Carlos Horst Alberto Fuldner

Nació en Capital Federal (Buenos Aires) el 16 de diciembre de 1910. Luego viajó a Alemania y se integró a las SS y el NSDAP. Combatió en la División Azul de Franco en el Frente Ruso. Integrante del conglomerado Nacionalsocialista Sofindus en España. A fines de 1944 llega de Berlín como agente secreto del SD en Madrid. Alrededor de 1947 presta servicios en la División Informaciones de la Casa Rosada, la Dirección de Migraciones y la Secretaría de Aeronáutica. Organiza el ingreso clandestino de ex Nacionalsocialistas a la Argentina bajo instrucciones que recibía personalmente de Juan Domingo Perón. Fundó la empresa CAPRI que sirvió de bolsa de trabajo a ex integrantes de las SS y otros Nacionalsocialistas, empleando a Adolf Eichmann. Murió en España en 1992.

Perón y los Alemanes - La verdad sobre el espionaje nazi y los fugitivos del Reich.
Autor: Uki Goñi - Editorial Sudamericana - Buenos Aires - 1998 Página 290.

El libro de Jorge Camarasa "Odessa al Sur" (Editorial Planeta - 1995), cita a Carlos Fuldner en varias páginas: Hablando sobre los vecinos que tenía Erich Priebke en Bariloche, en página 15 escribe: "Sus vecinos eran el ex agente de inteligencia del ejército alemán, Juan Maler; el magistrado y oficial superior de las SS, Max Naumann; el banquero nazi Carlos Fuldner, y el ex gobernador Lantschner". En las páginas 78 y 79, hablando sobre la Comisión Peralta (encabezada por el Director de Migraciones Santiago Peralta, Pablo Diana y el Coronel Enrique González) que permitió el ingreso de muchos jerarcas Nacionalsocialistas: "Aunque la identidad de la mayoría de los miembros de la Comisión sigue siendo todavía un enigma (sus actas fueron quemadas poco antes de la caída del peronismo), tres de ellos han sido individualizados: Jacques de Mahieu, Branko Benzón y Carlos Fuldner." Carlos Fuldner, germano-argentino, es uno de los personajes más interesantes de la Comisión. Había sido capitán de las SS, funcionario de la Presidencia de la Nación y espía en Europa rentado por el gobierno argentino. Como se verá más adelante, se transformaría en empresario y banquero y daría trabajo a Adolf Eichmann y Wilhelm Mohnke (Jefe de la guardia personal de Hitler), entre otros. También sería el inspirador de la Asociación Germano Argentina que presidía Erich Priebke en Bariloche." Sobre la llegada de Adolf Eichmann a la Argentina, en páginas 151/152 dice: "... Eichmann había conseguido trabajo en una gran empresa vinculada con el gobierno peronista. Esta era la Fuldner Bank, y sus oficinas centrales estaban en la Avenida Córdoba 374". La dirigía el germano-argentino Carlos Fuldner, quien había integrado la Comisión Peralta de recepción a los criminales de guerra y poseía un interesante prontuario. Según el Informe CF A.3380 de la Policía Federal, iniciado el 24 de marzo de 1962, en 1953 Fuldner revistaba como funcionario de la Presidencia de la Nación. Nacido en Buenos Aires, de muy chico había sido llevado por sus padres a Alemania donde había sido educado. ... el informe dice textualmente: "... Durante la última guerra mundial fue oficial de las SS, con el grado de Capitán. terminada la guerra fugó a España, logrando volver a nuestro país como ciudadano argentino, suponiéndose que figuró en alguna de las listas de los buscados por el Tribunal de Nüremberg. Posteriormente ingresó como empleado de la Dirección Nacional de Migraciones. Más tarde volvió a Europa a fin de ayudar a partir a la Argentina a los colaboradores del profesor apellidado Tank, permaneciendo en aquel lugar por espacio de un año aproximadamente, enviándole fondos la Secretaría de Aeronáutica y la División de Informaciones de la Presidencia de la Nación, creyéndose que logró cumplir su propósito, ingresando también al país con su mediación muchas personas que no eran colaboradores del mencionado profesor..." Pero Fuldner no sólo era banquero, agente de la inteligencia peronista creada por Rudi Freude y miembro conspicuo de la Comisión Peralta: También era contratista del Estado, y desde esa perspectiva tenía una excelente cobertura para dar abrigo a otros "criminales de guerra". Además de la Fuldner Bank había creado otra empresa llamada CAPRI que operaba contratada por Obras Sanitarias de la Nación en la explotación de recursos hidráulicos. En ella pronto consiguió trabajo Eichmann-Klement. En la página 232, bajo el título "Odessa en la Argentina": En CAPRI, la empresa de Carlos Fuldner que operaba en Tucumán, encontraron empleo y refugio Adolf Eichmann, Wilhelm Mohnke y Augusto Siebrecht, el Nacionalsocialista amigo de Perón que había sido expulsado de Chile." En página 318: "La documentación existente, desordenada y dispersa pero abundante, prueba que en la Argentina - y en menor medida en otros países de América del Sur, casi siempre después de haber pasado por Buenos Aires - estuvieron Joseph Mengele, Adolf Eichmann, Joseph Schwamberger, Walter Kutschmann, Klaus Barbie, Gustav Wagner, Franz Röstel, Walter Rauff, Friedrich Schwend, Gerhard Bohne, Franz Stangl, Ante Pavelic, Herbert Cuckurs, Jacques de Mahieu, Vkekoslav Vrancic, Ludolf von Alvensleben, Hans Rudel, Andreas Riphagen, Eduard Roschmann, Carlos Fuldner, Erich Priebke, Jan Olij Hottenot, Jan Durcansky, Vojteh Hora, Wilhelm Sassen, Constantin von Groman, Hans Fishboeck, Ivan Asancaic, Wilhelm Mohnke, Branco Benzon, Vlado Svencen, Oliverio Mondrelle, Milo de Bogetic, Abraham Kipp, Auguste Ricord, Otto Skorzeny y tantos otros."

Sobre una denuncia hecha por un ex director de alemán del colegio Primo Capraro, en Bariloche (colegio que controlaba la Asociación Cultural Germano Argentina cuyo Presidente era Erich Priebke), sobre los miembros de la colectividad alemana, en página 320 dice: "Según la denuncia, la Asociación Cultural Germano Argentina de Bariloche había sido impulsada por Carlos Fuldner, el dueño de CAPRI y protector al menos de Adolf Eichmann, August Siebrecht y Wilhelm Mohnke, y concebida como una cobertura institucional para los nazis llegados a la Argentina. El propio denunciante afirmaba que su propia incorporación a la ACGA había sido saludada con un "¡Willkomen in der Wehrmacht!" ("¡Bienvenido al Ejército!").