El Antitabaquismo en el Tercer Reich



Los historiadores y epidemiologistas apenas acaban de empezar a explorar el movimiento anti-tabaco desarrollado en Alemania durante el gobierno de Adolf Hitler. Alemania tuvo el más fuerte movimiento antifumador del mundo en la década de los 30 y la primera mitad de la década de los años 40, con medias tales como la prohibición de fumar en lugares públicos, prohibiciones de anunciarse, restricciones para las raciones de tabaco para las mujeres, y la más refinada investigación mundial sobre los efectos del tabaco, aportando pruebas científicas de la ya evidente relación entre el tabaco y el cáncer de pulmón.

En la ultima década los historiadores médicos han aportado estudios que mejoran nuestro conocimiento sobre la medicina y la salud publica en la Alemania del III Reich. Sabemos gracias a ello que aproximadamente la mitad de los médicos del sistema sanitario público estaban afiliados al NSDAP.
Muchos lideres Nacionalsocialistas se oponían claramente al consumo de tabaco, como el Doctor Robert Ley, del Frente Alemán del Trabajo, siendo Adolf Hitler uno de los más férreos en su oposición.

El primer caso de un estudio controlado sobre la relación entre cáncer de pulmón y tabaquismo se llevo a cabo en Alemania en 1939. Esto fue posible con el respaldo de la Oficina Contra los Riesgos del Alcohol y el Tabaco, establecida en 1939 por el Doctor Leonard Conti, responsable de los Asuntos de Salud del Reich, al que había precedido en el cargo Gerhard Wagner. El Instituto de Investigación de los Riesgos del Tabaco, establecido en la Universidad de Jena, desarrolló un segundo estudio en 1942. Este Instituto fue financiado con 100.000 marcos del Reich provenientes de las finanzas personales de Adolf Hitler.

Además de investigaciones sobre el tabaquismo, también había muchas campañas de promoción de lo saludable de no fumar. Las Juventudes Hitlerianas y la Liga de Chicas Alemanas repartieron abundante propaganda anti-tabaco. En 1942 la Federación de Mujeres Alemanas (BDM) lanzó una campaña contra el consumo de tabaco y alcohol. El Frente Alemán del Trabajo también desarrollo muchas campañas donde se hacia hincapié en los efectos dañinos del tabaco para la salud.

Estas campañas estaban apoyadas también por una legislación, que prohibía fumar tanto a alumnos como a profesores en muchas escuelas. Se consideraba como negligencia criminal si los conductores involucrados en accidentes iban fumando. Se controló estrictamente la publicidad del tabaco, y se creó una discusión sobre si los pacientes con enfermedades derivadas del tabaquismo debían recibir el mismo trato que los pacientes con enfermedades no derivadas de el consumo de tabaco.

La lucha contra el tabaquismo fue solo uno de los asuntos de salud que recibieron atención por parte de la Alemania Nacionalsocialista. También se llevaron a cabo campañas contra el consumo de alcohol. Se recomendaba consumir frutas y verduras, pan integral y no abusar de las grasas. Una destacada figura de la medicina del III Reich, Erwin Klein, predijo que en el futuro se descubriría que el cáncer era un resultado de una dieta inconveniente. El consumo en exceso de nata montada era también particularmente desaprobado. El periódico oficial de las SS, 'Das Schwarzes Korps', hablo en una ocasión sobre los turistas alemanes en Austria que visitaban los cafés, que daban una imagen "Donde se podía pensar que la Gran Alemania se creo solo para que sus ciudadanos pudiesen atiborrarse de tortitas con nata montada". Un prominente slogan pro-militarista rezaba: "¿Poder de combate o nata?".

Otro factor sobre el que se mostró mucho interés de sobre la noción de que un ambiente intrauterino afectado por la nicotina y el alcohol tendría consecuencias en el desarrollo de los hijos. Un manual de salud de 1942 para mujeres embarazadas proclamaba: "Madres, debéis evitar absolutamente el alcohol y la nicotina durante el embarazo y la lactancia del vuestros hijos. Estos elementos dificultan, dañan y trastornan el curso normal del embarazo. Beber zumo de frutas"

A pesar de las campañas llevadas a cabo, entre 1933 y 1938 el consumo de tabaco en Alemania aumentó, con unas tasas de incremento superiores a las de Francia que desarrollaba campañas antitabaco menos activas. El consumo per capita de cigarrillos en Alemania entre 1932 y 1939 pasó de 570 a 900 cigarrillos al año, mientras que en Francia paso de 570 a 630 cigarrillos por año en el mismo periodo de tiempo.

Al igual que hoy en día, hay que tener en cuenta que las compañías tabaqueras ejercían un gran poder económico y político, y los activistas anti-tabaco alemanes se quejaban frecuentemente de que sus esfuerzos no se podían equiparar a los anuncios de "estilo Americano" que utilizaba la industria del tabaco. Los productores nacionales de tabaco neutralizaron toda critica mostrándose como unos de los primeros y fervientes partidarios del Nacionalsocialismo, y no hay que olvidar que las S.A (Sturm-Abteilung) manufacturaban sus propios cigarrillos de las marcas Trommler, Alarm, Sturm y Neue Front cigarettes en la fabrica "Sturm Zigaretten".

Así mismo, la industria tabaquera lanzó varios nuevos periódicos y revistas con el propósito de contrarrestar la propaganda anti-tabaco. Con una estrategia que repetirían en los Estados Unidos después de la II Guerra Mundial, algunos de estas publicaciones intentaban desacreditar al movimiento anti-tabaco calificándoles como "fanáticos" y "carentes de todo rigor científico".

También hay que tener en cuenta que el tabaco suponía una importante fuente de ingresos para el tesoro público. Entre 1937 y 1938 los ingresos provenientes de los impuestos y tarifas sobre el tabaco alcanzaron 1 billón de marcos del Reich. En 1941, como resultado de la unión al Reich de Austria y Bohemia, estos ingresos se incrementaron al doble. De acuerdo a la Oficina Alemana de Presupuestos Públicos, los ingresos del tabaco suponían 1/12 parte de los ingresos totales del Estado. Se decía que 200.000 alemanes vivían directa o indirectamente de la industria del tabaco, un argumento que fue rápidamente dado la vuelta por aquellos que decían que Alemania necesitaba trabajadores en industrias realmente productivas para la nación, personas que podían ser reclutadas entre las que trabajaban en la industria del tabaco.

Las políticas anti-tabaco en Alemania se aceleraron a finales de los años 30, y en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial el consumo de tabaco ya había empezado a declinar. La Luftwaffe prohibió fumar en sus instalaciones en 1938, al igual que el Servicio Postal. La prohibición de fumar se extendió a muchos centros de trabajo, oficinas del gobierno, hospitales y casas de reposo.

El NSDAP prohibió fumar en su oficinas en 1939, y ese mismo año el jefe de las SS, Heinrich Himmler anuncio la prohibición de fumar para todos los policías uniformados y oficiales de las SS mientras estuviesen de servicio, lo que no impidió que, durante la guerra, uno de los regalos que entregaba Himmler a miembros de las Waffen SS que habían destacado, fuese una pitillera de plata con su firma personal.

También en el año 1939 la revista de la Asociación de Médicos Americanos reflejó un decreto de Hermann Goering donde se prohibía fumar a los soldados en la calle mientras estuviesen de servicio, en marchas y desfiles, y en los periodos de permiso. O de las principales ciudades alemanas prohibieron fumar en los transportes públicos en 1941, y en 1944 la prohibición se extendió a todas las ciudades alemanas, incluyendo a los trenes, viniendo esta iniciativa del propio Hitler, que estaba preocupado por la exposición al tabaco de las jóvenes conductoras. También se prohibió fumar en los refugios antiaéreos, aunque en algunos de ellos había zonas separadas para fumadores. Durante los años de la guerra los cupones de racionamiento de tabaco se denegaban a las mujeres embarazadas y a todas las que tuviesen menos de 25 años, y los restaurantes y cafés tenían prohibida la venta a sus clientas. Estas medias tenían como fin preservar la salud de las mujeres. A partir de 1943 se decreto la prohibición de fumar en público para todos los menores de 18 años. Todas estas políticas se enmarcaban dentro de una campaña que pretendía marcar "el principio del fin" del consumo de tabaco en Alemania.

La epidemiología sobre el tabaco Alemana en aquella época era la más avanzada en su época. Los doctores Franz H Muller en 1939 y Eberhard Schairer y Erich Schoniger en 1943 fueron los primeros en utilizar grupos de estudio siguiendo métodos epidemiológicos para documentar la relación entre el cáncer de pulmón y los cigarrillos, como hemos mencionado más arriba. Muller concluyo que "el importante aumento en el consumo de tabaco es la principal y mas notoria causa del incremento de la incidencia de cáncer de pulmón". Las enfermedades del corazón también se mencionaban como unas de las dolencias más graves producidas por el consumo de tabaco. En los últimos años de la guerra, se sospechaba de la nicotina como la causante de los fallos coronarios sufridos por un sorprendente número de soldados en el frente del Este. En 1944 un informe de un medico militar reflejo que 32 jóvenes soldados a los que había examinado una vez muertos en el frente por ataques al corazón habían sido todos "fumadores entusiastas". Este medico citaba en su informe al patólogo de Friburgo Franz Buchner que consideraba que los cigarrillos debían ser considerados "un veneno coronario de primer orden".

El 20 de Junio de 1940 Adolf Hitler ordeno que las raciones de tabaco fuesen distribuidas entre los soldados "de un modo que disuadiese a los soldados de fumar". Las raciones de cigarrillos estaba limitadas a 6 cigarrillos por persona al día. Con raciones alternativas disponibles para los no fumadores, como chocolate o comida extra. En ocasiones muy limitadas había cigarrillos extra disponibles para fumar, pero estaba limitados a 50 al mes por persona. Las raciones de tabaco no se podían proporcionar a las mujeres de la Wehrmacht. Una ordenanza del 3 de noviembre de 1941 aumento la tasas sobre el tabaco a un nivel tan alto como nunca había estado, siendo entre el 80% y el 95% del precio de venta, con el fin de aumentar el precio y desincentivar el consumo. Tras la muerte de Adolf Hitler tuvieron que pasar más de 25 años para que las tasas sobre el tabaco se volviesen a incrementar.

Los efectos netos de estas y otra medidas, como las lecturas por parte de médicos para desincentivar el consumo de tabaco entre los soldados, consiguieron reducir el consumo de tabaco entre los militares durante los años de la Segunda Guerra Mundial. Una encuesta efectuada en 1944 entre 1.000 miembros del ejercito mostró que mientras la proporción de soldados fumadores había aumentado (solo el 12,7% eran no fumadores), el consumo de tabaco había decrecido (un 14%). Más militares eran fumadores (de ellos 10 habían adquirido el habito durante la guerra, mientras que solo 7 lo habían dejado), pero la media de consumo por cabeza de cada soldado había bajado casi un 25% (23,4%) un consumo mucho menor que el de los años de preguerra entre el mismo colectivo. El numero de fumadores 'intensivos' (mas de 30 cigarrillos al dia) se había reducido del 4,4% al 0,3%, y desciendo similares se registraron para los fumadores de 'intensidad media'.

La pobreza de la posguerra provocó que el consumo no aumentase. De acuerdo a las estadísticas oficiales alemanas, el consumo de tabaco no volvió a los niveles de preguerra hasta mediados de los años 50. La caída fue muy significativa: El consumo alemán per capita descendía a más de la mitad entre 1940 y 1950, mientras que por ejemplo el consumo en los EE.UU. se doblo durante ese periodo. En Francia también aumento, aunque durante los cuatro años de ocupación alemana el consumo de cigarrillos descendió aun más que en Alemania.

Tras la guerra Alemania perdió su posición como la nación con unas campañas y una ciencia anti-antitabaco más agresiva. Tras la muerte de Hitler, muchos de los doctores que trabajaron en la campaña anti-tabaco o bien perdieron su trabajo o fueron silenciados. Karl Astelm director del Instituto de Jena de Investigación de los Riesgos del Tabaco, que era además el rector de la Universidad de Jena y oficial de las SS, se suicido en su oficina la noche del 3 al 4 de Abril de 1945. El responsable de los Asuntos de Salud del Reich, Leonardo Conti, otro activista antitabaco, se suicido el 6 de octubre de1945 en una prisión aliada donde estaba a la espera de juicio por su participación en el programa de eutanasia. Hans Reiter, presidente de la Oficina de Salud del Reich, que en una ocasión definió a la nicotina como "el mayor enemigo de la salud del pueblo" y "el estorbo numero uno de la economía alemana" fue internado durante dos años en una prisión americana, y posteriormente trabajo como medico en una clínica de Kassel, no volviendo jamás a ejercer en la sanidad pública. El Gauleiter Fritz Sauckel, la cabeza del movimiento anti-tabaco de Turingia y avalista en sus comienzos del Instituto de Investigación de los Riesgos del Tabaco, fue ejecutado el 1 de Octubre de 1946. Es sorpréndete que todos los esfuerzos para reducir y eliminar el tabaquismo en Alemania fuesen olvidados después de la guerra.

Claramente había unos vínculos considerables entre la promoción de unos estilos de vida sanos y la idea de defensa de la raza. El tabaco y el alcohol se consideraban como "venenos genéticos" que llevaban a la degeneración del pueblo alemán, ya que afectaban a la fertilidad y podían causar daño cromosologico. Quizás por este motivo, la promoción de hábitos saludables durante el III Reich no se ha dado a conocer al gran publico, que como resultado de 70 años de propaganda sigue pensando que todo lo "nazi" es malo y detestable por naturaleza.

El Plan de Gramsci

La estrategia Gramsciana estaba diseñada del siguiente modo:

1) Para imponer un cambio ideológico era necesario comenzar por lograr la modificación del modo de pensar de la sociedad civil a través de pequeños cambios realizados en el campo de la cultura. Había que construir un nuevo pensamiento, entendido como el modo común de pensar de la gente que históricamente prevalece entre los miembros de la sociedad. Para Gramsci, esto era más importante, y prioritario, que alcanzar el dominio de la sociedad política (conjunto de organismos que ejercen el poder desdelos campos jurídico, político y militar).

2) Para lograr este objetivo era necesario adueñarse delos organismos e instituciones en donde se desarrollan los valores y parámetros culturales: medios de comunicación, universidad, escuela... Después de cumplido este proceso, la consecución del poder político caería por su propio peso, sin revoluciones armadas, sin resistencias nicontrarrevoluciones, sin necesidad de imponer el nuevo orden por la fuerza, ya que el mismo tendría consenso general.
Un modelo histórico de actuación de acuerdo con estos principios sería la mentalidad ilustrada, preparando elterreno para lo que luego sería la Revolución Francesa y el liberalismo, extendido por toda Europa y América gracias al cambio de pensamiento hegemónico promovido desde el siglo anterior.

3) Para tener éxito, habría que sortear dos obstáculos: La Iglesia Católica y la Familia.

En el desarrollo del progresismo actual se puede afirmar que más importantes que las ideas de Karl Marx o Vladímir Lenin son las Gramsci, el hombre que más ha influido en la increencia de nuestra sociedad.
“Siendo aún muy joven, a los 35 años, fue apresado y encarcelado por sus ideas revolucionarias y condenado a veinte años de cárcel. En la cárcel pidió que le dieran cuadernos y lápices y ahí fue donde escribió sus ideas estratégicas… en forma de artículos cortos, reflexiones breves, comentarios sueltos, inconexos entre sí y que trataban de los temas más variados. A los cuatro años de estar encarcelado, cumpliendo escasamente la quinta parte de su condena, enfermó de tuberculosis y fue trasladado a una clínica, en donde murió en 1937, en calidad de detenido. En esos años, llenó cincuenta cuadernos… con artículos y cartas… que posteriormente, sus seguidores, compilaron en dos obras que se llaman respectivamente Los cuadernos de la cárcel y Las cartas desde la cárcel”.

Para lograr los objetivos comunistas en los ricos países occidentales, habría que acabar primero con las creencias, costumbres y tradiciones del pueblo. Por supuesto, para esto, sus dos obstáculos más importantes, los enemigos a vencer y destruir antes que nada, eran la Iglesia Católica y la Familia Cristiana, pues de estas dos realidades se desprendía “eso” que le estorbaba a su plan. La estrategia que propone Gramsci es inversa a la de Lenin. Lenin se adueñó del poder, después de la superestructura (educación, economía, política, etcétera) y de ahí adoctrinó en el pensamiento materialista la mente de un pueblo débil.
Gramsci propone, para los latinos, un camino mucho más largo, pero que considera necesario para que el comunismo llegue a tener éxito en esos lugares. Propone adueñarse primero de la mente del pueblo, utilizando la capilaridad y la superestructura y una vez realizado esto, tomar el gobierno, cuando ya el pueblo esté preparado. Su receta es: “Hay primero que adueñarse del mundo de las ideas para que las nuestras, lleguen a ser las ideas del mundo”.

Primer paso: Acabar con las creencias, tradiciones y costumbres que hablen de la trascendencia del hombre.
Táctica I: Sembrar la duda. Ridiculizar todas las creencias y tradiciones, siguiendo el estilo de Voltaire, con mensajes cortos y accesibles y por todos los medios, haciéndolas aparecer como algo tonto, ridículo, pasado de moda. De este modo, haremos dudar a los creyentes de sus convicciones más íntimas o, por lo menos, los haremos sentirse avergonzados de ellas.
Táctica II: Sobre la duda, sembrar nuevas ideas. No hablar de materialismo, pues los creyentes conocen el término y se pondrán en guardia, además de que la materia tiene un gran valor para el cristiano (cuerpo, sacramentos, etc). Hay que hablar de inmanencia, lo opuesto a la trascendencia y hacerle saber al mundo que eso, el hombre inmanente, el que piensa y vive sólo para el aquí y para el ahora, es lo moderno, lo actual.
Táctica III: Silenciar, a través de la calumnia, la crítica abierta, la burla, la ridiculización y el desprecio social a todo el que se atreva a defender las ideas de un más allá o de una vida trascendente. (En este primer mepaso están triunfando en toda la línea)

Segundo paso: Crear una nueva cultura en donde la trascendencia no halle lugar alguno. (Todos los símbolos religiosos deben desaparcer: Crucifijos, hábitos de monjas y religiosos, escapularios,…)
Táctica I: Infiltrarnos en la super estructura. Meternos en la Iglesia y en las instituciones educativas para reforzar desde ahí las ideas de lo que es moderno y actual y de lo que está pasado de moda y es ridículo (Dios y la Iglesia). Erradicar de los programas educativos todo lo que hable de tradiciones familiares y de una vida eterna. (La asignatura de religión. La EpC)
Táctica II: Conseguir, por cualquier medio (incluidos el soborno y el chantaje) a personajes disidentes que sean famosos dentro de la super estructura, para que sean ellos mismos los que ridiculicen sus propias Instituciones y difundan así nuestras ideas. El mundo católico ya no sabrá qué creer, si logramos que algunos curas y obispos famosos difundan nuestras ideas desde dentro de la Iglesia y en las escuelas. Del mismo modo, no importa cuál sea, habrá que conseguir artistas, pensadores, periodistas y escritores que ridiculicen la fe, las tradiciones y a todo aquél que se atreva a defenderlas. (Se han apoderado de casi todos los medios de difusión de masas: TV, radio, prensa, etc…)

Tercer paso: Adueñarnos, ahora sí, de la sociedad política, que influirá coercitivamente, a través de las leyes y normas, sobre esa sociedad civil que ya piensa como nosotros o ya no sabe ni qué piensa o, por lo menos, le da miedo decir lo que piensa. (Se consigue a través de los partidos de izquierda, Independencistas,...y buena parte de los que viven del poder).
Cuarto paso: Tomar el gobierno y cerrar el plan. (Se ganan las elecciones como sea y al precio que sea) Lograremos así la dictadura del pueblo, pues el pueblo (sin más medios de información que los de los progres) pensará como nosotros y apoyará todas nuestras iniciativas como si fueran propias (No nos dice por qué los obrerors se escapan del paraiso comunista, incluso con peligro de sus vidas, para huir o emigrar a los países capitalistas). Esta es, a grandes rasgos, la estrategia de Gramsci.
Cabe destacar que mucho de la obra de Gramsci es obra, deformación y usurpación de lo explicado por Joseph Göebbels en "Conquista de Berlín".

La Verdad sobre el Igualitarismo

Hoy, en el mundo llamado occidental, donde imperan las democracias como sistema de control y gobierno de estas sociedades. Fundamentadas en los conceptos de la Revolución de 1789 - que era de todo menos francesa - como son Libertad, Igualdad y Fraternidad; podemos ver lo que representan públicamente, es decir, para la mayoría de las personas, como también, si profundizamos un poco más en dichos conceptos, podremos entrever lo que en realidad suponen para nosotros como ciudadanos de sociedades regidas bajo dichos principios.

Tanto Libertad, Igualdad como Fraternidad hacen gala de la equiparación de todas las personas bajo un mismo rasero, ya sea buena o mala, mejor o peor, con más o con menos compromiso para con su pueblo, y así un largo etcétera de situaciones donde es imposible valorar a todos por igual, ya que todos, en esos casos no actúan de la misma forma.

Empezando por el concepto de Libertad, que no es sino libertad para hacer lo correcto según el gobierno y los medios de comunicación, es decir, lo que sea políticamente admisible y de buen ver para el conjunto de la sociedad, que lógicamente, está polarizada por los medios de comunicación.

Seguimos por la Igualdad, este quizás, sea el concepto más claro y comprensible por su propia definición académica: "Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos", por tanto, al criticar este concepto no tratamos de reivindicar la desigualdad de los diferentes estratos sociales, sino la desigualdad entre las diferentes personas dentro de una misma sociedad, sean del mismo estrato social o no. Porque lo que realmente nos concierne a nosotros, es la capacidad que tiene cada cual en compromiso y responsabilidad, para de esta manera, poder conquistar los derechos que le sean dignos respecto a sus acciones. Por último, el principio de Fraternidad es otra definición de igualitarismo, en este caso: Buena relación entre iguales. Esta vez, la propia definición va mucho más allá de los propios límites políticos de las libertades sociales, sino que se permite el lujo de definirnos a todos como iguales de forma directa y sin tener en cuenta ninguna norma de calificación.

En estas breves líneas hemos podido analizar de forma fugaz pero suficiente como los tres conceptos hacen referencia a una misma idea, que representada con diferentes y atrevidos sustantivos la pueden llegar a hacer más atractiva e incluso revolucionaria. En la actualidad, dicha idea ha dejado de ser revolucionaria para pasar a ser de obligada ejecución en todos los sistemas políticos que se quieran definir como un estado de derecho y garante de libertades, tanto es así que desde la más pequeña institución pública comarcal hasta el propio gobierno se rigen por estos principios. Claro está que todo lo que dependa del estado también lo debe asumir como norma fundamental. Por ejemplo, en la educación, el funcionariado, empresas públicas…

El gran problema de la instauración paulatina de estos principios en los sistemas políticos, no es que ellos mismo se rijan por el igualitarismo, sino que calan y cada día con mayor amplitud en los pilares de nuestra sociedad. Esto produce situaciones de involución en todos los niveles de desarrollo, bien en la cultura, en la industria o en cualquier otro campo. Esto es debido a que el igualitarismo deja al mismo nivel a todas las mentes sean brillantes o no, es más, procura potenciar a las menos favorecidas marginando a las brillantes.

Esto en un primer momento pudiera parecer positivo y un signo de solidaridad para los menos favorecidos, pero a la larga supone una marginación de las mentes más capacitadas y un auge de la mediocridad.

Poniendo el ejemplo del sistema educativo, sistema que por otra parte nadie discute su mal funcionamiento, podemos empezar analizándolo desde el comienzo de la vida de un estudiante. Todo empieza en la educación básica seguido por la secundaria y si dicho estudiante continua de forma positiva sus estudios, accede sin mayor problema a la universidad, de aquí al mundo laboral pasarán no demasiados años si no es que no lo ha hecho ya, y tendrá dos grandes posibilidades, empresas públicas o privadas.

Como explicamos anteriormente, el igualitarismo trata de mantener todo al mismo nivel, que nada despunte, que nada destaque, y claro está, esto sólo se consigue bajando el nivel hasta un punto donde la mayor parte de la sociedad pueda alcanzar. Este concepto se verá bastante más claro con un ejemplo cotidiano que estamos cansados de ver y que por desgracia es extrapolable a cualquier situación, sea laboral o educativa. El caso podría ser válido para cualquier universidad de cualquier punto de la geografía estatal, en un grupo más o menos nutrido de alumnos.

Si analizamos el baremo de calificación podemos observar, que hoy en día no se premia ni se valora a nadie sólo por resultados objetivos, sino que por el contrario se valora de forma subjetiva dentro de un compendio de datos como son: Interés por la asignatura, trabajo realizado, esfuerzo, tiempo dedicado y un sin fin de datos que sólo el alumno puede saber con certeza y el profesor sólo puede suponer. Por último y aunque parece evidente, está la calificación más importante y objetiva, - siempre que sea contando con la buena voluntad del profesorado - como es la nota obtenida como resultado de un examen, pues incluso esa calificación estará influenciada por el resto de los datos anteriormente comentados para la resolución de la nota final.

En una situación tal no hallaremos a nadie que califique de excelente a un alumno que a ojos del profesor muestre nulo interés, poco trabajo, apenas tiempo y tampoco ningún esfuerzo pero por el contrario muestra unos esplendidos resultados en los examen, es decir, posee un gran nivel en conocimientos objetivos. Aunque realmente el alumno no fuera así, este sufriría una transmutación de su nota de forma negativa y probablemente en la nota final, obtendría unos resultados similares o peores que otro alumno de calificaciones medias en todos los campos. En este punto se podría decir, efectivamente es justo que esos dos alumnos obtengan una calificación final similar, porque un alumno suple sus carencias capacitativas con un mayor esfuerzo y trabajo para dar de media el mismo resultado que otro de mayor capacidad y menos muestras de esfuerzo y trabajo.

Y ahora nos deberíamos preguntar, ¿tienen los dos alumnos los mismo conocimientos y la misma capacidad para afrontar y resolver un problema con un resultado satisfactorio?. ¿Se pudiera compensar la falta de capacidad mediante el trabajo?. Lógicamente no, quizás se podría llegar a un nivel aceptable en base a esfuerzo y trabajo pero nunca a los niveles de una mente adelantada. Además, el alumno brillante en talento y capacidad portentosa tendrá unas miras muy por encima del menos capacitado, así posibilidades que sólo da lo innato.

Pero parece ser que esto no tiene ninguna importancia y que todo se puede alcanzar con trabajo y esfuerzo, es más, ya no es necesario para alcanzar ninguna posición importante el talento. Es en este preciso momento, donde se nos platean las dudas de la justicia absoluta y de la ética profesional, deberemos superar nuestros prejuicios sociales-culturales y ver más allá de las personas, ver el potencial de uno y otro caso, el bien que podría resultar para el conjunto de la sociedad si tuviera la responsabilidad siempre el más capacitado. Desde luego, una sociedad dirigida por los mejores no tendría comparación con una como en la que vivimos, donde nos dirige la mediocridad.

¿Cómo podemos calificar de la misma manera a una persona que llega muy por encima de otra en conocimientos objetivos y con mucho menos esfuerzo?. Lo justo, lo que se entiende por justicia absoluta, sin prejuicios culturales o políticos, es valorar a cada cual por lo que realmente puede o no puede hacer y en todo caso ayudar a potenciar lo lúcido de cada persona. Pero claro, si aceptamos esto, también hallamos otro dilema, puesto que implícitamente ya no somos todos iguales…

Ahora cada uno tiene unos límites por naturaleza no por educación, algo innato en él le hace poder soportar mayor responsabilidad, mayor complejidad y aún así obtener excelentes resultados.

Lo justo no se haya en que alguien tenga mayor responsabilidad porque es el más trabajador o el más cordial sino en que sea el que más capacitado esté para ello, para dicha responsabilidad. Y esto, como primera premisa para la creación de una sociedad dirigida por una élite intelectual crea un abismo entre la propia élite y el resto de las personas.

¿Quién que no sea de esa élite intelectual será lo suficientemente sensato y justo para calificar de manera objetiva y permitir ascender a puestos fundamentales a alguien que si sea de la élite?

Por la deformada educación y cultura que han impuesto estos principios igualitarios existe una incapacidad de elección hacia lo superior y siempre que no se sea de dicha élite se apostará por la mediocridad antes que por la brillantez, para de esta manera, consciente o inconscientemente, asegurar la permanencia de los mismos valores. Porque lo que la mediocridad califica no son resultados objetivos, sinceros, sino todo lo contrario, arbitrariedades subjetivas que ni el mismo sabe con certeza que son, pero que al menos le permiten seguir en su puesto de trabajo y sin preocupaciones de que algún día alguien mejor pudiera venir a relevarle de su puesto.

Lo anteriormente expuesto, nos hace ver una abstracción de un bucle sin salida donde lo mediocre llama a lo mediocre, donde se potencia la igualdad de todos por encima del beneficio general, aún sabiendo las grandes diferencias existentes. Y todo esto porque la misma mediocridad es una carga para ellos tan pesada que no les permite ver más allá de su propia altura, o mejor dicho, de su inmensa llanura.

Finalmente, es importante resaltar que para el buen desarrollo y la buena dirección de una sociedad, no se necesitan mentes mediocres que quieran ver a todos por igual, sino mentes brillantes que separen y escojan a los más dotados para los puestos de mayor dificultad, donde la cláusula primordial sea la aceptación completa de la responsabilidad hacia los demás y la aceptación de toda consecuencia. Que no se deforme la responsabilidad en un simple esfuerzo de resultado desastroso o medianamente aceptable que siempre termina evitando toda carga de culpabilidad individual, abogando como defensa que el error ha sido del colectivo y no sólo suyo. Así se consigue una completa evasión de la responsabilidad escudándose en que todos podemos cometer errores y él no es mejor que nadie, tan sólo es uno más del conjunto que pretende hacer su tarea lo mejor posible.

Desgraciadamente ya sabemos que resultados conlleva esto, grandes desastres ningún culpable. Una vez más nos encontramos en un laberinto sin salida, a no ser, que el igualitarismo sea eliminado y se de paso al elitismo, al verdadero, donde prima siempre el mejor por sus capacidades y no por su estrato social o posición económica.

Como última reflexión, conviene hacerse un profundo planteamiento, de si no es realmente el igualitarismo el afán por potenciar lo mediocre en detrimento de lo mejor, la élite.

Diferencias entre "Neonazis" y NacionalSocialistas

- Nacional Socialismo Alemán
Partido Político

Definición: Movimiento Político.
Surgió como una alternativa al Materialismo expresado en el Comunismo y el Capitalismo, a partir de concepciones Socialistas no marxistas, Nacionales, Racistas y Culturales.

- Skinhead Neonazis
Tribu Urbana
Definición: Grupos juveniles inorgánicos, informales, anómicos, antisistémicos, marginados y marginales, agredidos y agresores, posmodernos, desarraigados y carentes de identidad, que adoptan disímiles referentes ideológicos como justificación de sus actos. Su estilo y carácter son ajenos a Argentina.

- Nacional Socialismo Alemán
Objetivo: Obtener el poder político del Estado para impulsar una Revolución Nacional que permitiera el resurgimiento de la Nación, enmarcada en una nueva cosmovisión.

- Skinhead Neonazis
Objetivo: Establecer áreas o territorios urbanos bajo su influencia y control, erradicando de ellos a grupos o individuos definidos como "indeseables" o "enemigos".

- Nacional Socialismo Alemán
Actividad primaria:
Formación de un Partido Político con representación en el Estado, a través de la participación electoral, la obtención de la dirección del Gobierno y la ejecución de un programa político. Actuó dentro del marco de la Ley y la Constitución, y - por definición -, desde el propio Estado.

- Skinhead Neonazis
Actividad primaria: Acciones de pertenencia, integración y fidelidad grupal, vinculación con grupos similares y uso de la violencia como método de jerarquización y auto afirmación al interior del grupo. Actúan desde una lógica externa al Estado, estableciendo "fronteras" en los márgenes de dominio del sistema.

- Nacional Socialismo Alemán
Concepción económica: Socialismo Nacionalista. Modelo Corporativo en que la propiedad de los Medios de Producción se entrega a los propios Productores estructurados en Corporaciones. El modelo es antimaterialista, está basado en la ética del compartir por sobre la ética del competir, y no concibe la existencia de "clases sociales".

- Skinhead Neonazis
Visión económica: Pese a su potencial rechazo del modelo neoliberal, adoptan plenamente su lógica interna: clasismo, segregación, marginación, crueldad. Las categorías de segregación aplicadas en sus "territorios" no son de "raza", sino de "clase". La lógica interna es materialista y competitiva (estatus).

- Nacional Socialismo Alemán
Orígenes: Se fundamenta en la tradición nacional, una concepción espiritual de la realidad, una visión social orgánica, identitaria y auto afirmante. Surge como alternativa legítima ante el comunismo y el capitalismo, y como reacción lógica ante los efectos del Tratado de Versalles y la derrota en la Primera Guerra Mundial. Su origen es germánico.

- Skinhead Neonazis
Orígenes: Se desarrolló como reacción de las "clases obreras" de los suburbios ingleses a la explotación y marginalidad producidas por el modelo neoliberal. Un sector de estos "skinhead" fue políticamente utilizado por la extrema derecha y de allí se transformó en modelo de exportación. No constituye un fenómeno político, sino social. Su origen es anglosajón y su difusión comercial y publicitaria es norteamericana (América X).

- Nacional Socialismo Alemán
Composición:
Dada su concepción Nacional, se expresó en todas las áreas de la sociedad: obreros, profesionales, artistas, pobres y ricos, proletarios y burgueses. Su objetivo declarado era el bienestar de toda la Nación, incluyendo a los potenciales enemigos políticos que -desde su lógica- debían ser "reeducados" y "resocializados" para aportar al desarrollo del país.

- Skinhead Neonazis
Composición: Dada su concepción grupal y tribal, están conformados por grupos minoritarios y excluyentes de jóvenes en condición preferente de riesgo social, con un límite etéreo en torno a los 30 años, dependiente fundamentalmente del grado de integración social que logren alcanzar. Por constituir una "clase", un "producto", no se excluyen -necesariamente- jóvenes de niveles socioeconómicos más altos.

- Nacional Socialismo Alemán
Lógica de pertenencia: Contrato Social - Se es miembro de la Nación, desde donde se puede optar libremente a ser miembro del Partido o no.

- Skinhead Neonazis
Lógica de Pertenencia:
Afectos y lealtades emocionales. No se adhiere tanto a una idea sino a los restantes miembros del grupo que la expresan.

- Nacional Socialismo Alemán
Ámbito de Influencia: El Estado.

- Skinhead Neonazis
Ámbito de Influencia:
Apropiación y defensa de la territorialidad, de la ciudad como espacio simbólico donde se construye identidad.

- Nacional Socialismo Alemán
Margen de disidencia: La Ley.

- Skinhead Neonazis
Margen de disidencia: La fuerza.

- Nacional Socialismo Alemán
Expresión primaria:
El símbolo (arquetipos).

- Skinhead Neonazis
Expresión primaria:
Predominio de las experiencias estético/sensibles (ropa, corte de pelo), lo sensorial (lo corporal, lo táctil, lo visual) la imagen, lo auditivo (música), etc.

- Nacional Socialismo Alemán
Concepción de lo Militar: Expresión de Orden y Jerarquía, bajo el dominio del Partido (Sociedad Civil).

- Skinhead Neonazis
Concepción de lo Militar:
Expresión de Fuerza y Dominio del más fuerte (neodarwinismo).

- Nacional Socialismo Alemán
El Partido: Concebido como la Estructura formada por los Mejores ciudadanos del Estado al servicio de la Nación.

- Skinhead Neonazis
El Clan:
La Tribu Urbana funciona como una micro-mitología, una pequeña gran historia, un micro-relato que contribuye en la construcción de identidad y que provee a los sujetos de un esquema comportamental que permite romper el anonimato.

- Nacional Socialismo Alemán
Concepción del Nacional Socialismo: Una Cosmovisión política, social y cultural.

- Skinhead Neonazis
Concepción del Nacionalsocialismo:
Lo que Hollywood ha hecho de él.

Conociendo al Enemigo... La Jerarquía Judía

El "Judaísmo" divide a la Humanidad en un estricto orden jerárquico piramidal, que resumimos a continuación.

Primer Nivel: El Demiurgo. Sobre el tope de la pirámide, es representado por el Ojo que todo lo ve (el Ojo de Sauron en la saga épica aria de Tolkien). Es el Dios Judío.

Segundo Nivel: El Sanedrín de los Ancianos de Sión. Una selecta minoría de altos jerarcas religiosos y políticos judíos. Representan el gobierno invisible y los titiriteros de la Gran Conspiración. Sus nombres son totalmente secretos y su número exacto desconocido. El ministro británico victoriano, de origen judío, Benjamín Disareli, aseguraba que eran 300 hombres.

Tercer Nivel: Los judíos azkenazíez. En este nivel se coloca a todo varón judío, puro (es decir, judío de nacimiento e hijo de padres judíos puros), blanco, adinerado y sano. En tiempos de Jesús, sólo los hombres ricos y sanos podían entrar al Gran Templo de Jerusalén, y colocarse en las filas primeras. Los demás judíos debían esperar afuera ó en zonas marginales del Templo.

Cuarto Nivel: Los judíos sefarditas, lisiados, pobres y las mujeres judías. En este nivel están todos los judíos de piel morena, los judíos discapacitados, los judíos pobres y las mujeres judías. Debido al machismo implícito del judaísmo, las mujeres jamás pueden avanzar de este nivel. Como apuntamos arriba, en tiempos de Jesús y los anteriores, los judíos lisiados, esclavos y pobres, debían conformarse con un estatus de segunda clase, que inclusive les impedía entrar al Templo. Aún actualmente, los judíos sefarditas alegan que sufren terrible discriminación en Israel.

Quinto Nivel: Los judíos mestizos. Aquellos judíos impuros, hijos de un padre ó una madre no judíos. Según Miguel Serrano, a partir de cierta edad, estos semijudíos son iniciados en los oscuros secretos de la Sinagoga, y en la Gran Conspiración, sin conocimiento del padre no judío.

Sexto Nivel: Los judíos conversos. Es decir, los que se convierten al judaísmo. Aunque estos goim (gentiles) son tratados como tales por los judíos, la conversión nunca trae consigo el acceso a los más profundos secretos del judaísmo y del plan sionista.

Séptimo Nivel: Los masones. Fieles perros vasallos de los judíos, los masones sirven a la causa sionista a cambio del éxito profesional, económico y social. Las Logias Masónicas, dominadas por judíos directa ó indirectamente, al obtener un nuevo miembro, lo manipulan gradualmente conforme sube de grado. Para los grados más altos el conocimiento del pacto con Sión es certero e irrevocable. Dejar la Masonería conlleva la total quiebra económica y la desgracia social, y el rebelar sus secretos conlleva la muerte. El pacto de los masones con los judíos, aunque traicionero y vil contra su propia raza, les otorga una serie de placeres terrenales. Los masones son iniciados en la magia negra judía, ó Cábala, pero en un conocimiento cabalístico limitado, que no se asemeja a los oscuros y abismales secretos del cabalismo judío.

Octavo Nivel: Los goim servidores. Todas las razas esclavas e inferiores, y las anti-razas mestizas. Los negros, que son el resultado de la mezcla entre atlantes y monos. Los indígenas, la casta esclava de la Atlántida. Los orientales –la casta comerciante. Y las anti-razas y anti-culturas híbridas y mestizas. Estos representan la base de la pirámide, la masa esclava y obrera cuya religión es el comunismo judío.

Noveno Nivel: Los Arios. El último escalón de la pirámide son los hombres y mujeres de raza aria pura. La Raza Aria es diametralmente opuesta a la Raza Judía en todo elemento espiritual, metafísico, cultural y social. Mientras que la Raza Aria es el opuesto a la Raza Negra en todo elemento intelectual, estético y biológico. Es decir, los arios se oponen a los judíos en lo metafísico y a los negros en lo físico. Este nivel no es la base de la Pirámide, sino que está bajo tierra. El odio profundo del judío hacia el ario lo motiva a usar todos los métodos posibles por destruir y erradicar al Ario.

Notas: Los judíos se dividen en dos grupos étnicos, los azkenazis y los sefarditas. Los primeros son judíos de los países germánicos, suelen tener piel blanca y apellidos semigermanizados (pero siempre con fonética hebrea). Hablan yidish (mezcla del alemán y el hebreo), y suelen ser muy adinerados. Actualmente dominan sobre Israel. Los sefarditas (de Safarad, España en hebreo), son los judíos de los países latinos, España, Portugal e Italia, así como Grecia y Turquía. Hablan ladino (mezcla de latín y hebreo), suelen ser morenos y tener apellidos figurativos (Cruz, Montes, Córdoba, Toledo), ó bien, apellidos alusivos como Levi y Escrivá. Eventualmente se utilizó el término sefardita para definir a todos los judíos de origen oriental (incluyendo los falashas etíopes, los judíos de países árabes, las tribus negras de judíos lembas, los Beta Israel de India, los Tiu-Kiu.

La Solución del Problema Judío (Gottfried Feder)



Nosotros vemos, de acuerdo con el claro texto de nuestro programa, la solución del problema judío en que los judíos sean considerados dentro del pueblo alemán como extranjeros, tales como son y, como ellos mismos se consideran, y por lo tanto deben ser sometidos a la ley para extranjeros. Esto no significa ningún pogrom contra ellos. Los judíos tienen únicamente la misma posición dentro del Estado que los ingles, franceses, italianos, japoneses o negros que viven entre nosotros. A qué Estado quieren pertenecer, si al sionista de Palestina, o al país de origen de la mayoría de ellos, Polonia, esto no nos afecta mayormente, esto queda enteramente a criterio de cada uno de ellos. Como miembros de un Estado extranjero no tienen derechos dentro del Estado alemán, y también el derecho de residencia solamente mientras se sometan a las leyes del Estado, no se constituyan en criminales contra él o contra sus miembros, y mientras el Estado alemán no vea a sus propios ciudadanos perjudicados en sus condiciones de trabajo y de alimentación debido a su permanencia. El francés, inglés, italiano, etc., que se haga culpable de determinados delitos puede ser expulsado como "extranjero indeseable". El mismo derecho debe corresponder al Estado alemán en cuanto a los judíos. El derecho de residencia de los judíos individualmente deberá ser reexaminado como tal. Delitos que fueron cometidos antes de la vigencia de la ley de los judíos no han quedado extinguidos por el eventual cumplimiento de una pena. Pues el delito como tal no ha sido llevado a la situación de no cometido. El delito incumbe a la moral. (Al que por malicia ha hecho que sufriera daño un hijo mío, a ése no le confiaré un segundo niño, aun cuando quizás haya expiado la pena por aquel hecho). Pero, la mayoría de los delincuentes judíos no han sido castigados en absoluto. Por esa razón exigimos sin cesar, en escritos y en discursos, que los criminales contra el pueblo alemán - y no solamente los judíos, que por cierto constituyen mayoría - sean emplazados ante la justicia. La colocación de los judíos bajo el derecho de extranjeros, que forma una parte esencial de nuestro declarado inalterable programa, tiene en realidad únicamente y exclusivamente como base el conocimiento de que los judíos son un pueblo extranjero y continuarán siéndolo a raíz de su especial naturaleza. El "mejoramiento ciudadano" de los judíos según el concepto del káiser José II ha evidenciado ser un error. Este mejoramiento no estaba dado en absoluto por el hecho de que se hiciera llevar a los judíos nombres y vestimenta europeos y finalmente se los equiparara al pueblo autóctono. Fueron judíos, son judíos y seguirán siendo judíos, porque su consanguinidad de más de dos mil años de existencia impide que dentro de su pueblo-huésped sean otra cosa que una liga secreta y nómada, con todas las cualidades y los efectos que de este hecho emergen. No sería posible - como pretenden algunos - absorber a los judíos, es decir, incorporarlos por casamientos en el curso de generaciones. Esto ha sido propuesto y ensayado, pero en las primeras generaciones, que se ha podido comprobar, ha traído un número extraordinariamente elevado de seres humanos de aún mayor divergencia racial y por consiguiente en sí mismos infelices, melancólicos y para la generalidad, a menudo peligrosos, y sería completamente desacertado cargar con ellos al pueblo alemán a causa de los judíos y de su estirpe foránea. No deseamos dentro del pueblo alemán vástagos de judíos, todo lo contrario, apoyamos una re-nordización y una de las primeras condiciones para ello es que de ahora en adelante no sean incorporados ni judíos, ni negros, ni gente de color en general a la sangre alemana. Mucho gustan los judíos mismos presentarse como imprescindibles para su pueblo huésped. El judío vienés Bettauer, que con sus escritos impúdicamente pornográficos sirvió mejor que ninguno a la misión judía de pervertir la juventud de su pueblo-huésped, redactó una novela: La Ciudad sin Judíos, dentro de la cual, después de la expulsión de los judíos, hace surgir circunstancias tales que es necesario implorar a los judíos que regresen. La gloriosa salida para recibirlos con solemnidad forma el final burlón. Reiteradamente los judíos se muestran ante los crédulos alemanes como grandes impulsores de la cultura, haciendo valer ante ellos supuestas "realidades históricas": Todo país que ha expulsado a los judíos habría sucumbido irremediablemente. El ejemplo más en boga es España. España ha expulsado a los judíos en el año 1492, y habría caído desde entonces en un estado de impotencia estatal, habría devenido pobre y yerma, sin cultura. No. ¡Exactamente lo contrario es cierto!. La gran ascensión de España a Estado de potencia mundial y el florecimiento de su cultura tuvieron lugar recién después de la expulsión de los judíos. Esta se encuentra al inicio del ascenso, es la primera expresión del mismo. Es una prueba de la vigorización de la nobleza goda de los españoles que trataron de deshacerse de los judíos. La consecuencia es no sólo la gran prosperidad económica, sino también la gran cultura de los dos primeros siglos que siguen a la expulsión de los judíos. Nombres que pertenecen a la cultura mundial son los poetas dramáticos Lope de Vega y Calderón, junto a los cuales deberían mencionarse aún varios otros, de casi igual mérito. Cervantes, el único, pintores como Velázquez, Murillo y Ribera, cada uno de los cuales encarna una cúspide inalcanzada dentro de su arte. E igualmente importante fue la ciencia española en aquellos dos siglos. Simultáneamente se vieron a generales españoles llevar a la victoria sus tropas en todos los campos de combate de Europa y a diplomáticos españoles demostrar su habilidad. Entre todos estos genios españoles no se encuentra ni un judío, ni un vástago de judío. Un Velázquez fundaba su mayor orgullo en el hecho de ser caballero de la Orden de Cristo, que se otorgaba sólo a aquél cuyo árbol genealógico resultara libre de sangre mora y judía. Cierto que España halló sólo una solución imperfecta al problema judío, únicamente al modo medieval de que el judío que se convertía en cristiano podía quedarse en el país. Estos "cristianos aparentes" habían permanecido, como ya se explicó, en un número por cierto demasiado grande en el país y en sus posiciones y estos judíos bautizados dominaban, al igual que antes, la vida económica, ante todo las finanzas del Estado. Ya bien pronto su idiosincrasia judaica que había sido ocultada en parte, volvió a manifestarse abiertamente, y entonces comenzó la tiranía de un crudo mammonismo: El oro del nuevo mundo fluyó a los grandes bancos, y la servidumbre del interés se hizo sentir, brutal e insoportable, produciéndose aquí también la decadencia. Hoy día estos cristianos ficticios, que desde 1492 habían permanecido aferrados a sus leyes judías y que, sobre todo, no se habían mezclado con la población peninsular, han erigido la República Española. No se muestran en absoluto, por supuesto, como propulsores sino como destructores de los últimos restos de cultura de los españoles. No es la ruina la consecuencia de la solución del problema judío conforme a nuestro Programa, sino una nueva ascensión. España vivió su más alto período histórico recién después de la expulsión de los judíos; Francia conoció la plenitud histórica y la prosperidad también después de tomar igual medida en el año 1394 bajo Enrique IV y Luis XIV; la ruta de Inglaterra hasta la dominación mundial se realiza sin judíos, a los que expulsó en 1291. A partir de Cromwell se autorizó el afincamiento de una pequeña colonia de judíos portugueses, pero sólo con posterioridad al año 1840, comenzó la inmigración de numerosos judíos alemanes, a los que siguieron luego los provenientes de Polonia, Rusia y Hungría. De resultas de lo cual el judaísmo desde alrededor de 1900 ejerce el control de toda la vida política y económica inglesa, cuyo resultado es una visible e inexorable decadencia que comenzó aceleradamente cuando Inglaterra - en contra de sus más profundos intereses - se colocó al lado de la Francia dominada por los judíos y luchó en la Guerra Mundial con esa Francia al servicio de la judería mundial. Inmediatamente después de la "victoria" se inició su desmoronamiento. (En la última contienda reiteró esta política suicida - obedeciendo al dictado del judaísmo internacional - y esto ha significado su desaparición como potencia mundial, tal como había advertido reiteradamente Adolf Hitler. - (N. del T.). La solución del problema judío - tal como lo indica el Programa Nacionalsocialista - constituye la base de la re-vigorización de nuestro pueblo alemán (y de todos los que adopten esta auténtica e integral solución), y entrañará su consolidación interior así como un nuevo desarrollo, el despliegue de la potencia de su sangre, puesta inequívocamente de manifiesto a través de sus grandes hombres.

Adolf Hitler y la Caza



Ahora que asistimos a la dimisión de un ministro cazador, es buen momento para observar cuál era la opinión de Adolf Hitler hacia la caza. Su postura fue siempre abiertamente contraria hacia esa afición. No solamente le repugnaba sino que el Führer era contrario a toda clase de tortura animal. Su mismo vegetarianismo era de origen ético, es decir, estaba en contra de matar animales para su consumo. En ese sentido podemos afirmar que Hitler fue un adelantado también a su tiempo, cuando las posturas ecologistas y animalistas prácticamente eran desconocidas. Por cierto que esto también ha generado numerosos debates puesto que no les debe hacer ninguna gracia a los ecologistas ni a los animalistas tener entre sus defensores a un personaje de la talla de Hitler. Lo cierto es que Hitler fue un amante de los animales siempre. Numerosos son sus comentarios hacia los perros y hacia muchos animales.

Pero veamos lo que opinaba de la caza:

El elemento más simpático en la caza es el animal, después el cazador furtivo. Él por lo menos pone en peligro su vida. El último tipejo puede declarar la guerra a un corzo. La lucha es demasiado desigual entre un fusil de repetición y un conejo, que no ha progresado desde hace tres mil años. La caza no es un deporte popular. Si fuera cazador ello me perjudicaría más ante mis partidarios que una batalla perdida.

Precisamente el número dos del régimen, Hermann Göring, fue un gran amante de la caza. Sin embargo Göring, procuraba respetar al máximo las leyes de la naturaleza. A él se debió la primera (si no la única) ley en contra de la vivisección. Suyas fueron unas leyes de caza que se anticiparon a las que se aplican en toda Europa hoy en día. No obstante, cada vez que Göring y Hitler hablaban amigablemente, Hitler sacaba el tema de la caza, con el consiguiente sonrojo de Göring.

Como profesión no tengo nada contra la caza. Mas hoy la caza se ha convertido en una moda; todo funcionario del partido siente la necesidad de pertenecer a algún sindicato o grupo de cazadores, con objeto de inmolar sin hacer distingos a todos los animales de la tierra que han quedado reducidos al silencio.
Göring defendía el punto de vista del cazador, al que presentaba como protector de los bosques.

Hitler bromeó: Sí, es cierto. El cazador protege y defiende a los desgraciados animalitos hasta que llega el momento en que cree que ha de matarlos. El ojeador adiverte a su amo acerca del momento y el lugar en que el animal hará su operación; entonces el amo, cómodamente instalado detrás del anteojo, espía a su víctima para asesinarla. Después, el glorioso cazador, vuelve a casa llevando la presa.

Pero nuestras nuevas leyes sobre la caza prohiben la matanza sin discriminación - discutió Göring. Además, el verdadero cazador encuentra mayor placer en atacar a los animales salvajes.

Y bien - contestó Hitler - entonces, ¿por qué no siguen el ejemplo del duque de Windsor?. Le he preguntado si le gustaba la caza. Le gusta, en efecto... pero no con una escopeta: No lleva más armas que su cámara fotográfica.
¡Al diablo las bromas!. Si usted se llama cazador, ¿por qué no combate con un animal salvaje con armas iguales?. ¡Si, señor Montero!. Si yo le viera a usted matando un jabalí con una lanza, no dejaría de felicitarle.

Más adelante Hitler prohibió toda clase de artículos en la prensa que hicieran referencia a la caza.

Hitler también dijo: La caza y las carreas de caballos son los últimos restos de un mundo feudal ya extinguido.
Lamentablemente, el mundo de la caza continúa hoy en vigor. La cacería del Ministro de Justicia junto a un famoso juez nos dan fiel testimonio y me ha dado la ocasión para hablar de un tema que, personalmente, también condeno.

Las Secretarias de Adolf Hitler



Gracias a la película "El Hundimiento" la secretaria más conocida de Adolf Hitler es Traudl Junge. Lo curioso es que esta señora se dio a conocer muy al final de su vida, a pesar de que muchos historiadores hablaron con ella siempre. También es curioso que Traudl Junge solamente estuvo junto a Hitler desde 1943. Lo que no sale en la película, y no es tan conocido, es que Junge cuando huyó del búnker de Hitler no tuvo tanta suerte como aparece en la película. La señora Junge fue violada en repetidas ocasiones por los soldados soviéticos y fue hecha prisionera personal de un alto rango de los servicios secretos soviéticos. A Traudl Junge debemos el libro "Hasta el último momento", en donde narra sus vivencias junto a Hitler y alguna anécdota interesante del Führer. Por lo demás, la mujer se pasó el resto de su vida lamentándose por su colaboración "inocente" con Hitler.

La siguiente secretaria más conocida de Hitler es Christa Schroeder, que trabajó para el Führer durante todo su mandato. El libro que escribió Schroeder se titula "Doce años junto a Hitler". Ciertamente este libro sí que contiene datos interesantes aunque me llamó la atención algún detalle. Por ejemplo, Schroeder se refiere en una ocasión a Hitler como "el mayor hipócrita de Alemania". En otra ocasión asegura la secretaria que Hitler le dijo una vez, a propósito de ciertos crímenes que se cometían y que mucha gente pensaba que no eran del conocimiento de Hitler, "tonterías. Lo se todo". Así que cuando leí el libro tuve mis dudas porque es conocido que Christa Schroeder fue una fanática defensora y admiradora de Hitler.
Bien, pues resulta que el libro fue concebido por uno de los interrogadores de Schroeder tras la guerra que se llamaba Albert Zoller. La secretaria estuvo internada en un campo de concentración y fue interrogada hasta la saciedad. Por aquella época lo que más interesaba a la gente encarcelada era salir cuanto antes. Así que es fácil imaginar la cautela que tuvo que tener Schroeder para poder lograr su libertad. Finalmente la consiguió en 1948 con el grado de "simpatizante del Nacionalsocialismo". Tanto Zoller como Schroeder acordaron publicar un libro con las vivencias de la secretaria pero pronto ésta se dio cuenta de que muchas de las cosas que aparecían en el libro ella no las había escrito. Así que la secretaria no le dio el permiso para publicarlo. Sin embargo Zoller sí que lo editó bajo el nombre de "Hitler en privado. Vivencias de una secretaria secreta". Nótese que no aparece el nombre de Schroeder por cuanto ella no le dio el permiso. La secretaria se pasó el resto de su vida lamentándose de que ella no había dicho jamás ciertas cosas. Sin embargo ella sí que logró publicar el libro en alemán (Zoller publicó el suyo en francés) bajo el título de "Er war men Chef" (Él Fue mi Jefe). Sin embargo las traducciones que han abundado han sido las de Zoller, con los consiguientes errores de una traducción a otra. Puesto que Christa Schroeder esta muerta, se puede publicar el libro ya que no hay que pagar derechos de autor. Pero lo cierto es que la propia secretaria siempre renegó del libro y de muchas frases que ella nunca pronunció.
Así pues, aun cuando el libro contiene aspectos muy interesantes, hay que tener en cuenta la historia real de Christa Schroeder y que en la editorial Milenio, que publicó el libro en español hace unos años, no explica en absoluto.

Otra secretaria conocida de Hitler fue Johanna Wolf y otra Gerda Daranowski. Johanna Wolf nunca aceptó hablar sobre Hitler, por más que le ofrecieron sumas millonarias. Ella siempre afirmó que fue la secretaria privada de Hitler y que no debía hablar sobre él. Ciertamente es una postura coherente, a la vista de los problemas que tuvieron sus compañeras. Tambien Gerda Daranowski fue violada por los soviéticos en muchas ocasiones tras la guerra.
Lo que llama profundamente la atención de las secretarias de Hitler es la confianza que el Führer tuvo con ellas. Era tanta, que ellas siempre estuvieron dentro del círculo de los íntimos de Hitler. Ciertamente el cariño entre ellos fue mutuo. Hitler siempre las trató con mucho cariño y respeto y ellas le sirvieron con lealtad. Yo me pregunto qué secretarias han tenido el protagonismo que tuvieron estas mujeres en la historia. Digo protagonismo por la cercanía que tuvieron con Hitler. Ellas acudían a comer en compañía del Führer, iban a toda clase de fiestas de las más altas esferas del régimen etc. Esto nos demuestra una vez más la sencillez de Hitler. De hecho Hitler siempre prefirió tratar con gente sencilla. Todo su círculo de empleados era muy querido por él.

La estúpida disputa religiosa (Alonso Quijano)

Hace menos de un mes asistí atónito, a un fuego cruzado entre camaradas Nacionalsocialistas en unos foros Nacionalsocialistas de Internet.

Entre cristianos y no cristianos se inició un cruce de mensajes a ver cada cual más duro, por un lado cristianos que querían poner a Hitler como poco más o menos que un cristiano ejemplar y esoteristas paganos por otro, poniendo al Führer como el gran "gurú" del paganismo esotérico, y tratando como a "apestados" a los cristianos.

Al final me vi en la necesidad de intervenir en ese foro, para poner las cosas claras. De entrada los dos bandos no estaban diciendo la verdad, el bando cristiano no puede poner a Hitler como un gran cristiano porque tampoco lo fue, veamos, Hitler en su cartilla militar se declaró como cristiano, su madre, sobre todo también lo era, pero como mínimo lo que si es cierto, es que no era cristiano practicante, Hitler no iba a misa.

Hay una anécdota qué cuenta León Degrelle en uno de sus libros, que una mañana a primerísima hora se dirigía a misa y se encontró con Hitler, y le dijo: "Buenos día León ¿dónde vas? A misa (le contestó Degrelle) ¡Ah! Si mi madre estuviese viva seguro que le acompañaría". (Le contestó Hitler). O sea que por lo que vemos en esta anécdota, se verifica lo que comentaba, veía el cristianismo con buenos ojos, pero el no era practicante.

El que no fuese practicante tampoco quiere decir ni mucho menos que fuese ni anti cristiano, y mucho menos, que fuese un líder esoterísta pagano, y sino, ahora repasaremos unas cuantas palabras de Hitler y unas cuantas leyes, ordenanzas y anécdotas, al respecto. En el que también quedará claro que Hitler no era ningún líder pagano, aunque insisto aunque fuese simpatizante, en algunos casos con el Cristianismo, tampoco existe ninguna prueba ni dato que indique que fuese cristiano practicante ni protestante ni católico.

Hitler, aunque algunos no quieran creerlo, parece que no sentía ninguna simpatía por los movimientos paganos que en su partido el Partido Nacionalsocialista surgían veamos este texto:

"Estas personas que sueñan con el heroísmo de los antiguos germanos, con sus armas primitivas, como hachas de piedra, lanzas y escudos - escribió Hitler - son en realidad los más cobardes. Conocí demasiado bien a esa gente para no sentir el mayor asco por estos comediantes... Especialmente cuando se trata de reformadores religiosos a base de germanismo antiguo, tengo siempre la impresión de que han sido enviados por aquellas instituciones que no quieren el renacimiento de nuestro pueblo" (Mein Kampf - Hitler).

Declaraciones como estas tenemos unas cuantas y es bueno que todos los camaradas lo tengan claro, son cosas que están ahí, gusten o no gusten, pero se ha de dejar claro. Lo que tampoco me gustaría es que estas declaraciones de Hitler se usen de una manera "fraudulenta" digo "fraudulenta" pues este sería el mejor adjetivo si se quisiesen usar para dar una imagen de un Hitler "ultra cristiano", seamos objetivo, no, Hitler, si acaso era creyente y no practicante.

Sigamos con las declaraciones de Hitler:

"Ya he prohibido todas estas tonterías firmemente varias veces - dijo Hitler - todas estas historias de los lugares de Thing, de los solsticios, de la serpiente de Mittgard y todo lo que está sacado de los tiempos germánicos primitivos. Después les leen a los jóvenes de 15 años a Nietzsche y a través de citas ininteligibles les hablan del superhombre y les dicen que eso han de ser ellos" ("Hitler aus nähter Nähe" H. A. Turner. Frankfurt 1978 página 419).

A pesar de estas declaraciones, que dejan bien claro el tema no se dio mucha gente por enterada, pues en los Congresos de Nuremberg en 1936 volvió a la carga con el tema:

"Nada tenemos que ver con aquellos elementos que sólo conocen al Nacionalsocialismo de oídas y por lo tanto lo confunden con demasiada facilidad con frases nórdicas identificadas y los cuales en cualquier círculo atlántico legendario encuentran motivos para su investigación".

Era evidente que dentro del NSDAP había una corriente pagana, ello llevó a Hitler a que en 1935 prohibiera todas las actividades "neopaganas" sobre todo fueron prohibidos los actos y conferencias de Ludendorff. Otros movimientos del mismo estilo fueron prohibidos y disueltos.
En septiembre de 1935 Himmler prohibía a los miembros de las SS a ser dirigentes de organizaciones de esa índole, al tiempo que prohibía toda manifestación de intolerancia religiosa y cualquier forma de desprecio por los símbolos religiosos.

Algunos miembros del partido fueron expulsados por actividades antirreligiosas.

Es curioso que simultáneamente a estas expulsiones la Iglesia Católica también expulsó a anti - nacionalsocialistas con las siguientes declaraciones del Vicario General Miltenberger:

"Si hubiese algún sacerdote que ridiculizase o despreciara los conceptos de sangre, suelo, raza… ofendería ideológicamente e iría en contra de su propia iglesia. Porque cuanto esas palabras expresan pertenecer a las posesiones naturales, especialmente valiosas, que Dios nos ha dado"
(Que razón llevaba el Vicario, que buenos tiempos en los que en la Iglesia no era tan mundana y decía lo que tenía que decir, eran otros tiempos…).

Algunas personas en estos debates han usado verdades a medias que son las peores mentiras, veamos…

Se dice: En la Alemania Nacionalsocialista el 23 de Abril de 1941, el Gauletier Adolf Wagner, ordena la progresiva supresión de los crucifijos en las escuelas.

Si señor, es verdad, Adolf Wagner era un fanático anticristiano, pero es una verdad a medias, pues cuando Hitler se entera de esto el 28 de Agosto de 1941, Hitler ordena que se retire esa ley, o sea que por Hitler, continúan los crucifijos en las escuelas.

Aún con los serios problemas que tenía Hitler en aquellos años con la guerra, estuvo muy atento de controlar a los mandos neopaganos que no hiciesen leyes anticristianas, así en enero de 1942, Rosenberg y en abril de 1943, Bormann, tuvieron que enviar órdenes a sus mandos para que se abstuviesen de toda crítica religiosa.

Von Papen recuerda que hablando con Hitler en septiembre de 1941, se sentía muy molesto por las actividades de los "fanáticos del partido".

En conversación privada con el Obispo Berning, le contaba: "Por esta razón me he puesto en contra de Ludendorff y he roto mis relaciones con él, y por la misma razón rechazo el libro de Rosenberg".

Esta postura de Hitler frente a Rosenberg, está mas que demostrada, la podemos encontrar de forma reiterada. Hjalmar Schacht, en "Mi first Seventy - Six Years": "Siempre le he indicado a Rosenberg - palabras de Hitler - que uno no debe meterse ni con las faldas ni con las sotanas." Hitler’s Secret Conversations - diálogos en el Cuartel General - el 4 de Julio de 1942. Hitler indicó que había sido un gran error para Rosenberg quedar envuelto en polémicas con la Iglesia Católica; según notas del Cardenal Schulte sobre su conversación con Hitler el 7 de febrero de 1934, este le había indicado que a él no le gustaba el libro de su colaborador.

Igualmente que la postura de Hitler va quedando bastante clara, también hay que decir que en aquella época, la Iglesia no se llevaba mal con Hitler, podemos ver las siguientes declaraciones de personalidades religiosas de la época:

Obispo Bornewasser: "Con el rostro levantado y firme paso hemos entrado en el nuevo Reich y nos preparamos a servirle con toda la potencia de alma y cuerpo".
Obispo Vogt: "La diócesis y el obispo participarán gozosamente en la construcción de un nuevo Reich".


Obispo Hilfrich: "La Iglesia hará cuanto corresponda de forma que la idea de un liderazgo (Führerprinzip) autoritario sea aceptado con plena convicción en los corazones de los hombres".

Obispo Gröber: "El Führer del Tercer Reich ha liberado al hombre alemán de su humillación externa y de las debilidades internas causadas por el marxismo. Le ha devuelto a la Alemania ancestral, a los valores del honor, la lealtad y el valor".

Obispo Kaller: "Como creyentes y cristianos, inspirados por el amor de Dios, con toda fe y confianza seguimos a nuestro Führer, quien con firme mano guía los destinos de nuestro pueblo".

Obispo Rarkowski: "Todos veis ante vosotros el brillante ejemplo de un auténtico guerrero, nuestro Führer, quién con firme mano guía los destinos de nuestro pueblo".

Obispo Berning: "La era del individualismo ha cedido ante la nueva época que, con toda justicia, busca un retorno a los lazos de la sangre"-

(Y dispongo de muchas más declaraciones de altas jerarquías eclesiásticas de le época, que por no cansar al lector omito).

Como podemos ver, también es una mentira el que las Iglesias católicas y protestantes no estuviesen con Hitler.

También podemos dar al lector una serie de declaraciones de Hitler no ya contrarias al paganismo, sino declaraciones en las que se reconoce abiertamente católico (aunque insisto no practicante):

Hitler: "Ambos somos católicos, pero, ¿no hemos de decirlo? ¿Hemos de suponer que no ha habido nunca nada en la Iglesia donde se puedan encontrar defectos?; precisamente porque somos católicos lo decimos. Sabemos que el catolicismo habría permanecido intacto aun cuando la mitad de la jerarquía hubiera estado constituida por judíos. Un cierto número de hombres sinceros lo mantienen siempre en alto, aunque frecuentemente sólo en secreto, muchas veces incluso contra el Papa. Algunas veces ha habido muchos de tales hombres, otras veces pocos." "Der Bolchevismus von Moses bis Lenin; Zwiegerspräch zwischen Adolf Hitler und mir" (El Bolchevismo de Moisés a Lenin; conversación mía con Hitler de Dietrich Eckart).

En el Mi Lucha dice: "La Iglesia Católica ofrece un ejemplo del cual se puede aprender mucho. En el celibato de sus sacerdotes radica la obligada necesidad de reclutar siempre las generaciones del clero entre las clases del pueblo y no entre sus propias filas. Pero precisamente de ese aspecto de la institución del celibato no se puede apreciar a menudo en su verdadera importancia. Reclutando sin interrupción el inmenso ejército de sus dignatarios eclesiásticos entre las capas más bajas del pueblo, la Iglesia no sólo mantiene su unión instintiva con la atmósfera de los sentimientos populares; se asegura también la suma de vigor y energía que se encontrará eternamente entre la masa popular. De ello saca la Iglesia Católica la extraordinaria juventud, su flexibilidad intelectual y su voluntad de acero".

Con todo y con eso, su catolicismo no practicante le permitía igualmente poder ser crítico con las cosas que no veía correctas en el seno de su Iglesia en el mismo mi Lucha se lamenta:

"De que nuestras dos confesiones cristianas, mantengan misiones en Asia y Africa, con el objeto de ganar nuevos prosélitos, esto es, empeñados en una actividad de modestos resultados frente a los progresos que realiza mas allá el mahometismo" y en cambio "Pierden en Europa mismo millones y millones de adeptos convencidos los cuales se hacen en absoluto indiferentes a la vida religiosa o van por su propio camino. Sobre todo desde el punto de vista moral son muy poco favorables las consecuencias."

Estas palabras de Hitler son muy reveladoras, ya que si, como católico no practicante puede tener una visión menos fanatizada que un católico muy practicante que todo lo ve bien de la Iglesia, sabe ver sus fallos y los crítica abiertamente, pero en cambio estas palabras translucen también, una preocupación de Hitler por la salud moral, la salud espiritual del pueblo Europeo, y como podemos ver le preocupa desde un punto de vista cristiano (indiferente protestante o católico) pero no nos engañemos, cristiano.

Veamos un discurso muy interesante que hace Hitler el 12 de Abril de 1922:

"¡Con amor ilimitado, como cristiano y como hombre, leo el lugar que nos relata cómo el Señor acabó por arremangarse y por tomar el látigo para arrojar del templo a los usureros, engendro de víboras y serpientes!
Como cristiano no tengo el deber de dejarme desollar, sino que tengo el deber de ser un luchador por la verdad y el derecho".

El 30 de Abril de 1.923 decía: "Queremos evitar que nuestra Alemania sufra, como sufrió el Elegido en la Cruz".

En el Congreso de Nüremberg de 1.935 hace otro reconocimiento a la importancia de la Fe Cristiana en Europa declarando: "Nuestras Catedrales son los eternos testimonios de nuestra pasada grandeza".

De una manera más oficial como gobernante el 23 de marzo de 1933 ante el Reichstag recién llegado al poder dice: "Las ventajas de índole política personal que pudieran resultar de compromisos con organizaciones ateístas no compensan ni con mucho, las consecuencias que se hace patentes en la destrucción de valores morales de todos. El Gobierno nacional ve en las dos confesiones cristianas los factores más importantes para el mantenimiento de nuestro pueblo. El gobierno nacional respetará todos los compromisos concertados entre ellas y los países. Sus derechos no serán restringidos. La preocupación del gobierno en la sincera colaboración entre la Iglesia y el Estado; la lucha contra una ideología materialista en pro de una verdadera comunidad popular sirve a los intereses de la nación alemana lo mismo que al bien de nuestra Fe cristiana. Del mismo modo el Gobierno del Reich da importancia suma a sus amistosas relaciones con el Vaticano, viendo en el cristianismo el fundamento inamovible de moral y virtud popular."

El 30 de enero de 1939 defendiéndose de los ataques que sufría del exterior que intentaban mostrar una Alemania anti religiosa, y dice entre otras cosas esto:

"Si, ciertos estadistas demócratas del extranjero se hacen cargo exageradamente de la defensa de ciertos sacerdotes alemanes, ello no puede responder más que a una razón política, ya que esos mismos estadistas enmudecieron cuando en Rusia cientos de miles de eclesiásticos fueron exterminados, callando igualmente cuando en España decenas de millares de sacerdotes y religiosos eran asesinados o quemados vivos; mientras que, a raíz de estas matanzas, numerosos voluntarios nacionalsocialistas y fascistas se habían puesto a disposición del General Franco, con el fin de preservar a Europa de cualquier nueva expansión de la amenazadora ola de sangre bolchevique".

"Alemania ha tomado parte en el conflicto español precisamente para salvar la cultura europea y la verdadera civilización del peligro de la destrucción bolchevique ,y ha secundado el movimiento del General Franco solamente por el ardiente deseo de verle conseguir libertar a España de un peligro que ya a su vez había amenazado hacer sucumbir a la propia Alemania".


"No es por lo tanto, la simpatía o la piedad hacia los religiosos "perseguidos" lo que puede haber provocado el interés de los ciudadanos de ciertos estados democráticos en pro de algunos sacerdotes alemanes que se han puesto fuera de la ley sino en primer y único lugar el apoyar a quienes se oponen al Estado alemán. Es preciso pues subrayar, una vez más, que nosotros protegemos siempre al eclesiástico, siervo de dios, pero tendremos que proceder contra aquellos que por su conducta se convierten en enemigos políticos del Reich".

Otra cosa que no se debe de olvidar, es que eso si, tanto Hitler como el resto del partido, veían positivo para su patria el cristianismo, pero no dejaban que el clero interviniese en política, veamos unas declaraciones de Hermann Goering en Viena el 26 de marzo de 1938, en el que saca de nuevo el tema de la matanza de sacerdotes en España, pero aprovecha para advertir al clero que se mete en política de esta manera: "Se afirma: ¡Ahora es exterminada la religión ahora es eliminada la Fe! Que se me enseñe la iglesia que, como ha ocurrido en España, haya sido destruida o incendiada; que se me muestre a los sacerdotes que hayan sido torturados o desollados; que se me enseñe una iglesia que hay sido cerrada y en la cual los fieles no puedan rezar; que se me muestre a un sacerdote al que se le haya impedido dedicarse a sus funciones sacerdotales. Si fue detenido un sacerdote, esto no ocurrió por dedicarse a sus misiones sacerdotales, sino porque se hizo demasiado mundano".

Con la misma firmeza antes vista en declaraciones de Hitler sobre lo positivo que resultaba el Cristianismo, siempre dejó igualmente claro que el Clero tan solo está para salvar almas, la política es cosa del Partido Nacionalsocialista Alemán y en asuntos mundanales, las jerarquías dedicadas a la gestión de las almas de sus fieles, nada tenían que hacer. Esa línea la marcó el Partido Nacionalsocialista con autoridad, produciéndose a veces detenciones de sacerdotes metidos en política (que vienen a ser la figura que en España tanto se vio del cura rojo), ante esto, el Partido Nacionalsocialista no titubeó ni un momento, mantuvo una política el Partido Nacionalsocialista hasta el final de sus días consecuente con esto.
Para no hacer demasiado extenso este artículo, simplemente daremos unos datos oficiales de la Alemania del Partido Nacionalsocialista:

- En la primavera de 1933 el Vaticano concluyó un Concordato con Hitler, fue dirigidas las negociaciones por Von Papen.

- En declaraciones del propio Adolfo Hitler dice que: "Desde el año 1933, el Estado Nacionalsocialista ha puesto a disposición de las dos iglesias, católica y protestante, las sumas siguientes: Durante el periodo presupuestario de 1933, ciento treinta millones de marcos; en 1.934 ciento setenta millones; en 1.935doscientos cincuenta millones; en 1.936 trescientos veinte millones; en 1.937cuatrocientos millones; y por último, en 1.938 quinientos millones de marcos. Aparte de estas cantidades, las Iglesias han recibido anualmente ochenta y cinco millones de marcos procedentes de los diversos Países alemanes y siete millones de parte de los municipios."

Estos datos dados por el mismísimo Führer, dejan claro no solo de palabra, sino con hechos, con marcos que apoyaban a las iglesias cristianas alemanas, no de una forma personal, sino como política de Estado.

Con la esperanza de haber aportado un poquito de luz a este tema, para que ni unos alcen a Hitler como un gurú de una religión nueva, ni los otros intenten dibujar a un Hitler "rezando rosarios todas las tardes" por que no, tampoco fue así... respetemos la figura de este hombre tal como era y no permitamos (y menos en el seno de nuestras filas) manipulaciones, que ya bastante manipulan los contrarios la figura de Adolfo Hitler.

Supongo que, si como decía Kubizec, Hitler tenía esos ataques de ira... cogería uno tremendo, de ver que en estos momentos tan malos, en los que somos tan pocos, en las que camaradas están en la cárcel, mientras otros camaradas esperan ver si los meten en la cárcel después de juicios que han de celebrarse, mientras Europa se muere en el mundialismo perdiendo su identidad y su cultura, viendo que en sus filas los camaradas se pelean entre paganos y cristianos. A mí particularmente me da vergüenza ver esto, con los problemas tan graves que tenemos, guardemos nuestras energías y unámonos para mejores fines.

Modelos de Imperio



El Ario y El No Ario:

Si un pueblo desea ser imperialista, la Historia le ofrece dos modelos clásicos, que no por menos comprendidos por los observadores son menos utilizados en todos los tiempos. Uno es el modelo grecorromano, heredado del antiquísimo concepto de “Imperio Universal” de los indoiranios: Este modelo, y Roma nos dio uno de los últimos ejemplos, sólo exige que los restantes pueblos sean sometidos militarmente, no culturalmente; así, los pueblos de distinta idiosincracia podían integrarse al Imperio Romano conservando su Cultura, lengua y costumbres, y, si eran lo suficientemente aguerridos para resistir con orgullo la pax romana, podían obtener concesiones extraordinarias, como la ciudadanía de los galos y españoles, y el control del ejército, y del Imperio todo, lograda por los germanos; ello fue posible porque en ese modelo de Imperio el valor se asentaba paradójicamente en el valor, real, de los pueblos: Era más valioso el más valiente; este principio tenía carácter indudable y nadie temía el ascenso imperial de un pueblo valiente pues era obvio que tal pueblo resultaba valioso para el Imperio.

Es decir, en ese primer modelo no sería necesario practicar el adoctrinamiento cultural de los vencidos, emplear el lavado de cerebros, destruirlos moralmente, corromperlos, mantenerlos en la barbarie o regresarlos al salvajismo: eso no le convenía a nadie, iba contra la esencia jurídica del Imperio Universal Ario, vale decir, iba contra el Honor. Y aquí está el meollo de la cuestión: El soporte ético del principio anterior, y de cuantos constituyen el Imperio Universal, es el Principio de los principios, el Principio Supremo que es piedra fundamental de la estructura jurídicosocial del Estado nacional: El Principio del Honor. La justicia con que el Imperio tratará a un pueblo conquistado o aliado, de la que dependerá su existencia y desarrollo, sólo requerirá la garantía del Honor. Por ejemplo, Alejandro, imperialista con Honor, no necesitó desmembrar Egipto, ni imponer la lengua griega a los egipcios, ni aniquilarlos, ni someterlos a esclavitud, ni destruir sus pirámides, para aceptarlos sin prejuicios como federados del Imperio macedónico. Y los romanos, salvando las distancias, cuando al fin someten a los galos, que se habían resistido sangrientamente durante siglos, procedieron de igual forma honorable: Y a tal extremo les abrieron las puertas del Imperio que en poco tiempo ya no se habló más de galos sino de galorromanos.

El otro Modelo de Imperio es el cartaginés, típicamente no ario, heredado por los fenicios de sus antepasados semitas de Asiria, Babilonia y Sumer. Conviene comprender este concepto porque al modelo cartaginés han adherido los ingleses y los norteamericanos, pueblos completamente judaizados por la sistemática e incansable labor de la Fraternidad Blanca.

Los cartagineses, un pueblo de mercaderes carentes de principios éticos; sólo hábiles para el comercio y la piratería, famosos por los sacrificios humanos que ofrecían a su Idolo de Hierro Incandescente. ¡Cartagineses, ingleses, yanquis: Como sus predecesores del imperio asiriobabilónico, pensarían que los restantes pueblos de la Tierra son un artículo de consumo para sus apetitos insaciables! He aquí el principio equivalente al del valor de los pueblos en el modelo grecorromano: para los cartagineses, ingleses y yanquis, los pueblos sometidos no tienen el valor en sí mismos sino en la medida en que sean útiles al Imperio. Así, el pueblo conquistado o dominado resulta esclavizado, humillado, deshumanizado, vaciado de su propio valer, transformado en herramienta, en utensilio: Vale mientras sirve. Principio judaico del valor que no es casual hallar en la cúspide del imperialismo anglosajón. Si un pueblo “colonial” sirve, entonces debe ser explotado sin límites; si puede servir, entonces debe ser adoctrinado para que brinde utilidad, lo que representa una inversión que habrá que proteger y recobrar con intereses. Si algo se opone a la explotación, debe ser neutralizado: Si no se procediese así, se justificarán hipócritamente, no se estaría “ayudando” a ese pueblo a recobrar su valor, es decir, su utilidad el hombre tiene un precio, como las mercancías: Vale por lo que hace, y puede valer más por lo que es capaz de hacer. El Imperio cartaginés-anglosajón se comprometerá a extraer el máximo valor utilitario de los pueblos, concediéndoles la posibilidad de valer mucho produciendo mucho. Lo que se oponga a esta magnánima concesión de los que detentan el Poder del Mundo, será destruido: En bien de los que están sometidos pero pueden demostrar su valor; en defensa de la posibilidad de ser útil a los imperialistas, posibilidad a la que denominan seriamente “libertad democrática”. ¿Y qué es lo que se opone a que ese pueblo que nada vale, se valorice siendo útil al Imperio, sirviendo, produciendo, permitiendo que el Imperio se apodere de sus riquezas si las tiene, o guardándose de gastarlas en provecho propio si el Imperio las necesita ahora o mañana?

¿Es su Cultura propia el obstáculo?. Pues será reculturalizado por todos los medios posibles. ¿Es la conciencia nacional el enemigo?. Pues se atacará la esencia del Ser nacional: Se comenzará por desprestigiar o negar lo bueno propio y se exaltará lo bueno ajeno; contrariamente, se disminuirá lo malo ajeno y se exaltará hasta la exageración lo malo propio; así entrará en colapso la confianza en el Destino nacional, y el pueblo creerá apabullado que la distancia cultural entre la debilidad nacional propia y la fuerza y grandezas ajenas es insuperable. El segundo paso consistirá en atacar específicamente los soportes del Ser nacional: La territorialidad, los símbolos patrios, las tradiciones, etc. Se desplazarán o amenazarán las fronteras para crear la sensación de que la Nación “no está terminada”, que es algo a medio construir, que no existe; se calumniarán los prohombres de la Patria, que mal o bien contribuyeron a su existencia, para que el pueblo se avergüence de su pasado; se presentarán a la comparación, en cambio, a los contemporáneos imperialistas de aquéllos, para que el pueblo repudie a sus próceres y admire a los gringos, y se lamente, ¿qué hacíamos nosotros, mientras ellos construían sus poderosos Imperios?. ¿Es la unidad racial el impedimento?. Se bastardizará al pueblo favoreciendo la inmigración de Razas inferiores. ¿Es la unidad nacional?. Se la desintegrará sobornando o comprando dirigentes, enfrentando a unos con otros, y creando el caos, la evidencia de que “se trata de un pueblo en el que sus miembros no pueden ponerse de acuerdo entre sí”.

El modelo cartaginés demuestra todo un modus operandi en la acción de los imperialistas. Mientras que en el modelo grecorromano “el más valioso era el más valiente”, y los pueblos valerosos podían crecer y desarrollarse sin problemas, según sus propias pautas culturales, en el modelo cartaginés-anglosajón hay que aplicar permanentemente el principio “vale mientras sirve”, lo que obliga a someter a los pueblos vencidos, o dominados, mediante las prácticas más viles. Y aquí llegamos también al meollo de la cuestión: El soporte jurídico del principio anterior, y de cuantos constituyen el Imperio cartaginés-anglosajón, es el Principio de los principios sinárquicos, el Principio Supremo que es piedra fundamental de la estructura juridicosocial del Estado sinárquico: El Principio de la División.
¿División de qué?. De todo, porque el Principio de la División otorga al Emperador o Rey, cartaginés, inglés o yanqui, el derecho a dividir la estructura de los pueblos. Hay que comparar de inmediato, para que salten las diferencias: El Principio del Honor de los imperialistas grecorromanos era esencialmente ético y creaba la obligación de procurar el bien común, de valorizar el valor del valeroso; por el contrario, el Principio de la División de los imperialistas cartagineses-anglosajones era fundamentalmente jurídico y amoral y generaba el derecho a dividir para asegurar el valor de los que sirven, para proteger la libertad democrática de valer siendo útil, produciendo, sirviendo. Aquí están las diferencias fundamentales de ambos modelos: Lo ético contra lo jurídico y amoral; la obligación moral de procurar el bien común, contra el derecho amoral de dividir el bien común para extraer su valor utilitario. El imperialismo grecorromano producía “ciudadanos del Imperio”, honroso título que de ningún modo menoscababa su nacionalidad u orgullo racial. El imperialismo cartaginés-anglosajón modela “ciudadanos del Mundo”, ambiguo y deshonroso título que la más de las veces oculta la traición inconfesable. (Igualitarismo dominante de la actualidad mundial occidental)
A los ciudadanos del Imperio ya los conocemos por la Historia. Es de interés, en cambio, saber, ¿cómo son los “ciudadanos del Mundo”, título análogo al de “esclavo de la Sinarquía”. Pues, se trata de seres que han sido conformados de acuerdo al modelo cartaginés-anglosajón, vale decir, seres que han padecido todos los modos del Principio de la División.

Son habitualmente internacionalistas porque su nacionalidad ha sido dividida y disgregada: Creen que lo internacional salva la diferencia entre los pueblos. Son decididos pacifistas porque su estructura psíquica fue dividida froideanamente y su instinto guerrero calificado de “tendencias agresivas primitivas que se originan en el cortex, el cerebro animal, y surgen a través del Inconsciente”: Para la Cultura psicoanalítica, el instinto guerrero es un impulso vergonzoso, casi animal, sumamente peligroso “porque puede encarnarse en el Mito del Héroe” y tornarse dominante en la conciencia; quienes están así adoctrinados, identifican guerra con salvajismo, y creen que la paz debe conseguirse a cualquier costo pues en ese estado social es posible demostrar la utilidad sirviendo al imperialismo pacifista, Gobierno Mundial, Sinarquía, o como quiera que se llame el sistema que los explote. Estos ejemplares son daltónicos a la nacionalidad y se les ha bloqueado el instinto guerrero; carecen por lo tanto de heroicidad, de capacidad de reacción patriótica, son seres psicológicamente mutilados que creen en la unión de varios conceptos imposibles de unir bajo un imperialismo cartaginés-anglosajón: Paz, felicidad, creación, progreso, libertad, civilización del amor, fraternidad universal, etc. Naturalmente, en nuestra Epoca, pueden ser buenos comunistas, buenos liberales o buenos anarquistas indistintamente.
Pero además de internacionalistas o pacifistas pueden ser colaboradores del sistema imperial cartaginés, trabajando desde adentro de sus Naciones, en las que no creen, para favorecer la contribución de valor utilitario que los imperialistas le han asignado a su pueblo o país; o pueden ser agentes internacionales del imperialismo y consagrarse a ejecutar sus planes. De cualquier modo, su tarea consistirá, desde adentro o desde afuera, en dividir, es decir, en aplicar el Principio de la División allí donde exista algo unido que se oponga al imperialismo cartaginés-anglosajón: la intriga, la corrupción, el maquiavelismo, el soborno, la insidia, la difamación, la publicidad, la desinformación, etc., todos los medios y crímenes serán válidos para dividir los todos y fortalecer las partes que sean útiles y sirvan al imperialismo extranjero. En la formación de lacayos de esta clase, el imperialismo cartaginés-anglosajón siempre ha descollado: El tipo clásico es el “cipayo”. Naturalmente, no me refiero al cipayo hindú, al hombre concreto que muchas veces con increíble valor trató de librarse de los expoliadores ingleses, sino al tipo del cipayo, a la clase de hombre “valioso a su servicio” que los ingleses querían fabricar dividiendo todos sus principios. En Cartago existieron miles de mercenarios de esa clase. En el Asia y en el Africa los ingleses los fabricarían por centenares de miles.

Los Logros del Régimen NacionalSocialista Alemán

Fueron diversas las innovaciones debidas al triunfo del Nacionalsocialismo. Se revolucionaba la economía y la finanza, fue totalmente cambiado el sistema social que hasta entonces se suponía inmutable, fue desarrollado también un nuevo concepto de la guerra, el arte se encaminó hacia otros derroteros diferentes de los seguidos hasta entonces, un nuevo espíritu se apoderó de Alemania, de toda Alemania, de todos y cada uno de sus ciudadanos. En las Olimpiadas de 1936 Alemania barrió a los demás países obteniendo una cantidad de triunfos absolutamente imprevisibles, en montaña las últimas grandes dificultades de los Alpes fueron vencidas por escaladores alemanes, en automovilismo las victorias alemanas medio debidas al deporte y medio a la técnica, asombraron al mundo, se batieron todos los records de velocidad, terrestre, aérea y marina, la investigación avanzó en casi todos los campos, y resultaría imposible hacer siquiera un resumen de una parte de los éxitos alcanzados. Además, aún relacionando uno por uno todos los logros conseguidos, no tendríamos una idea si no lográbamos situarnos en la época en que se desarrollaron los hechos, lo cual resulta sumamente difícil, pero ha de resultar interesante relacionar algunos de los descubrimientos más revolucionarios conseguidos en aquellos años. Dejaremos al margen una serie de logros, que en parte también se hallaban en vías de desarrollo en otros países como es el caso del Perlon, oponente alemán del Nylon americano, así como otros inventos menores, como es el caso de las bombillas experimentales con gases de tungsteno y Xenón, o lo que entraría en el capítulo de curiosidades como el fusil de cañón curvo, los automóviles que funcionaban con combustión de madera para zonas boscosas y a razón de 2 kilos de madera por uno de gasolina, el famoso avión asimétrico, etc. para centrarnos en los capítulos más importantes de la investigación, que resumiremos en la forma más breve posible.

La Televisión: Aunque el invento de la televisión se debió al inglés Baird quién en 1928 transmitió imágenes de personas de Londres a Nueva York, en Alemania existía también una investigación al respecto cuyo principal representante fue Paul Nipkow, fallecido el 24 de agosto de 1940 y que no pudo desarrollar su invento por falta del necesario apoyo. Sin embargo en el III Reich se impulsó grandemente su desarrollo, instalándose, principalmente en Berlín, salas públicas en las que se podía asistir a representaciones de teatro, transmisiones de conciertos o de los congresos de Nuremberg, conciertos, cine, etc. Especialmente en 1936, con motivo de las Olimpiadas, todas las pruebas fueron retransmitidas y creadas nuevas salas públicas donde se podían presenciar dichas transmisiones gratuitamente. Ese mismo año se instaló el primer sistema de videoteléfono que permitía hablar y ver al interlocutor. El Dr. Goebbels en su discurso en la XV Gran Exposición de Radio de Berlín anunció el proyecto de construcción de un televisor económico que, como se había hecho con la radio, permitiera llegar a todo el pueblo ese nuevo medio. Una revista de la época predecía: "En un futuro no muy lejano, se convertirá la TV en algo tan vulgarizado como lo es hoy la radio o el teléfono".

La Bomba Atómica: Oscuras y contradictorias son las informaciones sobre el debatido tema de la bomba atómica. No hay duda de que Alemania se hallaba muy adelantada en las investigaciones dirigidas por el Premio Nobel Otto Hahn y Werner Heisenberg, pues de otra forma Hitler no habría asegurado a Rommel que "hay una nueva arma secreta de un poder tan aterrador que su explosión tiraría a un hombre de un caballo estando a tres kilómetros de distancia", diciéndole igualmente a Hans Rudel que "se trata de un explosivo tan potente que gracias a este quizás podremos decidir la suerte de la guerra". No es posible afirmar si la bomba americana fue terminada gracias a la información obtenida en la victoria sobre Alemania, pero si es posible asegurar que de no haber terminado la guerra en mayo de 1945, Alemania podría haber contado en breve con ese arma.

Volkswagen: Conocido es por todos el popular "coche popular" (Volkswagen), fabricado por orden expresa de Adolf Hitler y que se continua realizando en la actualidad. Dado que Hitler había impuesto un precio previo de 1.000 marcos cuando lo normal eran 4.500 para su época fue la investigación la encargada de lograr un costo reducido, evitando el tener que importar materias primas. Fibras textiles artificiales, cristal flexible, caucho sintético, carrocería de medio de nuevos materiales obtenidos por presión, en sustitución de la chapa de acero, fibras de lana de celulosa en sustitución de algodón, cuero artificial para tapicería... prácticamente todos los materiales tuvieron que ser inventados. El peso quedó reducido a 650 kilos un ultraligero para la época y su precio fue establecido en 990 marcos y podía adquirirse por medio de un ahorro mensual de 5 DM. Al poner la primera piedra de la fábrica se contaba ya con 250.000 pedidos, que debido a la guerra no pudieron servirse. Después de innumerables procesos, en 1961 la Volkswagen descontó del precio de venta 600 marcos a los que acreditasen haber pagado los 990 de la época.

Aplicaciones del Carbón: Dado que Alemania poseía carbón en abundancia y carecía de casi todo lo demás, la industria química concentró sus esfuerzos en sacar un máximo y óptimo rendimiento de esta primera materia básica. Los principales logros fueron la gasolina artificial conseguida al someter el carbón a grandes presiones, , añadiéndole hidrógeno y la "buna", caucho sintético, del que hablaremos luego. Pero además del carbón se extrajeron grasas comestibles, aceites, medicamentos, alcohol, abonos, resinas sintéticas, gas de alumbrado, anilinas, materias primas para explosivos, celulosa, seda artificial, sacarina, diversos carburantes etc.

Reciclaje: Este tema de gran actualidad fue de primer orden en el III Reich tan escaso en materias primas. La Juventud Hitleriana recorría las calles recogiendo vidrio, papel, ropa vieja y determinados utensilios aptos para reciclar como piezas de verjas, máquinas viejas etc. El papel ocupó un lugar protagonista en esta actividad. En 1936 fueron 700.000 las toneladas recuperadas y en 1939 ya se alcanzaba casi un millón. El 25 por ciento de la producción de papel se obtenía del papel usado, considerándose que el millón de toneladas recuperadas anualmente suponía el ahorro de una tala de árboles de 50 años de edad, en una franja de un kilómetro en una distancia similar a la de Barcelona a Madrid.

Aviación: Fueron innumerables los inventos en el campo de la aeronáutica. La V1 y V2 son, con el avión a reacción, los más conocidos, pero hay que mencionar una serie de otros descubrimientos como la cabina presurizada, que actualmente utilizan todos los aviones permitiendo una presión de cabina similar a la de la tierra y no debiendo utilizar la incómoda mascarilla; el asiento catapulta que expulsa al piloto en caso de emergencia y cuya primera prueba con éxito tuvo lugar en 1942 por el capitán Joachim Eisermann; el tren de aterrizaje triciclo en la parte delantera del fuselaje lo que permitía que el avión se hallase horizontal en el momento del despegue y no, como hasta entonces, apoyado sobre la cola; el radar nocturno, los helicópteros, los primeros misiles tipo Polaris, etc. etc.

La Cinta Magnetofonica: Uno de los espectaculares descubrimientos de la época, aunque en aquel tiempo apenas fue valorado, fue la cinta magnetofónica. Una revista técnica la describía diciendo: "En este procedimiento el disco de gramófono se reemplaza por una película recubierta de un polvo metálico... debido a la impresión magnética, han desaparecido totalmente los ruidos mecánicos que suele producir la aguja... no se desgasta y puede captar un concierto de 30 minutos, por lo que quedan suprimidas las molestas interrupciones".

Cine en Color: Realmente los americanos fueron pioneros en el cine en color y lo desarrollaron más rápidamente que los alemanes, sin embargo el proceso del AgfaColor descubierto en esos años, era muy superior al Technicolor, tanto por el proceso de revelado, como por la utilización de filmadoras y la naturaleza de los colores. El sistema alemán permitía filmar con cualquier cámara mientras el americano precisaba cámaras especiales. Veit Harlam, famoso director alemán, vaticinaba en 1943: "No ha de pasar mucho tiempo, sin que abandonemos por completo la película a base de blanco y negro", aunque en cierto modo se equivocó pues, inexplicablemente, diarios y revistas siguen publicando fotografías en blanco y negro aún cuando es un sistema totalmente antinatural y que visto desde la prespectiva his tórica representará un lapso corto de tiempo que hará sonreír a las generaciones futuras que verán con más interés un cuadro en color del siglo XVII que una fotografía de rostros pálidos del siglo XX.

Agricultura: El impulso dado a la agricultura no olvidó ningún aspecto. Fue creado el llamado "arado popular" equivalente a la actual "mula mecánica", fueron inventadas máquinas para separar las semillas y distinguir entre las de epítimo (mala hierba) y trébol, que a simple vista no se distinguían. Para aumentar el consumo de frutas y verduras se crearon las primeras redes de congelación de alimentos y para reducir el trabajo de la mujer campesina se inventaron "máquinas para lavar la ropa, movidas mecánicamente" de las que había instaladas en 1940 más de 170.000. También se avanzó en el cruce de especies vegetales, se logró una planta de tabaco exenta de nicotina, se hizo altramuz dulce para forraje etc.

Productos Industriales y Materias Primas: Este capítulo fue muy importante en el desarrollo tecnológico. Ya hemos mencionado en el apartado del Volkswagen la contribución de la investigación a la fabricación del coche. Entre los logros más espectaculares se hallaba la "buna", sustituto del caucho a base de carbón, cal y agua, que tenía una resistencia un 30 por ciento superior al desgaste y un bajo costo de producción al no tener que ser importado desde Asia. La primera fábrica de buna fue instalada en 1936 y tres años más tarde se logró cubrir todas las necesidades de la industria automovilística. La gasolina obtenida a partir de pizarras bituminosas permitió la independencia del suministro exterior, el "plexiglas" y el "plexigum" fueron dos importantes descubrimientos. El primero, unido a vidrio normal, fue utilizado para los coches en los que anteriormente tan peligroso era un accidente: el "Plexigum", flexible, fue utilizado en la industria aeronáutica. Los metales ligeros, como el aluminio, fueron desarrollados lográndose importantes reducciones de peso y un motor de explosión que en 1939 pesaba 100 kilos, dos años más tarde pesaba sólo 66 kilos. La lana de celulosa pasó de 2.000 toneladas de producción en 1932 a 250.000 en 1940.

Soja: Cuando parece que grandes sectores de la población mundial empiezan a descubrir la soja como alimento de primer orden, es importante mencionar el extraordinario impulso que se dio en el III Reich a su cultivo en Europa el clima alemán era poco favorable por medio de empresas alemanas, especialmente en Bulgaria y Rumania. "Conseguir a través de un incremento de la producción de carne, la albúmina necesaria, presenta desventajas económicas debido a que cerca del 75 por ciento de las materias alimenticias que se dan al ganado, lo quema éste para subsistir, y por consiguiente se pierde. Un Kg. de albúmina de soja cuesta 0.85 marcos y un kilo de albúmina de carne 5 marcos... estamos asistiendo a los comienzos de una revolución agraria" (de una revista de la época). La soja se utilizó también para hacer aceite, jabón, pinturas, lana celulosa, seda, vitaminas y cuero artificial.

La Industria Farmaceútica: El descubrimiento de nuevos medicamentos y el perfeccionamiento de los antiguos, Fue uno de los logros de la industria farmacéutica, sin embargo la Homeopatía era fomentada por el Estado para evitar un consumo innecesario de medicamentos que al final resultan perjudiciales. La colaboración entre diversos sistemas curativos fue un importante logro en el campo de la salud, pues homeópatas, naturistas, médicos, herbolarios etc. no se hallaban en campos contrarios y separados, sino que tendían a trabajar juntos aprovechando cada cual de los otros su parte positiva. Aparte de esto la industria farmacéutica, con la Bayer a la cabeza, exportaba el 75 por ciento de su producción, debido a la justa fama de su seriedad.

Gases Venenosos: El más importante descubrimiento bélico del III Reich fueron los llamados neurogases, conocidos con los nombres de Tanun, Soman y Sarin. Actualmente estos gases, cuyo poder y peligro no ha decrecido, son conocidos como "la bomba atómica de los países pobres", pues realmente a Alemania le hubiesen bastado dos bombardeos con esos gases para producir las mismas víctimas que causó en Hiroshima la bomba atómica. Al atacar al sistema nervioso estos gases tenían una eficacia inmediata y causaban la muerte en poco tiempo. Pese a que se habían producido docenas de miles de toneladas, el gas nunca fue utilizado por ser considerado un arma indigna, aunque, según la leyenda de atrocidades, se utilizaba un insecticida para gasear judíos, guardando esos peligrosos gases.

Submarinos: A finales de 1943 los submarinos empezaron a perder eficacia debido a la aparición del radar. Entonces se les añadió un dispositivo llamado "Snorckel" (narizota), que servía para tomar aire del exterior de forma que con este dispositivo un submarino navegó sumergido 59 días y otro 66. Con este dispositivo se lograba permanecer sumergidos y no localizables por el radar, pero la velocidad en inmersión era reducida, por ello se fabricaron los submarinos Tipo Walter que con un nuevo combustible a base de peróxido de hidrógeno desarrollaba una velocidad en inmersión de 24 nudos. Lamentablemente el fin de la guerra impidió el desarrollo de este nuevo tipo que inclinaba de nuevo a favor de Alemania la balanza. También fue invento alemán la mina magnética que llegó a convertirse en una pesadilla para los aliados y que era atraída por los cascos de los buques que se aproximaban. El Torpedo Fat fue otro invento importante contra convoyes, pues al navegar en círculos siempre acababa haciendo algún blanco. Otro torpedo perfeccionado se dirigía hacia el blanco por el sonido producido, incluso de ventiladores interiores, estudiándose al final de la guerra el torpedo a reacción.

Panzerfaust: El antecesor del Bazooka americano, fue inventado en Alemania y era un arma portátil de "usar y tirar" destinada a la lucha contra carros. La base de este arma era el proyectil de carga hueca, inventado también en el III Reich, y del que fue dotada toda la artillería anticarro. En el momento de su aparición se podía afirmar que cualquier ataque de carros podía ser anulado si se disponía de suficientes cañones.