Política Social en el Tercer Reich

"Fuerza por la Alegria"

En alguna librería de la calle Corrientes, los stands de libros son catalogados con distintas denominación. Algunos son "Historia" otros "Economía", asi sucesivamente. En el sector "Pensamiento" estan libros referidos al Che Guevara, y en el que dice "Bélicos" estan los del Nacionalsocialismo. ¿Por que ocurre esto?. Lamentablemente esa es la imágen que se transmite desde hace décadas, y peor aún, muchos partidarios y simpatizantes han hecho bastante para que lo bélico sea lo representativo de ese fantastico movimiento popular. El Nacionalsocialismo fue un movimiento de obreros y trabajadores, que se ocupó profundamente de la vida de las familias trabajadoras, sean obrero, empleados o cualquier otra actividad productiva que beneficiara al conjunto del pueblo. Ante la triste "ultraderechización" del NacionalSocialismo, es bueno recordar alguno de los aspectos más importantes que tienen que ver con su magnifica obra social, como lo fue el programa "Fuerza por la Alegria". Fuerza por la Alegría o en alemán Kraft durch Freude (KdF), fue una organización recreativa en tiempos del Tercer Reich, parte de la Frente del Trabajo Alemán, sindicato unificado dependiente del estado NacionalSocialista. La organización defendía el principio de crear una "Volksgemeinschaft Nacionalsocialista" y "el perfeccionamiento y refinamiento del pueblo alemán". Buscaba conseguir tal objetivo organizando programas de ocio. Robert Ley, uno de los fundadores de la KdF, citaba a Hitler: "Deseo que a cada trabajador se le conceda un periodo de vacaciones suficiente y que todo sea dispuesto de tal manera que su tiempo libre sea realmente de ocio." Otro objetivo era impulsar la economía alemana estimulando la industria del turismo y sacarla de la depresión de los años 20. La KdF tuvo bastante éxito en este aspecto hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. En 1934, más de dos millones de alemanes habían participado en algún viaje de la KdF; hacia 1939 el número era oficialmente de alrededor de 25 millones. A partir de 1933 la KdF ofrecía alternativas de ocio asequibles, como conciertos, excursiones de un día y vacaciones. Algunas embarcaciones de gran tamaño, como el Transatlántico Wilhelm Gustloff, fueron construidas específicamente para los cruceros organizados por la KdF. La KdF buscaba la eliminacion progresiva de la "lucha de clases" del capitalismo y el marxismo, ofreciendo al pueblo llano actividades de ocio propias de sectores sociales mejor posicionados. Rápidamente amplio su abanico de actividades y creció vertiginosamente para convertirse una de las organizaciones más grandes del Tercer Reich. Las estadísticas oficiales mostraban que en 1934, 2,3 millones de personas se habían beneficiado de las vacaciones organizadas por la KdF. En 1938, este número había crecido a 10,3 millones. En 1939 la KdF tenía más de 7.000 empleados a sueldo y más de 135.000 voluntarios, organizados en divisiones por áreas temáticas como deportes, educación o turismo, con supervisores en cada fábrica y taller con más de 20 trabajadores. La KdF también consiguió poner en marcha la fabricación de un coche a un precio popular, el KdF-Wagen, que posteriormente se haría famoso con el nombre de Volkswagen Escarabajo. La KdF recibió en 1939 la Copa Olímpica, galardón otorgado por el Comité Olímpico Internacional.