, una lucha que pocos verán acabar y sus vidas Irán quedándose en las estepas y pantanos de la URSS. A su frente va John Hagemans, el "preboste de la juventud ", dirigente de las juventudes rexistas que ha redoblado sus esfuerzos por reclutar a los mejores elementos de su organización. Cada vez son mas los rexistas que desean partir para el frente del Este y los dirigentes del movimiento, tan faltos siempre de militantes activos en el frente interior, casi no les pueden contener, de hecho incluso ellos mismos parten. El tope mínimo de edad se redujo a los 16 años mientras que el máximo sé aumento a 45. Muchos jóvenes mentirán y falsearan sus edades para alistarse.

Durante la primavera-verano de 1942 los valones, al mando del Teniente Primero Lippert, pero oficialmente comandados por el Capitán alemán von Rabenau, participan en el avance hasta llegar al Cáucaso. A finales de agosto la legión "Wallonie" participa en los duros combates de Tcheriakov donde la legión perderá el 25% de sus hombres, entre ellos el líder de las juventudes rexistas, el sargento John Hagemans, herido mortalmente en la cabeza. Su perdida fue un grave golpe pare los legionarios, especialmente los mas jóvenes. Pero poco después son relevados por la división "Wiking" y transferidos a una zona relativamente tranquila del frente en el sector de Pchich, hasta que son relevados y la gran mayoría de los voluntarios reciben un permiso bien merecido pare volver a Bélgica, aunque un centenar se quedan el Cáucaso al mando del teniente Closset hasta febrero de 1943.
Tras el importante discurso del 17 de enero de 1943 en Bruselas Degrelle se lanza a una campaña de reclutamiento de nuevos voluntarios, no solo en Bélgica sino también en Alemania, en las fabricas donde trabajan obreros belgas para la industria alemana. El éxito es considerable y en mayo de ese año la legión dispone de 2.000 hombres en el campo de instrucción de Meseritz al mando del capitán Lippert.

En junio de 1943 los dos mil voluntarios, tras intensas conversaciones de Degrelle con el Reichsfuhrer Himmler, son transferidos al campo de instrucción de las Waffen SS en Wildflecken en Turingia para ingresar como miembros de pleno derecho de las Waffen SS. A partir de ahora se recibirá la denominación de "brigada de asalto" (SS-Freiwilligen Sturmbrigade Wallonien) que además estaría motorizada con unos 250 vehículos. El capitán Lippert es nombrado SS-Sturmbannfuhrer (Comandante) pero bajo las ordenes de un oficial alemán de enlace, el SS-Obersturmbannfuhrer (Teniente Coronel) Wegener y Degrelle SS-Obersturmfuhrer (Teniente). Ese verano de 1943 numerosos aspirantes a oficiales valones parten para la academia de oficiales de las Waffen SS de Bad Tolz mientras que otro gran numero participa en los cursos para suboficiales de Warthegau. Los voluntarios reciben todo tipo de instrucción precisa para este tipo de unidad, ya motorizada y con las mas modernas armas de asalto. El 11 de noviembre la unidad esta lista y parte para el frente. Comienza la gran epopeya de los valones en las Waffen SS europeas y que les inmortalizara.
E1 17 de noviembre los vagones de transporte desembarcan a los voluntarios valones en la estación de Korsum, Ucrania, desde donde deberán unirse como una brigada independiente a la famosa división "Wiking" de las Waffen SS. Les fue asignado un sector en el río Olchanka, un afluente del Dnieper, con el batallón Narwa, compuesto por estonios de las Waffen SS, a un lado y otro del regimiento "Westland", compuesto por holandeses y flamencos en parte, en el otro. En los días que seguirán los valones se verán envueltos en los terribles combates de la que se denomino la bolsa de Tcherkassy. Los rusos cercaron a numerosas unidades alemanas y de voluntarios europeos pero gracias al valor de los mismos, en especial de los valones, se logro romper el cerco y en febrero de 1944 llegar a las líneas amigas salvándose así cerca de 50.000 soldados de una muerte segura a manos de los rusos. El tributo de sangre de los valones , habia sido inmenso. De los cerca de dos mil que se apostaron en las trincheras en noviembre tan solo quedaban apenas 600 hombres, habían tenido ¡un 75% de bajas! Casi mil camaradas yacían en la helada sierra de Ucrania entre ellos el comandante Lippert por lo que Degrelle, herido de gravedad había tenido que asumir el mando. Entre los muchos héroes valones que habían dejado en tan alto lugar el pabellón de los duques de Borgoña, la cruz de San Andrés que portaban los voluntarios, podemos señalar al joven suboficial Jacques Leroy que será gravemente herido en los combates del 15 de enero en los bosques de Teklino, perdería su brazo y ojo derecho pero se volvería a alistar tras superar un curso de oficiales de las Waffen SS mutilados. Como teniente comandaría una compañía en 1945 y recibirá la preciada Cruz de caballero de la Cruz de Hierro, al igual que Léon Degrelle, por la bravura mostrada en los combates en el frente de Pomerania.
Léon Degrelle recuerda con crudeza lo que supuso las experiencias sufridas en Tcherkassy y que bien valen como botón de muestra del valor demostrado por los valones:
"En los meses que siguieron yo también forcejearía cada noche, presa de horribles pesadillas, asestando puñaladas contra la pared, los muebles y cuanto me rodeaba en la sombra. Diecisiete combates cuerpo a cuerpo tenia librados en las tres semanas de cerco; mucho tiempo después, en las noches atormentadas, vendrían a perseguirme los rostros convulsos de tártaros, tschirgises, samoyedos y mongoles estranguladores a quienes cada día hube de disputar mi vida. Y aun hoy, cuando evoco esos días de pavor, esas muecas, esos cuerpos calientes y los golpecitos secos de mi pistola aametralladora, caliente, en lama no, siento como un mareo... "
Los supervivientes son reagrupados en Wildflecken mientras que se intensifica la campaña de reclutamiento de nuevos voluntarios para suplir las bajas habidas. Degrelle es llamado al cuartel general del Fuhrer y se le impone la preciada Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro. La propaganda de guerra alemana es eficaz y Degrelle logra convertirse en un héroe militar de los jóvenes europeos proalemanes. En abril de 1944 la brigada desfila en Bruselas ante una multitudinaria manifestación de adhesión popular tras ser ascendido Degrelle a SS-Sturmbannführer (Comandante). Mientras los nuevos reclutas valones son instruidos en el campo de instrucción de Heidelager, cerca de Debika (Polonia) pero en julio de 1994 la tensión en Estonia se hace insostenible y el Alto mando alemán debe echar mano de cualquier unidad que tenga a mano aunque sean reclutas recién llegados al campo de instrucción como estos jóvenes valones. Degrelle entra en cólera, pero la unidad de combate (unos 440 hombres) ya esta en camino hacia el frente y Degrelle parte inmediatamente hacia Estonia.
Entre el 19 de julio y 18 de septiembre de 1944 el grupo de combate lucha encarnizadamente en los bosques de Estonia, en el sector comandado por el legendario General Steiner y su III Cuerpo de ejercito Germánico de las SS que incluye a numerosas uni Daneses de la SS-Nederland y escandinavos de la SS-NordLand (4). Nuevamente los valones sufrirán perdidas elevadas, un 51 % de las bajas en tan solo ocho semanas de combates y Degrelle nuevamente es condecorado por Hitler, esta vez con las Hojas de Roble, una rara distinción para un voluntario no alemán. Al mismo tiempo se concedía la Cruz de Caballero al SS-Untersturmfuhrer valon León Gillis por la audacia y valor demostrado dirigiendo su seccion de cazatanques ante los blindados rusos en Dorpat. Seria aquí donde Esteren se volvería a encontrar con Degrelle al que había tenido en su sector del frente en 1942.

Este general recordara a Léon Degrelle en sus memorias con palabras elogiosas, escritas en un momento en el que Degrelle (1950) estaba exiliado en España y su elogio podria con llevar problemas para el que así expresase:
"Era un típico valón, apasionado, honesto, osado y de gran corazón. Se entusiasmaba y llenaba de fantasía fácilmente... Era el autentico motor de la Legión... Además tenia un talento natural de soldado... " ("Die Freiwilligen" 1958).
En septiembre de 1944 casi toda Bélgica estaba liberada por lo que los colaboracionistas tuvieron que abandonar el país y refugiarse en Alemania. Ello le permitió a Degrelle no solo reconstruir su brigada sino formar una división, la "28.SS-Panzer Grenadier División Wallonien" al recibir nuevos efectivos procedentes de los que huían del avance aliado. Nunca tendrá los efectivos propios de una división, apenas alcanzando los de un regimiento y varios batallones de apoyo. Entre las unidades de valones destaca la aportación de un grupo de, Españoles que servían en el regimiento 70 de la división al mando de tres oficiales españoles, restos de la Legión Azul al ser repatriada a España.
En febrero de 1945 la división combate en Pomerania contra los rusos en los desesperados intentos de frenar el imparable avance ruso sobre Europa. En tan solo dos meses la división quedara completamente diezmada nuevamente con un 50% de bajas mientras que la guerra acababa en Europa. La mayoría de sus oficiales caerían en combate. Es aquí donde Degrelle logra reunir a un centenar de voluntarios Españoles, en un intento de reponer desesperadamente los efectivos de su maltrecha unidad. Los españoles de la "Wallonie" combatirán bajo las ordenes del Teniente Ocana y el alférez Valdajos, nuevamente bajo las aspas de la Cruz de San andres, de tan hondas reminiscencias hispánicas. Degrelle seria ascendido poco antes a SS-Standartenführer (Coronel) el 20 de abril de 1945 y verbalmente a Brigadenfuhrer (General) por Himmler el 2 de mayo, sin que haya quedado constancia documental de dicho ascenso.
Otros voluntarios valones servirían así mismo en otras unidades alemanas, entre ellas la N.S.K.K. en la que servirían millares de valones en todos los frentes como unidades de transporte y apoyo a las unidades de la organización Todt e incluso en unidades de a Luftwaffe y en la Cruz Roja alemana que admitió en sus filas a mujeres valonas que sirvieron con valor en los hospitales de campaña en el frente. También destacar las unidades de voluntarios valones en las unidades de vigilancia y de apoyo a la policía (la Guardia valona) que en contadas ocasiones entraron en combate, aparte de las operaciones antiterroristas.

Notas:
1) Las Waffen SS, rama militar de la Orden negra que dirigía el Reichstuhrer Himmler, se convirtió durante la guerra en la "cuarta" rama de elite de las fuerzas armadas alemanas, pero con una impronta especial. En el servían cientos de miles de voluntarios no alemanes que portaban el uniforme de las SS, no por oportunismo político, ni deseo de servir a Alemania, sino por razones ideológicas y nacionales. Llego a tener cerca de un millón de hombres en sus filas. de los cuales cayeron en combate mas de 400.000.
2) Sobre los voluntarios flamencos recomendamos el trabajo del Prof. Carlos Caballero Jurado: "Cruces de Abedul" Ediciones García Hispan, Alicante 1990. Si bien existe una amplia bibliografía en flamenco sobre estos voluntarios, en especial los estudios realizados por el voluntario Jan Vincx, antiguo oficial en la Division SS "Wiking".
3) La historia militar de los valones en el frente del este ha sido magníficamente narrada por Jean Mabire en su trilogía que se cita en la bibliografía.
4) Sobre esta unidad, véase el trabajo de Erick Norling publicado por Ediciones García Hispan, Alicante 1990, "Viento del Norte. La división Norland Epopeya y muerte 1943-1945".
Extraído del Foro NacionalSocialista Ortodoxo.