La Doctrina del NacionalSocialismo

“¡Ay del vencido!” declaraba Julio Cesar como único resumen a las quejas de ‘injusticia’ por el trato que recibían los que perdían las batallas. La Verdad es siempre una criada de la Propaganda y más en esta época en que la gente sólo ve grandes periódicos, cadenas de televisión/radio, agencias de noticias, editoriales y medios de difusión que valen miles de millones y que están en su 95% en poder de unas 10 grandes multinacionales en todo el mundo.

Por tanto exponer la base y esencia del Nacionalsocialismo no sirve de nada si primero el lector no es capaz de comprender que todo lo que ha oído y visto sobre este tema es la propaganda del sistema materialista (capitalismo y marxismo), un ‘vencedor militar’, y que, aunque le parezca mentira no sabe nada más que esa versión unánime en todos los medios de propaganda. Solo tras abrir los ojos, limpios de propaganda, es posible enfrentarse a lo que es en su esencia el Nacionalsocialismo.

En una reciente encuesta los políticos y periodistas ocupaban el escalón más bajo en la credibilidad y conciencia de honradez entre la gente del pueblo. Sabemos que nos mienten, nos engañan siempre al dar razones de sus decisiones, sabemos que la guerra de Irak se hace por motivos que no se indican en la prensa y que no dicen los políticos, sabemos que deben obedecer a financieros y ordenes de multinacionales y grupos de presión que nunca nos explicarán ni saldrán en la prensa, puesto que ésta es propiedad de aquellos mismos grupos financieros.

La gente honrada aborrece cada día más ‘lo político’ como algo sucio e ‘inevitable’, de donde lo más que se puede esperar es que no nos fastidien demasiado. No hay ideales ni nadie cree que los que se presentan a elecciones por esos partidos tengan ideal alguno aparte de mandar y cobrar por ello, enriquecerse y prepararse un suculento futuro en cargos y prebendas.

Hablan de Libertad y de Igualdad pero la gente sabe que no hay libertad para denunciar la financiación ilegal de los partidos o saber sobre los negocios y mandatos de los magnates del Capital, no hay libertad para tener fácilmente 5 hijos, un piso barato y un ambiente decente y limpio en donde vives. Y no hay igualdad entre un necio y un sabio, pero menos aun entre el que posee mil millones y el que debe una hipoteca por 30 años.

Todo son palabras, promesas y declaraciones sobre derechos teóricos pero luego los derechos reales de seguridad, vivir sin ruido y sin basuras, no ser despedido a los 50 años o no ser atracado, poder disfrutar de un arte digno y no tener que obedecer a los magnates del dinero, esos derechos reales no se tienen.

Pues bien, el Nacionalsocialismo es en su base una concepción del mundo que se basa en luchar por los Valores esenciales de Honradez frente corrupción, libertades reales frente al poder del Dinero, Arte y Cultura frente a la basura y locura actual, Ética frente a la decadencia de las costumbres, espiritualidad frente a materialismo, Comunidad popular frente a inmigración masiva y pérdida de la identidad, socialismo económico frente a usura y egoísmo individualista, protección del pueblo frente a mundialismo al servicio del Capital.

Se trata de establecer unos Valores elevados por encima de los Intereses, es así de sencillo. Los detalles políticos pueden ser distintos en cada época y momento, pero lo que no puede aceptarse es que los intereses del dinero y la decadencia moral arrasen todo principio superior y convierta la Comunidad en un mero Mercado de usureros.

Una vez entendida la esencia de lo que plantea el Nacionalsocialismo, podemos tratar de especificar un mayor detalle de algunas de las propuestas esenciales, que no son ni básica ni exclusivamente temas ‘políticos’, pues no es lo ‘político’ lo peor del sistema actual.

Planteamos ante nada la eliminación del poder del dinero, su sumisión al bienestar popular, y para ello planteamos la socialización del crédito, la eliminación de la especulación o la usura, y el fin del anonimato en los negocios (que actualmente es algo generalizado, nadie sabe quienes son los dueños reales de grandes masas financieras y multinacionales).

Planteamos el apoyo al arte y la cultura que eleva el espíritu y mejora al hombre, en vez de la basura repulsiva del llamado arte actual, especie de monstruosidades con títulos rarísimos, montones de chatarra y manchas sin sentido.

Pedimos un espíritu de Comunidad, ayudar a la gente, trabajos comunitarios de ayuda a los necesitados, un estilo de colaboración con los vecinos y los conciudadanos, los campesinos de cada zona, organizados para ayudarse.

La protección del entorno, destruido sistemáticamente por el capitalismo, lo que ha llegado a un extremo tan brutal que solo por ello es preciso cambiar el actual sistema democrático-capitalista, que lleva al mundo hacia ser un estercolero de residuos y naturaleza muerta. Amor a los animales y sensibilidad por la naturaleza, frente a su explotación por el dinero.

El apoyo a nuestras tradiciones e identidad, destruidas totalmente por la desgraciada mundialización, la pseudocultura del ruido y el McDonald, la inmigración masiva, auténtica invasión, y la pérdida del sentido de comunidad y pueblo. Catalunya o España están dejando de existir como identidades para ser solo trozos de un universo de dinero y egoísmos amorfos.

Destrucción del poder del dinero sobre la prensa y la TV, que ha convertido los medios de masa en difusores de basuras infectas, propagandistas de todas las degeneraciones escabrosas, así como propagandistas de los intereses políticos y económicos de la Finanza.

Apoyo a la familia, a tener los hijos deseados y el hogar, cuidar y educar a los hijos en amor y cuidado, frente al ataque a la familia y la idea egoísta de que los niños son una molestia y que lo mejor es sexo y diversión en vez de familia.

Rechazamos este sistema de partidos vendidos a la Banca, que solo se ocupan del voto pero no de apoyar a la gente en sus verdaderas necesidades. Mienten, se venden y solo se preocupan cuando deben comprar el voto en hacer promesas que nunca cumplen. El PP apoya una guerra en Irak que nadie desea y los partidos apoyan una inmigración masiva que nadie apoya ni pide. Los partidos están en deuda con la Banca para pagar sus campañas y todos se cubren en sus estafas y trampas. Hay que acabar con esta política de corruptos.

Pedimos personas honorables, que cuando dan la palabra es como si firmasen ante un notario, gente amable y sin odios, sin agresiones pero sin dejarse avasallar por gánsters y atracadores, que saben defenderse y saben proteger a los necesitados. La justicia actual es un asco, protege al delincuente y hace cobarde al agredido, las prisiones son un basurero de droga y vicios... todo es un asco en esta sociedad actual.

Así podríamos ir desglosando posiciones absolutamente contrarias a las de eso que llamamos sistema democrático y que es solo una plutocracia, o sea un gobierno del Dinero.

Esto es el Nacionalsocialismo, la alternativa radical contra el dinero y el materialismo, por un mundo Bello, Artístico, Sensible y Seguro, libre del dinero y orgulloso de su identidad popular.