La Concepción del Mundo del NacionalSocialismo

I) El Nacionalsocialismo no es en primer lugar un programa teórico o racionalmente representable, sino un movimiento genuinamente nacional; el movimiento de la libertad alemana, impulsado por primigenias fuerzas populares y raciales.

1) El movimiento no puede ser entendido separado de sus líderes vivientes e históricos, particularmente de la personalidad de Adolfo Hitler. Hombres de carne y hueso estimulados por las dificultades, con la finalidad de realizar lo querido por la naturaleza, sostienen el movimiento. Ellos son guiados por la natural intuición certera, en la acción, voluntad, y decisión, y no por una posición racional fijada inequívocamente, o una opinión o teoría preconcebida. Esta cosmovisión nacional debe ser diferenciada esencialmente de la marxista, en cuanto reconoce no sólo el valor de la raza sino también, consecuentemente la importancia de la personalidad, fijando con ello los pilares fundamentales de su estructura total.

2) El Nacionalsocialismo resulta difícilmente representable y comprensible en términos literarios y racionales. El Nacionalsocialismo acude principalmente al instinto nacional del alemán. Los símbolos (la Cruz Svástica, la forma del saludo), son con su penetrante evidencia, de mucho más efecto que todos los fundamentos de la razón. En la simbólica frase de Moeller Van der Bruck: “El Tercer Reich” estaba encerrado desde años al anhelo del joven nacionalismo. La superintelectualizada ciencia debe resignarse ante fenómenos que no pueden definirse en su esencia racional. “El movimiento se conoce recién cuando uno se adhiere a él” (Horst Wagenführ).

3) El programa del movimiento Nacionalsocialista ha sido expuesto por Adolfo Hitler, el 24/02/1920. En el comienzo del programa está la frase: “El programa del NSDAP es un programa a realizar en el tiempo". Esto se complementa con las palabras: Los líderes prometen luchar por la realización de los puntos preestablecidos, sin consideración alguna por el sacrificio de sus vidas.

A) El programa contiene 25 tesis, que en parte representan fines lejanos. Las tesis serán citadas en cuanto sean de naturaleza político económica, en lo que sigue, en el lugar correspondiente.
B) Las tesis han sido comentadas por Gottfried Feder, el pragmático del Partido, actualmente Secretario de Estado en el Ministerio de Economía del Reich. Sobre Gottfried Feder y el Programa, dijo Adolfo Hitler lo siguiente: “La tarea del teórico no consiste en establecer los distintos grados de realización de un asunto, sino establecer el asunto como tal: o sea, que debe preocuparse menos por el camino que por la meta. Por esto, lo decisivo es la validez de principios de una idea y no la dificultad de su realización". “Sus exposiciones fueron, en todas las cuestiones fundamentales, tan exactas, que los mismos críticos, desde el principio, discuten no tanto la validez teórica de las ideas, sino más bien ponen en tela de juicio la posibilidad práctica de su realización. Así, lo que era una debilidad de las explicaciones de Feder, en el concepto de otros, en el mío, constituía su fortaleza”.

4) El Nacionalsocialismo es más que un partido o dogma en el sentido originario de la palabra; es un principio revolucionario creador, un movimiento fluido y de realizaciones fluidas, una fuerza primaria que todo abarca e informa. Las fuerzas verdaderamente creadoras que informan todo el ámbito de la vida, son las fuerzas del entusiasmo.

A) Las fuerzas del entusiasmo no son ajenas al espíritu, como los intelectuales siempre suponen, sino que, por más caóticas e informes que sean, son una disposición elemental del espíritu, que puede ser fácilmente formada y dirigida.
B) La revolución espiritual y anímica abarca, necesariamente todo el ámbito de la vida. Esto significa un cambio en la totalidad de nuestro pensamiento cultural y sentimientos. La superación de la penuria alemana es la tarea, y en ella deben colaborar de la misma manera la cultura, la economía, la política, la enseñanza, la ciencia, etc. En el curso del tiempo, cuando la revolución espiritual y anímica haya finalizado completamente existirá el peligro de que el nacionalsocialismo desemboque más en la forma, el reglamento y la racionalidad. La verdadera creación estará en la juventud revolucionaria.

II) El movimiento Nacionalsocialista extrae sus fuerzas de lo ancestral, de la conciencia de la sangre y de la nacionalidad, de la raza y de la intuición.

1) La cuestión racial es la médula del Nacionalsocialismo. En la raza está preformada la totalidad, la inexorable homogeneidad de un grupo humano; con la toma de conciencia de la raza está para nosotros solucionado el problema del devenir del pueblo y de la constitución del Estado. Los vínculos de sangre fundan una comunidad profunda, como ningún pensamiento puede hacerlo. “Todas las grandes culturas del pasado han sucumbido porque la raza creadora originaria murió por la bastardización de la sangre".

2) El instinto abre el tesoro y el seno materno de todas las fuerzas fértiles y creadoras. Aquí reside la causa de toda fuerza revolucionaria, y con ello, el alumbramiento de la historia. Se debe observar no obstante:

A) La intuición sin una idea informante es ciega. El impulso instintivo significa en sí mismo solamente afirmación y elevación de la vida. Por eso el nacimiento de bienes culturales necesita la información y sugestión de una gran idea.
B) La intuición es, empero, el presupuesto esencial de la disposición para aceptar la idea formativa. En un gran número de intelectuales alemanes faltaba este presupuesto. Ellos estaban intelectualmente bien instruidos y formados, pero carecían de la intuición. Por eso, no pudieron muchos de ellos comprender la gran idea del Nacionalsocialismo. “Los sabihondos son enemigos de los hechos, lo que nosotros precisamos es instinto y voluntad.” (Adolf Hitler).

III) Nacionalsocialismo significa la síntesis del nacionalismo y del socialismo. Esto delimita bien el nombre, la esencia, el contenido, la dirección y el sentido del movimiento.

1) Socialismo significa el ensamblamiento del individuo en la comunidad. Por eso es el Nacionalsocialismo la forma alemana del socialismo, pues cada pueblo tiene su propio socialismo. (Moeller Van der Bruck). El individuo llega a ser, de este modo, un miembro consciente de una elevada comunidad, del pueblo alemán. Él es responsable frente a la totalidad del pueblo alemán, ante su conciencia y con toda su voluntad y su acción. "El socialismo del Tercer Reich es exactamente lo opuesto, a lo que el marxismo ha caracterizado como socialismo”. “Todo pensamiento nacional auténtico es al fin y al cabo de carácter social, es decir, que es un socialista quien está dispuesto a darse totalmente a su pueblo, en tal forma que no conoce realmente un fin mas elevado que el logro del bienestar de ese pueblo; quien ha comprendido nuestro gran himno, "Alemania, Alemania por sobre todo”, tanto que nada está por encima de esta Alemania, pueblo y patria, patria y pueblo.” (Adolf Hitler). “Nosotros no entendemos por socialismo un sentimiento de caridad. Para nosotros no se trata de autorizar hospitales para enfermos o inválidos, o construir manicomios, para ocultar a los ojos del pueblo las víctimas de un desvarío económico. Para nosotros se trata mas bien de erigir un orden económico que haga superfluas esas víctimas. Por eso no parte de la compasión ni de la misericordia, no reparte limosnas ni habla de sumergidos sociales, sino que da derechos y reconoce reclamaciones. No espera el agradecimiento de quien ha recibido un derecho”. (Dr. Goebbels, 14/12/1933).

2) El Nacionalsocialismo creará nuevamente para la totalidad del pueblo alemán no para una clase un espacio vital libre para su desarrollo y poderío. Este socialismo nacional contiene como nota esencial, el rechazo de la internacional y del liberalismo, el retorno a la tradición, la reinstalación de la autoridad, la comunidad como punto de partida fundamental para la consideración total de la vida. La sociedad, la economía y el derecho serán estructurados según los principios de la justicia social. Una enérgica política externa procurará la realización de todas las exigencias en el exterior.

A) El sentido del Nacionalsocialismo no puede definirse mejor que con las palabras de Rosemberg y Moller Van der Bruck: “El N.S.D.A.P. es nacional con el ímpetu total de una nueva experiencia de antigua y oculta esencia, socialista en el reconocimiento de que los que colaboran en la creación y construcción del estado no pueden recibir una limosna social en el mejor de los casos, sino que el Estado como tal, tiene el deber de preocuparse de todo lo que sus miembros puedan necesitar” (Alfred Rosemberg). “En todo caso, creemos que el socialismo alemán, del que hablamos, debe situar su problema en un plano distinto al marxismo; allí donde sea resuelto no para una clase sino para la nación y por la nación misma”. (Moller Van der Bruck).
B) Desde el punto de vista económico procura el nacionalsocialismo una economía que cubra las necesidades. “Las satisfacción de las necesidades es la función de la economía, no la rentabilidad, que hoy, es lo únicamente decisivo para la producción de bienes”. (Gottfried Feder). El Nacionalsocialismo, es primero un hecho y luego una teoría; primero una fe y después un conocimiento; primero una intuición y luego un sistema teórico aprehendible por la razón.